Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
NAVARRA

Los "riesgos ocultos" de ríos y embalses

  • No poder ver el fondo, irregular, cambiante y desconocido, es el principal peligro

0
Actualizada 24/08/2011 a las 00:01
  • RUBÉN ELIZARI . PAMPLONA

Los fondos irregulares, de profundidades variables y siempre invisibles para los ojos de los bañistas constituyen principal peligro al refrescarse en espacios naturales como ríos, embalses o presas. Así lo considera Alberto Garde Sesma, responsable del Grupo de Rescate Acuático de Bomberos de Navarra. Además, y ante el hecho de que los dos últimos ahogados no supieran nadar, apela a la responsabilidad individual y a la prevención como piezas claves para evitar ahogamientos, como los ocurridos en Eugi y Peralta, donde murieron dos jóvenes de 17 y 28 años respectivamente. En este último caso, el fallecido, padre de dos niñas y afincado en Peralta desde hacía 6 años, se hundió en una poza mientras se bañaba con tres amigos más y no pudo salir. "También es necesario bañarse en buenas condiciones. Esto significa respetar los tiempos de digestión, y por supuesto, sin haber consumido ningún tipo de sustancia", advierte Garde.

Pero incluso para los expertos nadadores bañarse en un río conlleva un sinfín de riesgos por las constantes variaciones en la orografía del terreno. Los diferentes cambios de caudal que experimentan los ríos, bien de forma natural por las lluvias o bien de forma artificial por la apertura de puertas de un embalse, hacen que el fondo de los ríos se encuentren siempre en movimiento. Por eso, otras prácticas que algunos jóvenes suelen hacer durante el verano, como saltar desde un puente o un lugar elevado, a una poza sin saber antes cuál es la profundidad exacta se convierte en una temeridad: "Es como jugar a la ruleta rusa. Donde el año pasado no había una roca, éste puede haberlo. Lo mejor es siempre comprobarlo", explica Alberto Garde. Además, en el fondo de algunos ríos o embalses, como sucede en el caso de Yesa, hay una gran acumulación de lodo y fango donde los bañistas inexpertos corren el riesgo de quedarse "clavados". Asimismo, en estos lugares es muy sencillo encontrarse con árboles sumergidos, que para el bañista son invisibles, pero en los que resulta muy sencillo quedar enganchado. Antonio Aretxabala Díez, profesor de Geotécnica de la Universidad de Navarra, también apela a la responsabilidad de cada uno: "El 90% de los ahogamientos en zonas naturales se debe al desconocimiento del medio más que la geología".

Jóvenes, inmigrantes y en zonas habituales de baño natural

En lo que va de año han muerto ahogadas en Navarra seis personas. Más de la mitad corresponden a un mismo perfil: joven, inmigrante y con pocos o ningún conocimiento de natación. Varias fuentes advierten de un incremento de sucesos de este colectivo en zonas de baño naturales: "Tradicionalmente, quienes ocupaban los ríos y embalses durante el verano eran los vecinos de las localidades donde estaban ubicados, pero con la proliferación y construcción de instalaciones deportivas y de piscinas en Navarra, se han ido trasladando a estas zonas de baño reguladas. El espacio que dejaron los autóctonos lo ocuparon los inmigrantes", explican. "Los ríos son naturaleza, y como naturaleza, son imprevisibles y hay que tomar todo tipo de precauciones. Por eso, si no se sabe nadar, lo mejor y lo más cauto es mantenerse alejado del río para evitar cualquier tipo de problema".

AHOGADOS EN 2011

En lo que va de año seis personas han muerto ahogadas en zonas de baño natural en Navarra.

1 Marzo. El Grupo de Rescate Acuático recuperó en el río Arga a su paso por Echauri el cuerpo de un joven ecuatoriano de 18 desaparecido desde el 26 de diciembre.

2 Abril. Un joven marroquí de 17 años se ahogó en la presa del río Ega en San Adrián. Apenas sabía nadar.

3 Mayo. Un vecino de Burlada de 53 años, y de nacionalidad ecuatoriana, se ahogó en el río Ebro a su paso por Tudela cuando fue a pescar. Sabía nadar.

4 Julio. Un joven de 23 años, vecino de Yesa, se ahogó en el embalse mientras nadaba.

5 Agosto. Un vecino de Pamplona de 17 años murió ahogado cuando se bañaba con varios amigos en el embalse de Eugi. No sabía nadar.

6 Agosto. Un joven ecuatoriano de 28 años, padre de dos hijos, se ahogó en el río Arga a su paso por Peralta. No sabía nadar.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual