Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PAMPLONA

Aranzadi y los secretos de la agricultura

  • Casa Gurbindo acogerá actividades y visitas para escolares, turistas y público en general

0
Actualizada 04/09/2011 a las 00:03
Etiquetas
  • A.O. . PAMPLONA

Convertir un rincón en medio de la ciudad en un huerto de casi 10.000 metros cuadrados, desde el que poder aprender no sólo a cultivar, sino también a conocer la tierra, el clima o el trabajo que realizan los agricultores. Ese es uno de los principales objetivos con los que la fundación Fundagro está construyendo en el meandro de Aranzadi un Centro de Interpretación de la Agricultura que inaugurará la próxima primavera.

Los responsables han decidido mantener para el centro el nombre del edificio que servirá de acceso, Casa Gurbindo, una vieja construcción situada en el vértice superior del meandro, muy cerca también de la pasarela de los Alemanes.

La intención y el deseo de Fundagro es que Casa Gurbindo "acerque el mundo rural al urbano y transmita sus valores positivos, las costumbres, pero también la modernidad", explica Legardi Campos Albero, responsable de proyectos de Fundagro. "Nuestros destinatarios van a ser los escolares, de los que esperamos que pasen por el centro entre 8.000 y 10.000 al año, pero también los turistas que podrán conocer y probar los productos de denominación de origen, y los ciudadanos en general", afirma.

Huertas y edificios

La oferta de Casa Gurbindo no se limitará a las visitas y se prevé la celebración de eventos, talleres, certámenes gastronómicos y hasta degustaciones de productos.

El acceso al centro se realizará a la altura de Casa Gurbindo. A modo de recibimiento los visitantes tendrán un inmenso cedro centenario y un jardín "potager" conformado por verduras y hortalizas de diferentes colores, todo dispuesto en una plaza pública. Desde allí se accederá a las tres naves que, diseñadas como si fueran invernaderos, albergan los servicios del centro: la parte gastronómica, con una cocina y salón comedor; la nave central con una zona expositiva y las oficinas del centro, y una tercera nave donde se distribuyen las aulas.

Las tres naves estarán unidas por una pasarela cubierta por la que se accederá a Casa Gurbindo, donde continuará el espacio expositivo repartido en dos plantas. Las naves y el edificio se abrirán hacia una zona porticada a modo de balcón sobre la superficie dedicada a las huertas, que es la que ocupa la mayor parte de la parcela.

El centro contará con otras dos construcciones, un establo de 50 metros cuadrados donde se podrán contemplar algunos animales, y un semillero.

En estos momentos los trabajos adjudicados a Ecay Construcciones están centrados en la reforma interior de la Casa Gurbindo, de la que únicamente se va a mantener su estructura exterior. "Se ha montado un apeo interior porque vamos a eliminar las cuatro columnas que sustentan el edificio para sustituirlas por una columna central a la que se adosarán otras 8 más pequeñas y que, a modo de ramificaciones y como si fuesen un árbol, recogerán el forjado de la primera planta y el lucernario del tejado", explica María Carmen Equiza Goñi, jefa de la obra.

El proyecto

El origen de este Centro de Interpretación de la Agricultura está en el proyecto que Fundagro presentó a la convocatoria europea del Programa de Cooperación Transfronteriza España, Francia y Andorra 2007-2013. Bajo la denominación "In agro salute", Fundagro acudió a la convocatoria junto a la Cámara de Agricultura de los Pirineos Atlánticos y la sociedad pública del Gobierno Vasco Itsasmendikoi. El proyecto conjunto, que incluye otro centro de interpretación similar en Francia y varias actividades de promoción de productos en el País Vasco, tiene un presupuesto de 5,2 millones de euros de los que 3,5 corresponden al centro previsto por Fundagro. De esta cantidad está subvencionado el 65 por ciento (más de 2 millones de euros).

En el momento de conocer su elección, Fundagro comenzó a analizar las posibles ubicaciones para su proyecto, pensando desde el primer momento que el lugar idóneo tenía que ser capaz de generar actividad a su alrededor. En ese mismo momento el consistorio pamplonés acababa de poner en marcha el desarrollo del futuro parque de Aranzadi y Fundagro y el Ayuntamiento unieron sus intereses. Pamplona convocó un concurso para adjudicar el Centro de Interpretación de la Agricultura en Aranzadi y Fundagro presentó su proyecto.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual