Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
NAVARRA

14 asesinatos de ETA en Navarra, sin esclarecerse

  • De los nueve prescritos, en cuatro no hubo arrestos y por dos se celebraron juicios, pero sin condenar al autor

0
Actualizada 24/10/2011 a las 01:00
Etiquetas
  • GABRIEL GONZÁLEZ LAURA PUY MUGUIRO . PAMPLONA

Las familias de catorce asesinados por ETA en Navarra no conocen todavía la cara de quien apretó el gatillo o hizo estallar la bomba. Aún es más cruel, si cabe, la situación de nueve de ellas: si un día alguno de esos asesinos fuera arrestado, no pasaría ni un día en la cárcel. Ni siquiera llegaría a sentarse en el banquillo de los acusados. Estaría protegido por una norma de 1973: si transcurrían 20 años de un crimen y no había detenidos, el delito prescribía. Caso archivado para siempre. Y esa es la situación de nueve de los asesinatos de Navarra.

Sin embargo, todavía hay tiempo para que los otros cinco casos abiertos se resuelvan. Uno de ellos es el de Eduardo López Moreno, un policía nacional al que una bomba trampa alcanzó en la casa cuartel abandonada de Endarlatsa hace 16 años. Su esclarecimiento podría ser próximo. Y es que hay detenidos, tres: Marcos Sagarzazu Oyarzabal, Ignacio Telletxea Goñi y Francisco Javier Irastorza Dorronsoro. Están en España tras haber sido extraditados en 2007 desde Francia. Vivían allí hacía una década, pero no en la clandestinidad. De hecho su dirección era conocida. A ellos se ha unido el nombre de otra persona que podría estar implicada en el crimen: Iratxe Sorzabal. Es una de las dos terroristas que este jueves acompañaban a David Plá cuando leyó el comunicado del cese definitivo.

Aunque la investigación no ha terminado, es el caso con más posibilidades de cerrarse en breve. De los otros no hay siquiera detenidos. Y eso que hubo una ocasión en que se creyó que podía resolverse el de los policías nacionales Julián Embid Luna y Bonifacio Martín Hernández, asesinados en Sangüesa en 2003 con una bomba lapa adosada a su automóvil. Fue un año después del atentado: un presunto etarra, Ibon Urrestarazu, se autoinculpó de estos dos asesinatos y delató a otros dos jóvenes. La Policía Nacional comprobó, sin embargo, que la acusación era falsa y que no había estado en Sangüesa.

Hay otro comando al que se mira de reojo por si pudiera aclarar otro crimen, el del guardia civil Juan Carlos Beiro Montes, asesinado en Leitza en 2002. Los sospechosos son tres presuntos etarras a los que se juzgará este 2 de noviembre por el asesinato del concejal de UPN en Leitza José Javier Múgica Astibia: Juan Carlos Besance, Andoni Otegi y Oscar Celarain. No obstante, no ha trascendido relación alguna entre ellos y el crimen de Beiro, ocurrido un año antes del de Múgica.

El atentado más reciente es el que se encuentra más en blanco: el del guardia civil de Pamplona Diego Salvá Lezáun, muerto en 2009 en Mallorca junto a su compañero de patrulla.

Justo al año siguiente se reformó el Código Penal y cambió esa norma sobre el archivo de los asesinatos a los 20 años de ocurrir: no prescribiría ningún crimen por terrorismo desde diciembre de 2010. Para entonces ya hacía nueve meses que ETA había causado su última víctima mortal, un policía francés.

ASESINATOS QUE YA HAN PRESCRITO AL PASAR 20 AÑOS

1978 Manuel López González. Asesinado en Pamplona. No hubo detenidos por su muerte.

1982 Juan García González. Asesinado en Burguete. No hubo detenidos por su muerte.

1988 José Ferri Pérez y Antonio Fernández Álvarez. Asesinados en Estella. En 1992 se juzgó a Germán Rubenach por este atentado, pero la Audiencia Nacional le absolvió por falta de pruebas.

2003 Julián Embid Luna. Asesinado en Sangüesa.

1980 Sebastián Arroyo González. Asesinado en Alsasua. Hubo un condenado, por labores de vigilancia.

1982 Alberto Toca Echeverría. En Pamplona. Sin detenidos. Atribuido a los comandos anticapitalistas.

2009 Diego Salvá Lezáun. Pamplonés asesinado en Mallorca.

1982 Ángel Pascual Múgica. Asesinado en Bilbao. Sin detenidos. Se atribuyó al comando Vizcaya.

1983 Antonio Conejo Salguer y Fidel Lázaro Aparicio. En Pamplona. Atribuido a los comandos anticapitalistas. Se sospechaba de un etarra muerto en 1984 en Lasarte en un enfrentamiento con la Guardia Civil.

ASESINATOS QUE NO HAN PRESCRITO

1995 Eduardo López Moreno. Asesinado en Endarlatsa, en Bera.

2002 Juan Carlos Beiro Montes. Asesinado en Leitza.

2003 Bonifacio Martín Hernández. Asesinado en Sangüesa.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra