Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
PAMPLONA

Los contrastes de Pamplona de lunes a domingo

  • Siete días y dos imágenes. Un recorrido por Pamplona permite comprobar cómo la ciudad "descansa" el sábado y "duerme" el domingo tras la vorágine de los días laborables.

0
Actualizada 11/12/2011 a las 01:05
  • A.GURBINDO/N.GORBEA . PAMPLONA

CAMINAR por Pamplona es sinónimo de variedad en función de la hora. También influye qué día señale el calendario, la temperatura y la estación en la que nos encontremos. Sin embargo, hay una constante que estos meses se repite: la cantidad de vehículos que circulan por vías y rondas de la capital navarra.

De lunes a viernes el tráfico se triplica respecto al fin de semana, especialmente en horas punta. Éstas se concentran al amanecer al ir a trabajar, a la salida del colegio, y al volver a casa por la tarde. Sin embargo, el domingo, la imagen de caos, prisa y nervios desaparece. La ciudad también "descansa" de la vorágine semanal de prisas y rutinas. En concreto, la avenida Baja Navarra es una de las vías que "presume" de tener una de las mayores afluencias de tráfico. Según los datos que recoge Policía Municipal de Pamplona, entre las 8 y las 10 de la mañana de un día laborable pasan por ella más de 200 vehículos cada 15 minutos. Es decir, entre esas dos horas, la atraviesan más de 1.600 coches. O lo que es lo mismo, cada 4 segundos pasa uno. Por contra, el fin de semana el aforo del tráfico se reduce a menos de la mitad.

La rotonda de Biurdana es otro de los puntos clave en cuestión de afluencia de vehículos. En ella, la circulación se triplica, con una media de 640 vehículos los domingos (entre las 8 y las 10 horas) y de 2.000 los días laborables. El caso de la calle Monjardín, con los colegios Jesuitas, Liceo de Monjardín, José Vila y la cercanía de la Universidad Pública de Navarra, es un claro ejemplo del movimiento estudiantil. El punto álgido de este paso se sitúa entre las 8.45 y las 9 horas. Mientras que de lunes a viernes, de 8 a 10 horas, pasan por la rotonda del Club de Tenis 2.400 coches, el fin de semana lo hacen 2.000 menos. El tráfico se sextuplica en días laborables.

Avenida de Navarra, por 9

La Avenida Navarra es una de las que más nota la diferencia de circulación entre, por ejemplo, un martes y un domingo. Incrementa el tráfico por nueve, circulando diariamente 38.574 vehículos en ambos sentidos.

Plazas "de nadie" en la UPNA

Aparcamiento sin coches El aparcamiento frente al aulario de la Universidad Pública de Navarra, de 630 plazas, vive una gran transformación los domingos. Entre semana los alumnos "pelean" por encontrar dónde dejar el coche. Una constante que se convierte en rutina dominical en época de exámenes.

El café tampoco madruga

La cafetería del Hospital de Navarra La compra del pan y del periódico es una de las "tareas" de los ciudadanos que el día festivo cambia de horario. La cafetería del Hospital de Navarra también es testigo de que el día de descanso existe para todos y de que el madrugador café no se estila tanto los festivos.

Del bostezo a la paz de la villavesa

Aglomeraciones Dentro de las villavesas se puede vivir en primera persona los cambios que se dan entre un lunes y una jornada festiva. Los horarios de máxima aglomeración en las villavesas oscilan entre las 8 y las 10 horas; y entre las 13 y las 15 horas.

Colegios, núcleo de atascos

Respiro escolar Encender los cuatro intermitentes mientras el vehículo está en doble fila es algo de lo más usual al llegar al colegio. Por eso, las entradas de la mayoría de los centros escolares de Pamplona son punto de encuentro de múltiples atascos, cruces de coches y padres corriendo. Entre las 8 y las 9 de la mañana es mejor descartar estas zonas y, siempre que se pueda, coger rutas alternativas. Abajo, dos imágenes del colegio Lago de Mendillorri.

Un coche cada dos segundos

Más de 3.000 Es una de las vías más transitadas de Pamplona. El pico del día en la avenida Baja de Navarra se da entre las 7.45 y las 8 horas. En esos 15 minutos la cruzan cerca de 500 vehículos, uno cada dos segundos. El fin de semana, sin embargo, entre las 8 y las 10 horas los vehículos no llegan a los 400. Además de la Avenida de Navarra, que entre Cordovilla y la rotonda de Abejeras tiene una afluencia diaria de 38.574 vehículos en ambos sentidos, otros puntos de la ciudad con gran volumen de tráfico son: la rotonda de Biurdana (67.648), rotonda de San Jorge (61.618), Príncipe de Viana (57.839), plaza de la Paz (53.701), el cruce del Seminario (41.792) y Beloso (25.408)




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra