Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Opinión
Opinión

Mindfulness aplicado a la empresa

COACH EN EDUCACIÓN TRANSPERSONAL Y CONSULTORA EN MINDFULNESS

Iciar Burgos, consultora en Mindfulness

Mindfulness aplicado a la empresa

Iciar Burgos, consultora en Mindfulness

0
Actualizada 16/03/2016 a las 02:47
  • Iciar Burgos
El Mindfulness está comenzando a hacerse un hueco en el mundo del trabajo. Equipos directivos, mandos intermedios, líderes de proyectos, pymes… se están acercando a esta práctica basada en centrar nuestra mente en la experiencia de aquello que sucede en el momento presente. Algo aparentemente intrascendente, pero que conlleva contrastadas implicaciones en el bienestar y el desarrollo de los recursos internos de la persona. Nos permite resolver con eficacia emociones, evitando la ansiedad y el estrés, y mejora nuestras habilidades para gestionar situaciones complejas de la vida cotidiana, puesto que podemos afrontarlas de una forma más consciente y menos reactiva.

Puede definirse como una mezcla de disciplinas de diversas culturas orientales que potencian la atención, la concentración y la claridad mental. Bebe de la meditación zen, el yoga, el escáner corporal y otras que estimulan la creatividad, la inteligencia emocional y la productividad.

De unos años a esta parte, se está posicionando como una técnica de alto rendimiento capaz de revolucionar el mundo de la empresa. Grandes corporaciones que apuestan por la innovación (General Mills, Bimbo, Google, Heineken, Starbucks… entre otras) ofrecen a sus profesionales programas de entrenamiento en esta dirección porque han detectado que el retorno es evidente. Los trabajadores mejoran el enfoque de la atención en los procesos que están implementando y desarrollan una mayor empatía con los compañeros. A través del Mindfulness, se entrenan los talentos y las capacidades de cada persona, de manera que, si se ejercita de manera continuada, se consiguen cambios positivos en actitudes y conductas.

Un ejemplo. En los programas centrados en el bienestar o la prevención de riesgos, se ha comprobado que un entrenamiento en Mindfulness reduce significativamente el estrés en un 47%, disminuyendo en igual medida los síntomas médicos. Además, los profesionales muestran mayor conciencia sobre la importancia de la salud y sobre su capacidad para influir positivamente en ella. Por otro lado, los beneficios neurológicos también son evidentes y se asocian al desarrollo de zonas cerebrales que aumentan la habilidad para manejar conflictos y ofrecer respuestas conscientes en situaciones límite.

Podríamos enumerar un sinfín de beneficios como que aumenta la concentración y la confianza personal, reduce la impulsividad, mejora la gestión de imprevistos, nos flexibiliza ante los cambios, proporciona mayor claridad de percepción a la hora de tomar decisiones y estimula la creatividad. ¿Quién no desea un mejor clima laboral, un aumento de la productividad o un mayor sentido de pertenencia por parte de los empleados? Por eso mismo las organizaciones más avanzadas están diseñando programas estratégicos que incorporan el Mindfulness como herramienta y motor para alcanzar estos objetivos.

Aplicado al liderazgo, una capacidad o cualidad que debería alimentarse en todos los niveles de la empresa, el Mindfulness (practicado durante varios meses) desarrolla cinco habilidades esenciales. Al menos así lo constata Javier Carril, experto en motivación, liderazgo, Mindfulness y Coaching:
 
  • Foco en lo importante. Frente al cortoplacismo y las urgencias “relativas” que merman el rendimiento individual y organizacional, nos facilita la claridad mental necesaria como para eliminar lo superfluo y centrarnos en lo realmente importante.
  • Inteligencia emocional. Sin equilibrio emocional es imposible tomar buenas decisiones. Pero si somos conscientes de nuestros sentimientos y somos capaces de canalizarlos hacia comportamientos efectivos, nuestra capacidad de empatía y de influencia se incrementará sin duda.
  • Visión estratégica. Esa claridad mental de la que hablamos, aporta al directivo visión a largo plazo y, por tanto, mayor perspectiva y capacidad de anticipación.
  • Flexibilidad ante el cambio. El cambio continuo debería estar en el ADN de cualquier organización. Lo que potencia el Mindfulness es la denominada flexibilidad cognitiva, que implica saber amoldarse ante una realidad que varía constantemente, manejar la incertidumbre y no agarrarse a ideas preconcebidas del tipo “siempre lo hemos hecho así”.
  • Creatividad e innovación. Nuestro cerebro funciona a mil por hora muchas veces y eso nos crea ansiedad y bloqueo mental. Si somos capaces de calmarlo y “resetearlo” periódicamente, será más fácil dejar entrar lo nuevo, ver lo que antes no podíamos ver y ser más innovadores.

En definitiva, a través del entrenamiento Mindfulness, se produce una doble transformación, personal y profesional, que nos permite realizar cambios sostenibles en el tiempo y poder resolver con éxito los constantes retos empresariales y sociales a los que tenemos que hacer frente.

Para dar a conocer qué es Mindfulness y compartir herramientas útiles para practicar en el día a día laboral, el próximo 26 de enero hemos organizado la formación Beneficios del Mindfulness aplicados al desempeño del trabajo en AIN.


Iciar Burgos Iribarren es ingeniera técnico industrial y coach en Educación Transpersonal, consultora en Mindfulness y Terapia Sistémica.
www.iciarburgos.es

 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual