Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Opinión
Opinión

Organizaciones lideradas con pasión

EXPERTO EN RRHH, DESARROLLO DIRECTIVO Y OPTIMISMO INTELIGENTE

Luis Galindo, experto en Recursos Humanos y Optimismo Inteligente.

Organizaciones lideradas con pasión

Luis Galindo, experto en RRHH y Optimismo Inteligente.

0
Actualizada 01/10/2015 a las 19:06
  • Luis Galindo
Cuando en febrero de 2012 comencécon el movimiento #Reilusionarse quería incentivar una corriente de mensajes a través de las redes sociales y de correos electrónicos que nos permitieran recuperar la ilusión en un momento complicado. Hoy, casi cuatro años después, con más de 100.000 visitas en las redes sociales y miles de lectores de los post semanales, hemos aprendido que no podemos cambiar las circunstancias, pero sí nuestra respuesta ante ellas.

Lo maravilloso que he vivido en este tiempo es que las emociones se contagian, se expanden y que si adoptamos esta actitud de luchar, de actuar conscientemente por llevar una vida plena… mejoramos nuestro entorno personal y laboral. ¡Ya somos muchos contagiando ilusión! Y eso se tiene que notar.

Por eso es importante que al frente de cualquier organización empresarial se sitúe una persona que sea un ejemplo de pasión, un líder que se mueva bajo los preceptos del ‘optimismo inteligente’ y que sea capaz de transmitirlo y contagiarlo a todos los empleados. La visión del optimismo inteligente de Martin Seligman no es otra cosa que la capacidad de observar la realidad con objetividad, sin perder un minuto en quejarse de lo que no va bien, buscando qué puedo hacer para mejorarlo y no dando por supuesto ni obviando lo bueno, sino agradeciéndolo y valorándolo. Porque una de las cosas importantes que hay que hacer a diario es valorar y agradecer lo bueno de la vida. Y a veces se nos olvida, lo damos por hecho o por sabido.

Un optimista inteligente no pone el foco en lo que falta sino que trabaja para conseguirlo y valora, agradece y disfruta lo que va bien. Y eso es lo que debe hacer una persona que esté al frente de una organización. Un líder debe ser ejemplo de esta pasión que caracteriza a las personas que viven bajo el prisma del optimismo inteligente. Personas como Mandela, M. Luther King, Gandhi son un buen ejemplo de ello. Si nos paramos a pensar, todos los logros más importantes de la Humanidad los han alcanzado personas apasionadas por su trabajo, por sus ideas, apasionadas por sus objetivos…

Y #Reilusionarse es eso. Es poner pasión en todo lo que hacemos. Sólo así, obtenemos los mejores resultados. Si buscamos la excelencia en todos nuestros actos… ¡hasta en el más simple! llegaremos a la cama cansados, pero satisfechos. Y de eso se trata: de dar lo mejor de nosotros mismos en cada cosa que hacemos, por pequeña que sea, y además en todos los ámbitos: personal, familiar, social y laboral.

Durante este tiempo lo que he pretendido, y todavía pretendo en cada una de mis conferencias, de mis seminarios, cursos o en cualquier encuentro que me permite estar con profesionales de distintos sectores, es volcar en ellos mi visión del mundo. Intento trasmitir que no hay que perder nunca la ilusión y que, si en algún momento se pierde, es nuestra responsabilidad (la de cada uno) tomar las riendas de nuestra vida para recuperarla. En una época como la actual es necesario más que nunca líderes apasionados en las empresas, que sean capaces de contagiar su pasión y su ilusión por el trabajo, que creen espacios de alta exigencia a la vez que espacios de alta cercanía, generando un ambiente laboral agradable y ambicioso para lograr los objetivos.

Porque el agradecimiento y la pasión por todo lo que hacemos son dos pilares fundamentales del movimiento #Reilusionarse. Y un buen ejemplo de ello son los miles de pequeños autónomos que en un entorno muy difícil día a día sacan hacia adelante su proyecto con ilusión.

En mi opinión sólo hay dos formas de vivir la vida: con pasión o con pasión. No existe otra opción. Y depende de nosotros si queremos disfrutar cada momento. Mi consejo a todos los empresarios es: ¡No te quejes, no sirve de nada, y actúa para estar donde quieres estar! Toma las riendas e impregna todos tus actos de ilusión y coraje. Y sobre todo, contágialo a todo tu entorno, eres el ejemplo en tu empresa y todos te están observando.

Pon todo tu corazón, tu mente y tu alma en todo lo que hagas, incluso en las cosas más sencillas. En ello reside el secreto para llevar una vida plena.


Luis Galindo es director de Luis Galindo & Asociados y especialista en Recursos Humanos, Desarrollo Directivo y Optimismo Inteligente.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual