Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
NAVARRA

Regulaciones de 2011 afectan ya a dos mil trabajadores en 2012

  • Sin embargo, los afectados por un ERE se han reducido un 65,5% desde el 2009

0
Actualizada 09/09/2011 a las 00:01
  • I.CASTILLO . PAMPLONA

Más de dos mil trabajadores están afectados ya por un expediente de regulación para 2012. Son EREs aprobados durante este año pero con vigencia hasta el próximo. En concreto, son 2.006 los empleados afectados, una cifra importante según Ignacio Catalán, director provincial del Servicio Público de Empleo Estatal. Sin embargo, las cifras denotan cierta mejoría. Así el número de trabajadores bajo un expediente de regulación ha descendido un 65,6% desde 2009, el año más crítico en este sentido.

Los afectados por un expediente de regulación para 2012 proceden de una de las 625 empresas a las que se les aprobó un expediente este año con 8.183 afectados, cifra que alcanzó las 777 que recibieron la aprobación de la regulación por el Gobierno de Navarra en 2010. Este año fueron 17.475 los trabajadores afectados. Un año más allá, en 2009, fueron 758 las empresas que solicitaron y recibieron el visto bueno para aplicar un ERE a 23.730 trabajadores.

Aunque la cifra de empresas que han solicitado un expediente de regulación también se ha ido reduciendo, aunque de forma más tímida que el número de trabajadores afectados, sí se han visto ampliados los expedientes de reducción de jornada. Han pasado de 28 en 2009, a 33 en 2010, y a 53 ya en 2011. En este caso, los empleados afectados han sido, respectivamente, 241, 218, y 337. "Se trata de casos que reducen la jornada de sus trabajadores en un 50%. No es una cifra significativa respecto del total pero esta cifra ha ido en aumento", indicó Ignacio Catalán.

Sin embargo, el director provincial del Servicio Público de Empleo Estatal señaló que se debe diferenciar entre los trabajadores afectados por un expediente de regulación y los que finalmente activan su derecho de acogerse a la prestación por desempleo. "A la empresa se le aprueba el expediente por el número de trabajadores que solicita, sin embargo luego en cada uno de ellos incurren diferentes circunstancias", explicó Catalán.

La mitad activan el derecho

Por ejemplo, en el mes de julio, 5.476 trabajadores estaban afectados por un expediente de regulación. Menos de la mitad, 2.015, activaron su derecho a la prestación. Ignacio Catalán indicó que, aunque la casuística es muy variada, se pueden dar tres supuestos. "La empresa tiene un expediente autorizado pero no todos los empleados están afectados. Otra es que el expediente se prolonga durante pocos días y el trabajador no quiere abrir el proceso. Y tres que el trabajador esté afectado, quiera abrir el derecho pero no haya cotizado por el tiempo mínimo, que son 12 meses que dan derecho a cobrar desempleo durante 4 meses", comentó.

Esta diferencia entre trabajadores afectados y aquellos que realmente abren el derecho al cobro de una prestación demuestra, según Catalán, que la situación de 2009 fue muy crítica sobre todo en los tres primeros meses. "En estos meses, enero, febrero y marzo, casi todos los trabajadores afectados se acogían a la prestación. No había diferencias. Sin embargo, a partir de esa fecha la diferencia se fue haciendo muy importante. Así continuó durante el resto de 2009, 2010 y se mantiene en 2011", añadió.

Capitalización del desempleo

Catalán prefiere no valorar esta situación pero indica que las situaciones que tienen que ver son muy variadas. "El empresario puede pedir el expediente pero tiene carga de trabajo para parte de la plantilla por lo que estos trabajadores ya no van a solicitar la prestación. O porque el trabajador sabe que va a estar pocos días y no quiere iniciar la tramitación. Una vez se abre el derecho, todo el tiempo cotizado se aplica a este derecho. Entonces puede darse la posibilidad de que un trabajador no agote ese derecho pero empiece a cotizar por otro nuevo y a la vez, a lo largo de unos meses y unos años, tiene abiertos dos derechos diferentes. Si se vuelve a dar una situación complicada en el trabajo, el empleado deberá elegir entre el derecho antiguo, que en parte ya ha agotado, o el nuevo que abrió en 2009 o 2010 con quizás otras bases de cotización", señaló Catalán.

El director provincial del Servicio Público de Empleo Estatal indicó que la reducción del número de expedientes de regulación y de trabajadores afectados es un dato. "De 23.730 en 2009, hemos pasado en 2011 a 8.183. Se ha reducido en dos tercios", apuntó. Sin embargo, Ignacio Catalán señaló que existen otros datos, que desde las oficinas de empleo se consideran importantes, y que denotarían una cierta mejoría. "Hay una mayor capitalización del desempleo. El trabajador que pierde su empleo arriesga su capital porque quiere emprender una actividad económica. Es muy importante ya que eso denota que el que hace esto tiene unas sensaciones, y confía en el mercado. Piensa que tendrá una potencial clientela y unas expectativas de crecimiento en su actividad", destacó.

DETALLES

1 Expedientes por trabajador. Las cargas de trabajo son los expedientes de desempleo que resuelve al día un trabajador del SPEE. La media no debería estar por encima de los 900 expedientes al año. Esto fue así en 2006 (790), en 2007 (698), y en 2008 (770). Sin embargo, la situación cambió de forma drástica en 2009, con 1.431 expedientes por trabajador, cuando trabajaban 90 personas. En 2010, esta cifra se incrementó a 1.545 con 112 trabajadores. En este año, se registró la cifra récord de 233.000 expedientes. Y en 2011, llevan 1.369 expedientes cada uno de los 104 empleados.

2 Tramitados mes a mes. Mientras de 2005 a 2008, el número de expedientes tramitados osciló de 4.989 a 6.636, de nuevo estas cifras se dispararon en 2009 con 17.835 expedientes al mes. Éstas pasaron a 19.454 en 2010, y en 2011, se llevan 13.941 al mes de media.

3 Tiempo de tramitación. Las reanudaciones de prestaciones de derecho representan un número importante de las tramitaciones que se llevan a cargo en las oficinas de empleo. Una reanudación cuesta entre 5 y 6 minutos, mientras que un alta nueva el tiempo se eleva a los 8 o 9 minutos.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual