Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
DEPORTES

Los navarros con más fondo

  • Los cuatro atletas suman en total 47.850 kilómetros; el ciclista Imanol Erviti hizo la temporada pasada 32.600 km

0
Actualizada 01/11/2011 a las 01:03
  • JOSÉ MIGUEL SÁNCHEZ . PAMPLONA

El traqueteo de la cadena de la bici acompaña a Imanol Erviti Olla (Pamplona, 1983) a cada kilómetro. Los 365 días del año. Haga frío, llueva, nieve o esté cayendo un sol infernal. Su cuentakilómetros se lleva palizas que no cuentan los de los demás. El ciclista del Movistar Team se metió entre pecho y espalda el año pasado 32.600 kilómetros, la misma distancia que hay entre Pamplona y Moscú, multiplicada por ocho. Casi como trazar la circunferencia de la Tierra por el ecuador, que mide cerca de 40.000 kilómetros. "Soy un poco cabezón", reconoce Erviti, "me gusta entrenar bastante". En su casa guarda un ordenador donde lo almacena todo. El número de kilómetros recorridos, la cadencia de la pedalada, la velocidad media, el pulso cada dos segundos... Su cuentakilómetros envía la información mediante infrarrojos y todo queda almacenado. "Me gusta ser metódico, siempre viene bien llevar una referencia". En esos 32.600 kilómetros se almacenan como en un diario las jornadas de entrenamiento, las miserias, las carreteras llenas de lluvia y los momentos más dulces. En un entrenamiento, puede ir hasta Erro, Mezquiritz, Valcarlos y volver por Francia hasta Larrau. "Y vuelves tostao", bromea Erviti. Este año, el ciclista navarro ha corrido la Vuelta a Murcia, la Paris-Roubaix, la Dauphiné, el Tour de Francia, la Clásica de San Sebastián, la Vuelta a España, el Mundial de pista y el Giro de Lombardia, entre otras pruebas. Como él, otros muchos deportistas navarros le piden a su cuerpo un poquito más, un esfuerzo, seguir aguantando para alimentar la pasión por un deporte que les mantiene vivos.

La lucha contra uno mismo

Zambullido en el silencio de las piscinas del Club Natación Sierra Oeste de Madrid ordena sus pensamientos Javier Caballero Casanova (Pamplona, 1995), bronce en los 200 metros libres del pasado Campeonato de España Infantil, subcampeón en julio de 2008 en 100 metros libres y bronce en 2009. Su esfuerzo es una lucha bajo el agua y contra el crono seis días a la semana. Caballero hace unos 50.000 largos al año en piscina de 25 metros. O lo que es lo mismo, 1.250 kilómetros. La distancia que hay a nado entre Cádiz y Las Palmas de Gran Canaria. "Hay que decirse a uno mismo que puedes hacerlo, que lo vas a conseguir, superarte día a día y estar siempre dispuesto a intentarlo, aunque no te encuentres en muy buena forma física", cuenta el nadador, cuya distancia más larga recorrida a nado y sin parar en carrera ha sido de 2 kilómetros y medio en el pleno mar, luchando contra las olas. Su cifra máxima en un entrenamiento ronda los 13 kilómetros, separados en dos sesiones, una por la mañana y otra por la tarde.

Las piernas de Javier Sanz Alemán (Pamplona, 1989) se mueven al compás de sus pulmones. Plata en los 200 metros de pista cubierta en 2010 y campeón de España de 200 metros al aire libre en 2008, la suya no es tanto una lucha contra el kilómetro sino contra los segundos. Alterna las tardes de carrera con el sudor del gimnasio. "Mi cifra es poco llamativa...", dice con alguna reticencia antes de soltar su tres dígitos. "700 kilómetros al año". La distancia que separa Pamplona de Mérida, a esprint. "Entrenando desconecto de la vida diaria, cambio de aires, me lo paso bien y hago un poco de deporte. Lo que pasa es que nosotros hacemos tanto ejercicio que deja de ser salud. Muchos días, los atletas sufrimos", explica Sanz, que entrena seis días a la semana y el domingo hace un hueco para su otra pasión, el surf. "Voy a Zarautz. Y me encanta", desvela Sanz.

La lucha de Ana Casares Polo (Pamplona, 1971) engloba a las tres disciplinas. Ella se sube a la bicicleta, nada y corre. Una triatleta todoterreno, que ha ganado 13 campeonatos navarros y 3 españoles en los últimos diez años. Una deportista total. En los años en los que se prepara para hacer un ironman(3.800 metros a nado, 180 kilómetros en bici y 42 kilómetros corriendo), Casares puede llegar a hacer 13.300 kilómetros en la suma de las tres modalidades. La distancia que hay entre Las Palmas de Gran Canaria y Singapur. 10.000 km sobre la bicicleta, 3.000 km corriendo y 300 km bajo el agua. "Para mí, entrenar es mi rato", cuenta la triatleta, "pensar en mis cosas, centrarme en lo que tengo que entrenar y olvidarme un poco de todo. Disfrutar con lo que hago". Sus músculos están acostumbrados a cualquier esfuerzo. Y el uno le complementa al otro. "Nunca dejo de lado ninguna de las tres disciplinas. Y si hago una maratón, estoy 10 días sin correr y cojo la bici. Me evita lesiones y descanso", aconseja Casares.

Juntos, los cuatro deportistas navarros pueden llegar a recorrer 47.850 kilómetros en una temporada. Más de una vuelta al Mundo completa. Casi nada.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra