Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
NAVARRA

Navarra revisará la gratuidad de los libros de texto para 2012

  • El consejero se reunirá para debatir los cambios y apuesta por ayudas según las rentas

0
Actualizada 29/08/2011 a las 00:03
  • SONSOLES ECHAVARREN . PAMPLONA .

El departamento de Educación del Gobierno de Navarra prevé revisar y corregir la Ley de Gratuidad de Libros de texto de cara al curso 2012-2013. El consejero del ramo, José Iribas, considera que el actual sistema de préstamo no beneficia a las familias más desfavorecidas (ya que tienen que comprar los cuadernillos) y que no todo el mundo "necesita ni quiere" los libros gratis. Pero de momento, este curso la gratuidad sigue adelante. Y en septiembre todos los alumnos de Primaria y ESO (6-16 años) disfrutarán, si lo desean, de textos gratuitos. Este es el primer curso en el que los manuales no costarán dinero a ninguna de las familias de los cerca de 63.000 alumnos de los niveles obligatorios y se cierra así el programa de gratuidad que comenzó a implantarse en el curso 2008-2009.

Iribas se reunirá en las próximas semanas con directores de colegios e institutos públicos, federaciones de padres, editoriales y fuerzas políticas para revisar la normativa y tomar "una decisión consensuada". "Habría que sustituir el préstamo para todos por ayudas económicas según las rentas", dice Iribas. La gratuidad, en ningún caso, beneficiará a los alumnos de Infantil (3-6 años) y Bachillerato (16-18), ya que no se trata de niveles obligatorios.

Los nuevos alumnos que se benefician este año de la gratuidad, y los últimos en hacerlo, son los escolares de 1º y 2º de Primaria (6-7 años). En su caso, estrenarán libros nuevos, que tendrán que cambiarse cada curso, pues se trata de manuales en los que hay que escribir y que no pueden ser reutilizados. "Van a suponer un coste muy elevado", apunta el presidente de ADIPNA (asociación de colegios públicos de castellano y euskera), Juan Carlos Turumbay, director del CP San Miguel de Noáin.

Los responsables de centros públicos y concertados ya pidieron al Departamento de Educación en enero de 2010 que cambiara el sistema de préstamo por las ayudas directas. Consideraban que el sistema actual tiene consecuencias negativas desde un punto de vista económico, pedagógico y organizativo. Sin embargo, en su día, Educación decidió no modificar el sistema. "Hay que tomar una decisión en función del interés superior del alumno", insiste Iribas. Y añade que se deberían utilizar los recursos que "se puedan ahorrar de una futura reforma" en "ayudas directas a las familias que lo necesiten, según sus rentas".

Préstamo cada cuatro años

La Ley de Gratuidad de Libros de Texto, promovida por Izquierda Unida (IU), se puso en marcha en el curso 2008-2009 y paulatinamente se han ido incorporando todos los cursos de Primaria y ESO. La normativa contempla el sistema de préstamo. Es decir, los alumnos pueden utilizar los manuales (que no son suyos) y los deben pasar a otros compañeros al siguiente curso, durante cuatro años, cuando se reponen. Aunque en el caso de que los libros se rompan o deterioren, habría que sustituirlos antes. En ese caso, son los padres los que deben abonar esa cantidad.

Los docentes critican que, en contra de lo que puede parece, el sistema de gratuidad ha generado desigualdades sociales. El hecho de que sólo se financie el libro de texto pero no el material complementario hace que las familias deban comprarlo. Con el sistema de becas anterior, añaden, eso no ocurría porque el dinero cubría libros y cuadernillos.

Docentes y padres coinciden además en que el préstamo no es bueno desde el punto de vista pedagógico. "El libro es una herramienta básica para el profesor en el trabajo del aula. Con el préstamo, no se puede subrayar ni hacer anotaciones. Eso retrasa el trabajo en el aula y el estudio en casa". Muchos profesores, sobre todo de Lengua y Geografía, continúan, deben hacer fotocopias de los propios libros para que los alumnos subrayen y anoten, "lo que aumenta el gasto en fotocopias". José Iribas también está de acuerdo con ellos. "El subrayado y hacer anotaciones al margen es importante en muchas materias", considera.

Los directores se quejan también de que el préstamo genera mucho trabajo en los centros a comienzo y final de curso. Los profesores y equipos directivos deben revisar los libros utilizados, clasificar los que sirven y los que no y notificar a las familias que deben restituir los libros.

Centros de euskera no encuentran manuales con el currículo foral

Los colegios e institutos del modelo D (euskera) y las ikastolas concertadas se están encontrando con un problema de cara al nuevo curso escolar: tienen dificultades para encontrar libros de texto de la asignatura de Conocimiento del Medio que "respeten" el currículo foral y no "distorsionen" la realidad de Navarra. El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) dio la razón el pasado mayo al Departamento de Educación del Gobierno de Navarra en su enfrentamiento con las editoriales y finalmente no se financiarán con dinero público los manuales que hablen de Euskal Herria. Además, Educación controlará que no se utilicen estos libros, aunque los compren las propias familias. Al menos, 24 colegios públicos del modelo D y siete ikastolas concertadas utilizan manuales de estas editoriales (Ikasmina/ SM, Giltza, Erein, Ibaizabal y Elkar).

El presidente de NIZE, (asociación de colegios públicos del modelo D), Iñaki Andueza, rechaza la medida. "Se utiliza el término de Euskal Herria desde un punto de vista cultural, no administrativo. No compartimos que estos libros tengan que estar fuera de la gratuidad", insiste Andueza, director del CP Alaitz, de Barañáin.

En opinión de NIZE, es "difícil" encontrar editoriales que no utilicen el término de Euskal Herria. "Por eso, muchos centros siguen utilizando los materiales que se empleaban hasta ahora, aunque tienen que pagarlos los padres. Nos parece discriminatorio". Andueza insiste en que el "problema" se da "sólo" en algunos temas de la asignatura de Conocimiento del Medio. "Los que tratan de Geografía, al hablar de los montes, los ríos... Pero siempre se habla de Euskal Herria como un conjunto cultural, por la lengua, las costumbres..."

La Administración educativa foral decidió hace año y medio no financiar la compra de libros que no respetaran el currículo foral. Las editoriales afectadas presentaron un recurso en los tribunales navarros. Finalmente, los jueces dieron la razón a Educación que hará el "seguimiento oportuno" para que se cumpla la ley.

El 5% prefieren tener libros propios

Alrededor del 5% de las familias con hijos matriculados en los cursos que se benefician de la gratuidad suelen renunciar a los libros gratis y prefieren comprar sus propios manuales. Sin embargo, los directores de los centros aseguran que los escolares que utilizan libros propios son más. "No todos renuncian. Algunos aceptan los libros gratis pero luego tienen otro juego propio para poder subrayar. Pero ese número de alumnos no está contabilizado de manera oficial. En cualquier caso, se superaría el 5%", considera el presidente de ADPINA (asociación de colegios públicos de castellano e inglés), Juan Carlos Turumbay, director del CP San Miguel de Noáin. Esta tendencia, añade, podría aumentar a partir de este curso, que ya es el cuarto en que se prestan los manuales porque mucha familias no querrán libros "tan usados". "Aunque los alumnos han aprendido a respetar un material que no es suyo".

CLAVES

1 Sistema de préstamo. Es el utilizado en Navarra desde el curso 2008-2009. Los centros compran, en la mayoría de los casos, los libros y los reparten a los alumnos el primer día de clase. Educación abona después el dinero a los centros. Los manuales se renuevan cada cuatro años (los de 1º y 2º de Primaria se cambian anualmente).

2 Libros para todos. Todos los alumnos de Primaria y ESO (6-16 años) se benefician de la medida. No hay ningún límite de renta, como ocurría antes de las becas.

10% DE LOS LIBROS, DETERIRADOS 9 de cada 10 libros prestados pueden utilizarse de un curso para otro.

3 Hasta 232 euros. Es la cantidad que concede Educación para los libros de un alumno de ESO. Para los de Primaria, la cifra se reduce a 133 euros. En el caso de que los libros elegidos por el centro sean más caros, los padres deben pagar la diferencia. Si son más baratos, ese dinero se destina para que el centro compre materiales.

4 Los cuadernillos se pagan. Los cuadernillos de ejercicios que se utilizan en muchas asignaturas no entran en el programa de gratuidad, por lo que las familias deben abonarlos. Muchos padres se quejan de que las editoriales han subido el precio (80 euros). Las federaciones de padres, por este y otros motivos, están en contra del préstamo de libros.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual