Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Lean Startup

"El cambio organizativo debe ser ágil, transparente y participativo"

El experto en innovación Mario López de Ávila afirma que las empresas buscan personas "creativas domesticadas" porque "el innovador siempre es incómodo"

0
Actualizada 20/11/2013 a las 11:03
  • edurne suberviola. pamplona
Últimamente, uno de los términos más de moda relacionado con el management y la innovación es el enfoque Lean Startup, un concepto relacionado con la creación de empresas innovadoras y que permite obtener mejores resultados en un tiempo menor y minimizando los riesgos. "No es una metodología, es una mentalidad, un conjunto de valores, principios y forma de hacer las cosas. Un enfoque para gestionar iniciativas innovadoras en situaciones de elevada incertidumbre", describe Mario López de Ávila, emprendedor, inversor y experto en los ámbitos de la innovación, la agilidad y el cambio organizativo a gran escala.

"La clave es aprender más y más rápido, aprender mejor. Te permite ahorrar mucho tiempo, esfuerzo y dinero y te da una segunda oportunidad. Y, si lo haces bien, incluso una tercera y una cuarta ya que te permite llegar más lejos con los mismos recursos. Y esto aumenta tus probabilidades de éxito", afirma el experto en innovación.

López de Ávila es el fundador de la Agile Entrepreneurship Spain y cofundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo. 

Y para explicar en profundidad en qué consiste el Lean Startup y si es una moda o una herramienta útil para las empresas, ofrecerá la conferencia "Lean Startup: lecciones aplicables a la innovación organizativa" este miércoles a las 19:00 h, en las instalaciones del Diario de Navarra en la calle Zapatería de Pamplona, en el marco de las actividades del Advanced Management Program Navarra del  IE Business School

Es en estos momentos de crisis y falta de financiación cuando más útil resulta un enfoque Lean Startup, que permite testar un producto antes de lanzarlo al mercado y así ahorrar costes y tiempo, pero ¿cuándo es más útil?
Es conveniente realizarlo cuando la incertidumbre es alta y eso ocurre cuando la iniciativa es innovadora, original, cuando te acercas a un mercado nuevo o a un cliente que no conoces. Otro factor a tener en cuenta para sacar más o menos partido a este método es la madurez, que tiene que ver con el promotor de la idea, con el emprendedor. Está relacionada con quién es, con lo que es capaz de hacer, los recursos con los que cuenta y sus relaciones. No es lo mismo un emprendedor de 45 años que cuenta con una trayectoria profesional sólida y con contactos en el segmento del mercado al que piensa dirigir su empresa que un chaval recién salido de la carrera. En función de la incertidumbre y de la madurez se saca más o menos partido a utilizar este tipo de enfoque.

¿De qué forma se aplica el Lean Startup a la innovación organizativa?
El enfoque del cambio es buscar una solución a un problema. Mi acercamiento al cambio organizativo desde el año 2001 sigue siendo un acercamiento ágil: dando pasitos cortos, haciendo experimentos y parándonos a evaluar para ver qué es lo que ha pasado. El proceso debe ser transparente, abierto y participativo. Los experimentos se tienen que hacer con el mínimo riesgo para los participantes y los implicados. Debemos asegurarnos de que se aprende con el experimento y de que, pase lo que pase, sacamos una lección que se puede aplicar. Hay que trabajar siempre en contacto con los interesados, escuchando? El cambio organizativo que hacen las grandes empresas de consultoría y que lo plantean como un cambio secuencial, lineal, con un cronograma? eso no funciona. Y se sabe que no funciona desde hace 20 años pero lo siguen vendiendo. Y se sigue comprando.

¿Qué aspectos de este enfoque pueden servir a los emprendedores para poner en marcha sus proyectos?
Si eres un emprendedor con una idea innovadora pero poca experiencia profesional y poca o ninguna experiencia en emprendimiento, si tus capacidades, recursos, contactos son los de una persona normal que está empezando, yo te aconsejaría encarecidamente que usaras metodologías como Customer Development. Pero si lo que quieres es montar una peluquería yo lo que te diría es que hicieras un buen plan de negocio.

¿Por qué son las startups innovadoras de base tecnológica el mejor escenario para llevar a la práctica este enfoque?
Por que al ser innovadoras se desarrollan en un entorno de elevada incertidumbre. El ser humano es incapaz de predecir el futuro por lo que una alta incertidumbre significa que es más difícil todavía hacer proyecciones y extrapolar tendencias. No hay datos, no hay un histórico, no tienes ni idea de cuál es la dinámica en la que te estás moviendo. Entonces, la clave es la innovación.

En los años 80, Alvin Toffler escribió un libro fabuloso que se titula "El shock del futuro". La tesis fundamental de esta obra es que el ritmo del cambio, la velocidad a la que se produce el cambio es cada vez mayor. Las cosas cambian constantemente y, además, cada vez lo hacen más deprisa. Entonces la gente se ve de repente en el futuro. Cuando te quieres dar cuenta ya han pasado dos años, tu modelo de más éxito ha pasado de moda o de pronto una startup en un garaje en Silicon Valley ha lanzado un producto y te ha dejado fuera del mercado. Las cosas cada vez pasan más deprisa por eso es necesario para todos convertirnos en mejores aprendices. Y mantener siempre esa capacidad de aprender más rápido.

¿Todos podemos ser mejores aprendices y aprender más rápido? ¿o hay un determinado perfil de persona que está más preparado para ello?
La respuesta políticamente correcta es que todos podemos pero hay personas que por su personalidad, su carácter y, sobre todo, por la actitud que tienen están mejor preparadas o cuentan con más recursos internos para aprovechar los aprendizajes. El porcentaje de innovadores en cualquier grupo humano u organización es muy pequeño.

Hay estudios que hablan de que son alrededor de un 5%. El número de innovadores es tan pequeño porque son como la levadura del pan, unos pocos ya consiguen hacer mucho ruido. Los innovadores, por definición, cuestionan el status quo y entonces desestabilizan. Las organizaciones dicen que quieren personas creativas pero no es cierto. Quieren personas creativas domesticadas. Un innovador es una persona creativa que, además, tiene capacidad para asumir riesgos. Está dispuesto a arriesgarse por lo que cree y eso siempre es incómodo.

Yo creo que la selección natural ha actuado durante 50.000 años para ir eliminando a todo el que es demasiado innovador y por eso el porcentaje de innovadores en la especie humana es pequeño. Por eso son los mejor preparados. Pero en principio cualquiera puede aprender la metodología y aplicarla.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual