Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
NAVARRA

José Javier Esparza: "Pondría la mano en el fuego por el 98% de los políticos"

  • "Estos 4 años en Deporte me han dado otra visión. La gestión del deporte poco tiene que ver con dar patadas a un balón"

0
Actualizada 29/08/2011 a las 00:03
  • PILAR MORRÁS . PAMPLONA .

Ha sido la cara oficial del Gobierno para el deporte navarro en los últimos 4 años. Este agoizko, pedagogo y profesor de Primaria en el colegio Luis Amigó, nació en Pamplona el 20 de julio de 1970. Residente en Aoiz hasta 2001, fue alcalde de esta localidad entre los años 1999 y 2007 por la Agrupación Independiente de Aoiz (AIA). Casado con Carolina Moreno De Gracia, es padre de dos niños: Iñigo, de 8 años y Lucas, de 6. Estudió Magisterio y la licenciatura de Pedagogía. Y recientemente cursó un máster en Gestión y Administración Pública en el INAP.

El deporte no le era ajeno, y tiene una acreditada experiencia municipal. Pero, ¿qué pinta usted en el Servicio Navarro de Empleo?

Lo mismo que cuando llegué a Deporte. Aquí, he vuelto a encontrar mundos que conozco y con los que he tenido relación. Por ejemplo, la empresa Ecointegra, de Aoiz, en el ámbito del empleo de los discapacitados. Estuve 8 años de presidente de Cederna Garalur, que es desarrollo rural en sentido amplio. En Deporte, he estado en una mesa en la que todos los lunes se tocaban los asuntos sociales. En la alcaldía, me ha tocado relacionarme con el mundo sindical y las empresas. Participé en que el cierre de Solano fuera lo menos dañiño posible. Y, como pedagogo, no soy ajeno al mundo de la formación.

¿Quién recomienda su nombre para dirigir el SNE a la consejera Goicoechea, nueva en el Gobierno?

Una vez salgo parlamentario (iba el 17 de la lista) yo traslado al partido que lo que quiero es hacer cosas. Que si en el Parlamento voy a tener contenido...

Vamos, que no quería ser parlamentario de botón.

No es eso. Quería sentirme útil y tener actividad en el Parlamento, en el partido o en el Gobierno. Me brindé a que se valorara eso y se planteará si había alguna opción.

¿A quién se brindó?

A Yolanda (Barcina). Al mismo tiempo, hablé con la dirección del colegio, porque en función de cómo quedase, posiblemente lo hubiera compaginando con el Parlamento. Es que yo necesito actividad. Al final, con la alcaldía, Cederna, el colegio, el fútbol, el deporte, siempre he andado loco. Y estos cuatro años, en Deporte, pues sí, es un puesto fantástico, pero trabajas de lunes a domingo, una semana tras de otra. Tienes actividad por la mañana y por la tarde. En fin de semana, para mí, librar uno de los dos días, era una victoria.

Pero insisto, ¿por qué el SNE?

Este es un puesto que necesita un perfil que tenga cierta habilidad para llegar a acuerdos. Y creo que en mi trayectoria eso lo he aprendido. Estos 4 años en Deporte, me han dado otra visión de la Administración. Aunque yo haya hecho deporte y me guste, la gestión del deporte poco tiene que ver con dar patadas a un balón. Hay que aplicar reducciones, establecer prioridades y, sobre todo, hablar mucho con la gente para que entienda qué es prioritario y aquello que puede esperar. Y además hay que ser claro. Porque el tiempo de todo el mundo es muy valioso. A mí, cuando estaba de alcalde, no me gustaba que la Administración me torease.

Le entiendo.

Es algo que siempre comento. En 2008, en Deporte tuvimos un presupuesto muy bueno. Cubrimos todas las necesidades. Cuando alguien venía con un proyecto, le decíamos que sí. A mí, me costaba un cuarto de hora y la gente salía encantada por la puerta. Al año siguiente, a ese mismo proyecto hay que decirle que no. Y eso no cuesta un cuarto de hora, sino una. Porque hay que decir por qué. Hay que explicarle a esa persona o entidad que hay otras prioridades. Que no es el momento y que no se puede. Y que lo entiendan razonablemente.

¿Al SNE le han traído para hacer ese mismo papel?

No. La prioridad del Gobierno es el empleo. Con 41.744 parados, creo que va a hacer todo lo que esté en su mano para que sean menos. Y a mí me va a tocar sufrir menos que en Deporte, donde me recortaron un 40% de un año a otro.

El vicepresidente Miranda anticipó que el presupuesto de 2012 será más restrictivo ¿Sabe si los recortes afectarán al SNE?

A día de hoy, no tengo ese dato. Si toca, será un ejercicio que tengamos que hacer con el objetivo de que lo vital no se resienta. Vamos a hacer una revisión de los programas. Coincide, además, con una reforma de las políticas activas de empleo a nivel nacional que afectará sin duda a las CC AA. Y nos va a tocar repensar las cosas. Se marcarán unas pautas generales desde Madrid, pero cada autonomía va a tener más capacidad para tomar decisiones y adecuar esas políticas de empleo a su realidad territorial y de mercado. Puede haber cambios, si. Que tienen que ser consensuados y buscando siempre que aquello que gastemos lo gastemos bien, y que sirva.

Algunos cursos subvencionados, como twitter o kamishibai (el arte japonés de contar cuentos) no dejan de ser un pasatiempo...

Suena sorprendente. Tendrá una explicación, seguro. Tiene que haber una conexión absoluta entre las necesidades que tiene el tejido empresarial ahora, y que podamos prever que va a tener en el futuro, con la formación que se da a los trabajadores.

¿Tiene alguna receta mágica para el empleo?

No. Es que esto se confunde. Nosotros no generamos empleo. Lo generan las empresas. Nosotros preparamos para que cuando alguien genera una actividad y ofrece puestos de trabajo, los navarros puedan dar respuesta a esas necesidades. Formamos a las personas para ello. Les orientamos y acompañamos. Es un trabajo que, al hacerse desde lo público, garantiza la igualdad de oportunidades.

Si me permite decírselo, es usted un superviviente. Otros, en el tránsito del Gobierno de Miguel Sanz al de Barcina, se han quedado de parlamentario raso.

No es eso. Yo no era consejero. Creo que en política, una vez has sido consejero, es complicado volver a ser director general de algo, por muy capaz que seas. No hay muchos casos en que alguien sea primero alcalde y luego concejal. Los cuatro ex consejeros que hay en el Parlamento son gente que en la anterior legislatura ha trabajado lo que no está escrito. Ha obtenido buenos resultados. Son competentes en el plano profesional y político. Y lo han demostrado, además, en un momento complicadísimo. Porque, con la crisis, todo se resiente. Dentro de la política hay muchos espacios en los que puedes aportar. Y seguro que van a contribuir a que este Parlamento sea mejor que el anterior.

En su caso, ha tenido que pasar más filtros. Además del de Barcina, los de UGT, CC OO y la CEN, que participan en la gestión del Servicio Navarro de Empleo.

Éste es un organismo que está coparticipado. Hay un consejo directivo compuesto por el Gobierno, UGT, CC OO y la CEN, que toma las decisiones por unanimidad. Creo que eso ha sido muy importante para Navarra en los últimos años y tiene que seguir así. El diálogo con ellos tiene que ser fluido, al igual que con las otras entidades que están en el entorno del empleo.

¿Los sindicatos ELA y LAB tendrían la puerta abierta si quisieran entrar en el SNE?

En su momento no quisieron participar de la concertación social. Ahora, creo que el tema está bien estructurado, bien organizado, y tendría que haber motivos de peso para que eso cambiara. A día de hoy, desde luego, no los veo.

¿Existe alguna cuota de reparto entre los fondos de SNE entre la CEN, UGT y CC OO?

A mí no me consta. Llevo dos semanas. La patronal y los sindicatos más representativos participan en la generación de un modelo de políticas activas de empleo. Se hace con el Gobierno de una forma pactada, porque le da más legitimidad. A partir de ahí, ellos participan de la formación. Y son unos magníficos profesionales. Lo que nos tendría que preocupar es si eso se está dando con calidad o no. Que yo creo que sí.

¿No haría falta una mayor transparencia en el uso de los fondos?

Las convocatorias son claras. Se publican en el Boletín. Y ahí están los presupuestos. Vamos, que nadie está tapando absolutamente nada. Quien quiere conocer un dato, y tiene interés, no tiene más que entrar en internet.

¿Qué le parece que UGT y CC OO tengan en nómina más de 100 trabajadores en Navarra asociados a estas políticas de empleo? De hecho UGT despidió a 19 este año en un ERE alegando recorte delos programas de empleo del SNE.

Los sindicatos son necesarios. Realizan una labor que hace que esta sociedad sea más justa. Creo que equilibran la relación de poder en las empresas, con la defensa de los derechos de los trabajadores. Y para eso necesitan unas estructuras, siempre que no estén sobredimensionadas. Y en el ámbito de la formación, si tienen gente con ese perfil y que da una formación de calidad, me parece razonable. Otro modelo podría ser que estuvieran ocho y el del tambor y se subcontratara todo, porque alguien la tiene que terminar dando.

Pero socialmente se piensa que el papel de contrapoder de los sindicatos se desvirtúa por esta dependecia del presupuesto público.

Me voy a meter en un jardín, lo sé. Pero me da la sensación de que pasa lo mismo con los políticos. Hay una denostación de la clase política, los empresarios, los sindicatos, etc. En la calle se oyen muchos disparates. De lo que me ha tocado vivir, yo pondría la mano en el fuego de que el 98% de los políticos de Navarra son magníficas personas y se están dejando el alma en su trabajo, me da igual de qué partido y en qué puesto.

En política, por un campo de fútbol

"Voy en la lista, pero si me ayudáis a construir un campo de fútbol". Ésa fue la condición que Javier Esparza, portero y directivo del Aoiz, puso en 1995 a la Agrupación Independiente de Aoiz (AIA) para ir como concejal al ayuntamiento. La lista, "que aglutinaba el voto del mundo no nacionalista", logró la alcaldía y, durante 4 años, fue concejal de deportes y festejos. El campo lo inauguró, después, ya como alcalde. Recibió la vara de mando en 1999 y se mantuvo dos legislaturas, aunque en 2001 se casó y dejó Aoiz para residir en Pamplona. Esos ocho años de alcalde, marcados por el controvertido proyecto del pantano de Itoiz, le pasaron una "factura personal" importante. Ahora, digerido ya el vuelco electoral de Bildu, que logró el 60% de los votos y les arrebató la alcaldía tras 20 años, piensa que "afortunadamente, el actual alcalde de Bildu, que entra con la edad que entré yo, tendrá una oposición legítima, pero no la presión en la calle que tuvimos los demás".

De aquellas batallas se queda con los réditos que lograron para el pueblo, como la apuesta municipal por el polígono industrial "180.000 metros cuadrados de campos de cereal que ha permitido que ahora esténahí Gamesa, el Cener, Ecointegra y en el futuro puedan instalarse otras más". Reconoce que los usos turísticos esperan aún la construcción de los embalses de cola, paralizada con la crisis del Estado. Dormiría tranquilo a pie de embalse, sin que el riesgo sísmico de la zona le perturbe. Respecto a eso, se muestra aún enfadado: "Se puede hacer una oposición legítima a un proyecto. Incluso lanzar mensajes a futuro que luego se comprueba que no son así. Pero ya jugar con el miedo de la gente me parece una vergüenza. Deberían pedirse responsabilidades. Y de eso nadie se acuerda" se lamenta.

Cuando asumió la alcaldía pactó una jornada reducida en el colegio donde trabajaba. Como alcalde, no cobró hasta los dos últimos años: 12.000 euros, la retribución mínima que definió el Gobierno. "Lo hice para que el próximo alcalde tuviera un sueldo. Como no iba a repetir, me dije "el que se pone colorao soy yo y así entramos en la dinámica de tener un salario". Es que, si no, solo puede permitirse ser alcalde de un pueblo alguien que tiene la espalda muy cubierta económicamente, o que esté jubilado y pocos más", explica. Sí percibió esos 8 años dietas como presidente de Cederna-Garalur, asociación local que gestiona ayudas europeas para desarrollo rural. "Con eso compensaba la reducción del sueldo en el colegio".

Hace 4 años, tras ficharle Miguel Sanz para ir en la lista al Parlamento, fue nombrado director general de Deporte y Juventud del Gobierno de Navarra por Maribel García Malo. Renunció al escaño. Y, entonces sí, cogió excedencia en el colegio. Ese verano se afilió a UPN. En mayo de 2011, repitió como 17º en la lista de UPN al Parlamento, esta vez encabezada por Barcina, que le ha escogido para dirigir el Servicio Navarro de Empleo. Con un salario de 65.330 euros brutos, es el cuarto cargo mejor remunerado de la Administración foral, tras la presidenta y los gerentes del Servicio Navarro de Salud y Hacienda.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual