Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PAMPLONA

Barañáin aprueba el plan para construir 920 pisos en Eulza

  • Se mantiene la edificacibilidad acordada en 2008 (920 viviendas) y el 50% de protección

0
Actualizada 27/08/2011 a las 00:02
  • C.A.M. . BARAÑÁIN

El pleno del Ayuntamiento de Barañáin desbloqueó ayer la tramitación del plan residencial para el entorno del señorío de Eulza. La mayoría de la corporación (los 11 ediles que suman UPN y el PSN) dieron luz verde, de manera inicial, a un cambio que posibilita que donde en 2008 se previeron viviendas libres se hagan ahora los pisos sujetos a algún tipo de protección. La medida, impulsada por los promotores para dar viabilidad al desarrollo, tiene que completar ahora su tramitación y podría pasar un año, sino hay otras demoras, hasta que empiecen las obras de urbanización. En total se prevén 920 viviendas y que el 50% sean protegidas, aunque el número definitivo lo marcará el tamaño de las piezas habitables.

El plan para Eulza ya recibió el visto bueno de Ayuntamiento de Barañáin y del Gobierno de Navarra en 2008, aunque con el inicio de la crisis económica sus promotores trataron, si éxito, de acogerse a la ley de medidas urgentes. Se habló de construir hasta 1.400 viviendas. Meses después, iniciaron la reparcelación del sector, tal y como se había aprobado, y en ese proceso plantearon la modificación que ayer sí sumo votos suficientes. El año pasado, el cambio planteado ni siquiera llegó a votarse al no contar con apoyos suficientes en el pleno.

Bloques de 13 a 6 pisos

Con la modificación ahora tramitada no cambia ni el número de viviendas ni las condiciones del acuerdo con el Ayuntamiento, insisten los promotores. Lo que se cambia es la ubicación de las viviendas protegidas (VPO y de precio tasado) y las libres. Se busca, dicen, "dar viabilidad a un proyecto y plantear la construcción de viviendas libres en bloques más pequeños porque ahora, en estos tiempos, son las que tienen más difícil salida y por eso es mejor repartirlas".

El plan, respaldado en sendos informes por el arquitecto asesor municipal y el asesor urbanista y cuestionado, en la forma, por la secretaria, se somete ahora a exposición. No cambia lo referido a los accesos, que quedan vinculados al plan del AVE para dotar de una salida directa hacia la ronda Oeste e incluyen un puente desde la trasera de Los Castaños.

Según lo aprobado, se mantiene la altura de los bloques, pero cambia su contenido. "En las grandes torres se hará la vivienda protegida y a través de estudios de detalle el Ayuntamiento llevará la voz cantante sobre su forma". Se proyectan para la VPT un bloque de 11 alturas, otro de 9 y otro de 5, para la VPO uno de 13, otro de 10 y otro de 5. Para la libre uno de 10, dos de 7, uno de 6 y dos de 5.

Dimite el arquitecto asesor de Barañáin

La nueva modificación planteada para el plan de Eulza, en los mismos terrenos donde a finales de los años 90 se proyectó un centro comercial, fue aprobada con los siete votos de UPN y los cuatro el PSN. El resto de grupos, Nafarroa Bai 2011 (4), Bildu (3), I-E (2) y el PP (1), votaron en contra e incluso llegaron a pedir que el trámite quedara sobre la mesa. Más tarde plantearon que se creara una comisión sobre vivienda, que aportara soluciones "concretas y a corto plazo" para los vecinos.

Los contrarios al plan criticaron asuntos como el "pelotazo para los promotores" o que con el cambio sólo se miraran sus intereses y no los de los demandantes de vivienda. Los ediles de I-E fueron los que reclamaron que el tema quedara sobre la mesa más tiempo y sacaron a la luz el informe no favorable de la secretaria. "Es algo importante para el pueblo y no es lógica la prisa. Además, dudamos de si estamos preparados para soportar el aumento de población y si esto va a solucionar problemas de los jóvenes. Con consenso y lógica se podría modificar", argumentó uno de sus representantes.

Bildu y NaBai recordaron que los 2 millones que según el convenio recalarán en las arcas municipales serán "pan para hoy y hambre para mañana" y que el plan no garantiza viviendas protegidas para vecinos. El alcalde recordó que el 10% de las cesiones se harán en una sola parcela y allí se podrá hacer vivienda social para vecinos. "El resto se adjudicarán con el baremo único", dijo, y defendió que el Consistorio tenía que facilitar la tramitación del plan y su viabilidad.

La edil del PP, Mª Pilar Caballero, se desmarcó algo del resto. Argumentó que no votaría "mientras haya informes negativos" y cuestionó al PSN porque había cambiado de actitud. "Defiendo que se solucionen los problemas de vivienda en Barañáin porque tengo cinco hijos y ninguno pudo coger vivienda protegida en Barañáin", apostilló.

Los ediles socialistas fueron los que variaron su postura respecto a hace un año, cuando un nuevo cambio en el plan quedó sobre la mesa. Ayer su nuevo portavoz, Alberto Sancho, valoró el plan por razones urbanísticas. "Se completa el mapa de Barañáin, se crean zonas para dotaciones y para nuevas actividades", dijo. También usó argumentos económicos, como los ingresos por licencias y por los nuevo vecinos. Además, resaltó que se atiende a una demanda social de Barañáin, la oferta de vivienda protegida para jóvenes, y el hecho de que la corporación pueda gestionar el plan.

FRASES

Apoyo de UPN y PSN; rechazo de Bildu, NaBai, PP e I-E

El arquitecto municipal de Barañáin, contratado como asesor por horas por el Consistorio, presentó el jueves su renuncia irrevocable al cargo. En su escrito de renuncia, Juan José Etxeberria Dancausa, argumentó las acusaciones que había recibido por parte de la portavoz de Nafarroa Bai, Consuelo de Goñi, sobre su forma de hacer informes y por la falta de apoyo del alcalde, el regionalista José Antonio Mendive.

La discusión que llevó a la dimisión, según explica en una carta registrada en el Ayuntamiento y dirigida al alcalde y a los miembros de la comisión de Urbanismo, tuvo lugar el pasado lunes, cuando se trataba la modificación de Eulza. Según su relato, Consuelo de Goñi dijo al alcalde que había "buscado a alguien que hiciera un informe que le gustara" tras recibir el de la secretaria "que no le gustaba". Etxeberria cuestionó la acusación y se remitió a su trayectoria de 22 años como asesor urbanístico en varios ayuntamientos (en su estudio también trabajan con empresas).

Falta de reacción

Además, se lamentó de la falta de reacción del alcalde Mendive y del presidente de la comisión, Pablo Gómez, ambos de UPN o del hecho de que De Goñi se ratificara en sus palabras ante el silencio de Mendive. Recuerda que sí que se defendió a la secretaria ante un comentario que " no afectaba a su honorabilidad" pero que él tuvo que "defender su honradez".

Recuerda que está en las "antípodas políticas del alcalde" y que con su renuncia demuestra que "no ayuda a los promotores" en un expediente con un sinfín de trámites pendientes. "Creo que se ha cumplido el hecho de que las patadas entre políticos se las llevan los técnicos".

Mendive no quiso valorar el hecho ni en pleno, cuando Bildu y el PSN apoyaron su trayectoria, ni a instancias de este periódico. Recordó su buena trayectoria en Barañáin y recriminó que se hubiera difundido su escrito de renuncia dirigido al alcalde y a los ediles miembros de la comisión de Urbanismo.

Ayer mismo la junta de gobierno tramitó su baja y le felicitó por su gestión. La renuncia llegó un día antes de que el pleno aprobara la modificación de la plantilla para que el jefe del área de Urbanismo y funcionario municipal sea un arquitecto y no un aparejador como ocurre ahora.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual