Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
SOCIEDAD

Desde Michael Caine a Joan Crawford, ¿Porqué los artistas cambian sus nombres?

Para ocultar su procedencia, para facilitar su camino al estrellato, para que sonaran más bonitos o por simplifica, las causas pueden provocar sonrisa o sorpresa

Premio honorífico de la Academia del Cine Europeo para Michael Caine.

Premio honorífico de la Academia del Cine Europeo para Michael Caine.

REUTERS
25/07/2016 a las 11:53
  • AGENCIAS . MADRID
Para ocultar su procedencia, para facilitar su camino al estrellato, para que sonaran más bonitos o por simplificar, muchos actores y artistas han cambiado sus nombres a lo largo de la historia del cine y del espectáculo.

Las causas pueden provocar sonrisa o sorpresa pero todas tienen un porqué.

El conocido actor británico Michael Caine nació hace 83 años con el nombre de Maurice Micklewhite. Michael Caine es por tanto su nombre artístico, como se le conoce en todo el mundo, salvo sus más allegados. La cuestión es que la guerra global contra el terrorismo y el hecho de que en su pasaporte figurara lógicamente su verdadero nombre y no conocido por todo el mundo, le ha supuesto tantos inconvenientes que al final ha optado por eliminar su apellido paterno y el nombre que le dieron sus progenitores para asumir ya legalmente que Michael Caine es su nombre oficial.

En Estados Unidos hay una larga lista de artistas judíos que cambiaron sus nombres y apellidos para encajar en el sistema de la estrella WASP, siglas de origen protestante y que significan White Anglo-Saxon Protestant. Es el acrónimo inglés de "Blanco, angosajón y protestante". Jon Steward (Leibowitz), Winona Ryder (Horowitz), Gene Simmons (Chaim Witz) son algunos de estos artistas que cambiaron sus nombres reales por otros que parecieron a sus estudios o representantes más adecuados al sistema.

Algún cambio de nombre llegó incluso a ser objeto de votación. Glamourpuss Lucille LeSueur nadie sabe quien es pero terminó siendo mundialmente famosa bajo el nombre de Joan Crawford. El nombre fue consecuencia de un concurso público que patrocinó el estudio de cine MGM.

Algunos otros han tenido que cambiarse el nombre por coincidir con otro personaje más famoso y reconocido aún. Tal es el caso del actor Albert Brooks, quien se apellidaba legalmente Einstein y claro, coincidir en nombre con el genio del siglo, era demasiado. Diane Keaton tuvo que renunciar a su nombre (Diane Hall) porque figuraba en el Sindicato de Actores y optó por el apellido de soltera de su madre. Michael Keaton, que en realidad se llamaba como el también actor Michael Douglas, escogió su apellido artístico en honor precisamente a la actriz Diane Keaton.
Lo curioso es que el propio Michael Douglas, ni siquiera era dueño de su nombre. Su padre conocido como Kirk Douglas era en realidad Issur Danielovitch Demsky, nacido en Amsterdan en el seno de una familia de judíos rusos. Nada menos apropiado para el Hollywood de la época y el espíritu 100% americano.

La lista de cambio de nombres es inmensa. De hecho, quizá existan más artistas cuyo nombre real desconocemos que son artistas con "dos nombres". La fama cuesta y a veces pasa por aparcar tu nombre de cuna y quizá muchas más cosas.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra