Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Opinión
OPINIÓN

La innovación no está reservada a las empresas jóvenes

DIRECTORA DEL ÁREA DE CONSULTORÍA DE AIN CONSULTING

La innovación no tiene edad

La innovación no tiene edad

Marian Garayoa.

DN
4
Actualizada 28/09/2015 a las 12:21
Etiquetas
  • Marian Garayoa
Vivimos en un mundo que cambia rápido, cambian las modas, cambia la sociedad, cambian nuestros gustos, cambia la forma en que nos gastamos el dinero y cambian las empresas que nos ofrecen los nuevos productos y servicios por los que pagamos. Miras a tu alrededor y cada día surgen negocios nuevos que nos proponen cosas diferentes: nuevos modelos de coche, de casa, nuevas ofertas turísticas, nuevos fármacos, nuevos servicios profesionales, el nuevo paquete de la tele y un montón de nuevos productos que intentan facilitarnos la vida.

El comercio electrónico y compras por internet, plataformas colaborativas que ponen en contacto directo a usuarios, negocios que migran al mundo online y se ponen a un click de móvil, servicios de información en la nube que se integran con gadgets que podemos llevar puestos, soluciones de salud que ni siquiera soñábamos hace 10 años… Hay una revolución de ideas y nuevas soluciones impulsadas por empresas jóvenes, arriesgadas y que parecen llevar la voz cantante en esto de innovar. Pareciera que la innovación estuviera reservada para estos nuevos negocios de emprendedores, con productos y servicios sofisticados y diferentes, ¿será así?

La revista FORBES hace cada año un ranking de las marcas empresariales más valiosas a nivel mundial. En el ranking del año 2015, encontramos entre las 3 primeras a Apple, Google y en décima posición y entrando en el top 10 a Facebook. Empresas que no alcanzan los 40 años de vida en el mejor caso (Facebook tiene el honor de hacerlo con tan sólo 11 años de edad). Estas compañías conviven con gigantes centenarios como General Electric con 125 años, y Coca-Cola con 123, y con empresas no tan antiguas, que rondan los 50-60 años.

Si contrastamos este ranking con el que hace la misma revista para clasificar y seleccionar a las más innovadoras, nos encontramos que la edad media de entre las 10 primeras es de 27 años. Pero es que si eliminamos a Unilever, clasificada por la revista en sexta posición, la media baja a 21. Empresas de biotecnología, farmacia, comercio electrónico, software, electrónica, mecatrónica que desarrollan productos y servicios en sectores en crecimiento y con futuro donde se están dando las mayores apuestas. El ranking exige para su clasificación un nivel de capitalización que excluye la valoración de start-ups y otras empresas más pequeñas, pero pareciera que incluso exigiendo un cierto tamaño, encontráramos que la innovación está más presente en empresas más jóvenes y de reciente creación.

Que nadie me entienda mal, el rigor de esta comparativa brilla por su ausencia, y no pretende ser modelo de nada, pero sirve para reflexionar si la innovación está vinculada a nuevos negocios que nacen libres de cargas y que no tienen que reinventarse permanentemente.

Bajo mi punto de vista nos equivocamos si pensamos que la innovación está reservada a las empresas jóvenes. Sería una conclusión de la comparativa que yo no comparto. Existen numerosos ejemplos de empresas establecidas que se han renovado y cuyo origen no tiene nada que ver con su situación actual. Empresas que han sabido adaptar su modelo de negocio a los nuevos tiempos, y que luchan por ofrecer productos y servicios alineados con las nuevas demandas. Empresas que tienen que esforzarse, porque no es nada fácil cambiar cuando tienes una estructura, una organización y un mercado conocido. Empresas que se arriesgan sustituyendo sus propios productos por otros nuevos antes de que sea demasiado tarde. Empresas que son capaces de sobrevivir a un entorno cada vez más complejo y afrontar con éxito las vicisitudes del viaje.

Empresas llenas de personas innovadoras, mentes inquietas que se anticipan al futuro y visionan una realidad que les obliga a cambiar, liderando ese cambio. No son muchas, está demostrado que la vida media de una empresa cada vez es más baja, pero ojalá fueran más. Necesitamos emprendedores, muchos, muchísimos, pero también necesitamos que las empresas establecidas innoven y que lo hagan como parte de su cultura y su operativa, como un sistema más de la organización y no como algo esporádico que ocurre de forma puntual. Porque la innovación no tiene edad, y está al alcance de cualquier empresa, sólo hace falta querer, no hay muchas barreras y desde luego la edad, en este caso, no es una de ellas.

Marian Garayoa Ardaiz es directora de área de consultoría en AIN_Consulting.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual