Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
NACIONAL

Mariano Rajoy recorta también el Gobierno y lo deja en trece carteras

  • Rajoy juró el cargo ante un crucifijo, un facsímil de la Constitución y un ejemplar de la Biblia del siglo XVIII

0
Actualizada 22/12/2011 a las 00:04
  • COLPISA Y EFE. MADRID

Mariano Rajoy pidió una última aclaración al responsable de protocolo del acto y se situó en uno de los extremos del Salón de Audiencias de la Zarzuela. En el otro aguardaban los Reyes, testigos de su juramento como presidente del Gobierno del Reino de España.

Rajoy, con gesto sereno, juró su cargo a las 11.03 horas. Lo hizo frente a un crucifijo, un facsímil de la Constitución y un ejemplar de la Biblia del siglo XVIII, abierto por una de las páginas del Libro de Números.

«Juro fielmente cumplir con mis obligaciones como presidente del Gobierno con lealtad al Rey y a la Constitución, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado», afirmó ante el artículo 99 de la Carta Magna, el relativo al nombramiento del presidente del Gobierno.

Añadió, sin apartar la vista del texto, que se comprometía a «mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado».

Rajoy conversó con don Juan Carlos de espaldas a los informadores para que no pudiera leerse sus labios. Por la tarde volvería al Palacio de la Zarzuela para comunicar al Rey la composición de su Gobierno, que hace el número 38 en la etapa democrática, a través de las presidencias de Adolfo Suárez, Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y Rodríguez Zapatero.

Mariano Rajoy ha conformado un Gabinete con trece ministros, de manera que será el más reducido de la democracia, con un miembro menos que los que tuvo el Gobierno de José María Aznar de 1996, hasta ayer el menor de esta etapa.

El recorte en departamentos se produce por la supresión de una vicepresidencia respecto al último Gobierno de Zapatero. Además, Presidencia se incorpora a la vicepresidencia primera, que ocupa Soraya Sáenz de Santamaría, quien también ejercerá como ministra portavoz.

El área de economía

Se reorganiza el área económica, con Cristóbal Montoro como titular de Hacienda y Administraciones Públicas, y Luis de Guindos queda como responsable de Economía y Competitividad.

Con Soraya Sáenz de Santamaría como vicepresidenta y Alberto Ruiz Gallardón, los dos ministros del área económica integran la clave del Consejo de Ministros.

Rajoy ha mantenido un titular dedicado al mundo laboral, que ya no se llamará de Trabajo, sino de Empleo y Seguridad Social, a cargo de Fátima Báñez. Y si Zapatero contaba con un Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Mariano Rajoy lo llama Ministerio de Industria, Energía y Turismo, bajo responsabilidad de José Manuel Soria.

Se completan las competencias económicas con un nuevo ministerio de Agricultura, a cargo de Miguel Arias Cañete, que incluye además Alimentación y Medio Ambiente y que toma el relevo a la cartera socialista de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

Cultura desaparece como departamento único y se integra en uno nuevo de Educación, Cultura y Deporte, cuyo titular es José Ignacio Wert.

Los demás ministerios siguen el esquema clásico. En total, trece departamentos contando la Vicepresidencia, lo que da el Gobierno más corto. Era el único recorte al que no se refirió Rajoy en el discurso de investidura.

González Pons, el gran derrotado de las quinielas

De las decenas de candidatos con que se especuló hay un nombre repetido en casi todas las quinielas y que ha sido excluido por Rajoy. Se le puede considerar el gran perdedor. Se trata de Esteban González Pons, portavoz nacional del PP y bestia negra de los socialistas, a quienes atacó con saña, como principal ariete opositor.

No sólo no será ministro sino que tampoco puede ser ya portavoz en el Congreso, puesto que recayó en Alfonso Alonso.

En las quinielas por la cartera de Economía sonaron muchos nombres, pero lo cierto es que no se sabe si realmente Rajoy tuvo en mente otro nombre distinto al de Luis de Guindos.

Entre los reiterados estaban Jaime Caruana, Josep Piqué, José Manuel González-Páramo o Rodrigo Rato.

Un tercer grupo los formaban jóvenes promesas que aunque no serán ministros es más que probable que todos, o casi todos, acaben como altos cargos en el Ejecutivo. En este colectivo están Álvaro Nadal, José Luis Ayllón, Jorge Moragas, José María Lasalle, Elvira Rodríguez, e, incluso, Lucía Figar.

En las listas también gotearon con menos insistencia nombres de "clásicos" como Trillo, Manuel Pizarro o Arturo García Tizón.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra