Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Opinión
Opinión

Empresas e innovación abierta

EXPERTO EN OPEN INNOVATION Y PONENTE EN E-NATECH

Francesco Sandulli

Empresas e innovación abierta

Francesco Sandulli

Cedida
0
Actualizada 27/03/2014 a las 11:42
  • FRANCESCO SANDULLI
Empresas que han adoptado estrategias de innovación abierta existen desde hace décadas. Sin embargo, sólo desde que Henry Chesbrough publicó su libro sobre el tema en 2003 esta estrategia ha empezado a despertar mayor atención, primero en las escuelas de negocio y posteriormente en el tejido empresarial.

Como el término se ha puesto de moda, se ha utilizado y se viene utilizando de forma incorrecta en la mayoría de las ocasiones, confundiendo fenómenos relacionados y similares pero no idénticos como son los Living Lab, el crowdsourcing, user innovation, etc.

Una estrategia de innovación abierta de entrada consiste en definir mecanismos para poder utilizar conocimiento que se encuentra fuera de los límites de la empresa con el fin de acelerar el proceso de desarrollo de nuevos productos y tecnologías, mientras que una estrategia de innovación abierta de salida consiste en definir mecanismos para poder explotar el conocimiento de la empresa fuera de los límites de ésta.

Las empresas que quieran adoptar una estrategia de innovación abierta necesitan algunas condiciones iniciales para poder éxito. El riesgo de que el concepto se haya puesto de moda (coincidiendo con la crisis económica) ha provocado que muchas empresas hayan intentando abrir sus procesos de innovación sin cumplir las condiciones iniciales. Estas condiciones son que la empresa cuente con unos recursos dedicados a la innovación y desarrollo, que la adopción de la innovación abierta esté encuadrada dentro del modelo de negocio y la estrategia de la empresa y que se creen procesos de entrada y salida del conocimiento.

La adopción abierta por parte de las Pymes se suele encuadrar dentro de un contexto de falta de recursos.

Empresas pequeñas que no tienen recursos humanos, tecnológicos o financieros suficientes para poder desarrollar una nueva tecnología suelen ser más propensas a iniciar procesos de innovación abierta de entrada. Empresas pequeñas que no tienen el acceso a los canales de distribución o no cuentan con una marca suficientemente reconocida en un mercado, suelen iniciar procesos de innovación abierta de salida.

En España, la adopción de la innovación abierta tiene algunos inconvenientes.

En primer lugar el nivel medio de capacidades innovadoras es bajo, lo cual dificulta tanto la absorción de tecnología externa como la comercialización externa de tecnología.

En segundo lugar, las empresas españolas suelen tener mayores problemas de conexión con posibles socios internacionales y por tanto los procesos de búsqueda de socios y de negociación del intercambio son más lentos y complejos.

En tercer lugar, el tejido empresarial español está caracterizado por una alta presencia de empresas de servicios, que se caracterizan por una mayor dificultad de protección legal del conocimiento y que por tanto incrementan los costes de transacción. Finalmente, las empresas y organismos innovadores han estado poco acostumbradas a proteger su conocimiento a través de patentes.

De nuevo, este hecho dificulta los procesos de negociación e intercambio de conocimiento.

Por tanto, las Pymes que quieran adoptar estrategias de innovación abierta tendrán que invertir primero en desarrollar capacidades de I+D, en reforzar su red de conexiones internacionales aumentando su presencia en congresos, jornadas internacionales, etc, y finalmente buscar asesoramiento legal para proteger su conocimiento.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual