Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Opinión
Opinión

Tú eres el único ladrón de tu tiempo

COACH ESPECIALIZADO EN GTD

Jesús Serrano, coach especializado en GTD

Tú eres el único ladrón de tu tiempo

Jesús Serrano, coach especializado en GTD.

Cedida
0
Actualizada 13/05/2015 a las 10:44
  • Jesús Serrano
¿Sabes el precio que estás pagando por dejarte robar tu tiempo? Largas jornadas de trabajo con la sensación de no haber avanzado, estrés debido a la cantidad de compromisos a los que tienes que hacer frente, bandejas saturadas por decenas de correos electrónicos sin procesar, sensación de que algo te va a explotar pero no sabes ni qué, ni cómo, ni dónde…

Si te preguntara cuáles son tus ladrones de tiempo, seguro que identificarías el correo electrónico, las reuniones, las llamadas de teléfono… echarías balones fuera y responsabilizarías a las circunstancias o a la tecnología. Pero si te dijera que tu forma de organizarte, tu falta de concreción de objetivos, tu voluntarismo o tu incapacidad para delegar con eficacia también son ladrones de tu tiempo, ¿qué dirías?

Estamos acostumbrados a echar balones fuera, ya de pequeños cuando no aprobábamos un examen el profesor nos había suspendido, nos tenía manía…. Lo cual, unido al cambio de paradigma en las formas de trabajar, de comunicarnos y de relacionarnos está provocando que los avances tecnológicos como el teléfono móvil, las redes sociales o internet más que ayudarnos dificulten nuestra gestión del día a día, nuestra capacidad para mantenernos enfocados en aquellas tareas que son relevantes y que más valor añadido aportan a nuestro puesto de trabajo.

¿Vas a seguir dejando que te roben tu tiempo?

Como dice el refrán, el tiempo es oro así que no dejes que te lo roben, igual que no dejas a los ladrones que entren en tu casa y arrasen con tus pertenencias más valiosas. Te leo el pensamiento: ¿Y cómo lo hago? Empezando a pensar en gestionar tu atención, tú eres el que decides.

Tú eliges a qué dedicas tu tiempo, si a responder correos de los facilones o a pensar en la estrategia de ventas del trimestre que viene. Tú determinas cómo convivir con las interrupciones, si ponerte a ello sin haber terminado lo que estabas haciendo o pidiendo unos minutos para terminar. En tu mano está si te enfrascas con un trabajo que te gusta pero lo podría hacer mejor otra persona o lo delegas.

Sólo tú puedes escoger si entras al trapo a un hilo de correos tratando de buscar culpables, pasas de la discusión o te enfocas en encontrar soluciones. Tú decides si empleas tu tiempo en trabajar según van surgiendo las cosas o te paras a pensar si tiene sentido hacer algo con ello.

Como dijo Peter Drucker, padre del management moderno: "No hay nada tan inútil como hacer con gran eficiencia algo que no debería haberse hecho en absoluto".

Te vuelvo a leer el pensamiento: “El día a día es como es y ser capaz de hacer todas estas cosas no es fácil”. Nadie dijo que fuera fácil pero nuevos problemas exigen nuevas soluciones y la situación actual es nueva para la mayoría de nosotros. Si quieres ser más productivo y terminar tu jornada laboral con la sensación de haber avanzado en tus proyectos más relevantes, olvídate de ladrones de tiempo y enfócate en gestionar tu atención, en decidir qué no hacer para centrarte en lo que sí, en aquello que aporta más valor a tu puesto de trabajo y te acerca más a tus objetivos y a los de tu empresa.

Para ello, la GTD puede ser de gran utilidad. Son las iniciales de Getting Things Done, una metodología de Productividad Personal basada en hábitos que te ayudará a eliminar el estrés en tu trabajo, a decidir qué hacer utilizando criterios objetivos y considerando todas las opciones posibles y te permitirá hacer con eficiencia tu trabajo, gestionando con eficacia las interrupciones, tanto las internas o aquellos pensamientos que te desconcentran como las externas o aquellas llamadas de teléfono que te desconectan de tu trabajo.

La Productividad Personal en siglo XXI no es hacer muchas cosas utilizando poco tiempo o pocos recursos sino decidir con eficacia y hacer con eficiencia para llegar a donde quieres ir. Como dijo Albert Einstein hace unos años: “Estar loco es hacer lo mismo de siempre esperando resultados diferentes”.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual