Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Opinión
Opinión

Para lograr resultados distintos, haz las cosas de forma diferente

DIRECTORA DE ACCOMPANY

1
Actualizada 20/02/2014 a las 13:45
  • MARISA ALONSO
Si cuando nos ponemos enfermos acudimos al médico, o cuando nuestro coche se estropea lo llevamos al taller, ¿por qué cuando tenemos problemas en nuestra empresa nos resulta tan complicado pedir ayuda?

De la misma forma que existen médicos, mecánicos y una larga lista de trabajadores, también hay profesionales que se dedican a la Gestión de Empresas, también conocidos como consultores de empresa, de gestión, etc.

Son personas que se han formado expresamente para ello, con titulaciones universitarias, másteres, cursos de postgrado, etc., que ponen su conocimiento y experiencia al servicio de las empresas con las que colaboran.

La presencia de estos profesionales en la empresa es recomendable en todo momento. Si bien, es mucho más necesaria en los momentos de cambio, de dudas o de incertidumbre.

Llegados a este punto es el momento de explicar qué aporta a la empresa contar con un profesional en gestión:

1. Objetividad. La realización de una lectura clara y objetiva de la situación en la que se encuentra la empresa, basada en datos y no en percepciones e interpretaciones.

2. Visión. La capacidad de plasmar las diferentes opciones que puede tener la empresa, así como las consecuencias de cada una de ellas.

3. Capacidad de tracción. La capacidad de conseguir una mayor implicación del equipo al percibir que se están buscando soluciones de consenso, con el único fin de hacer lo mejor para la empresa.

Además de sus conocimientos, la herramienta más valiosa que tienen estos profesionales es su experiencia y el conocimiento de las empresas con las que han colaborado previamente.

Existe un amplio abanico de posibilidades de colaborar con estos profesionales, tanto en lo referente a la dedicación, como al coste, formas diferentes de ir conociéndolos e ir construyendo una relación de confianza, básica para alcanzar el éxito en la empresa.

Partiendo de una vinculación esporádica se puede abordar la resolución de dudas puntuales en gestión, con un coste totalmente acotado y contenido. Si por el contrario, nos vamos a un escenario de mayor colaboración nos podemos encontrar con situaciones de apoyo intenso y prolongado en el tiempo, para realizar la transformación de negocios, lanzamiento de líneas de actividad, etc.

En un momento tan crucial como el que nos encontramos actualmente, en el que la competitividad de las empresas es tan importante para su sostenibilidad, debemos contar con todos los apoyos posibles para realizar una gestión más profesionalizada, eficiente y eficaz. Y no debemos tener dudas que los profesionales en gestión nos pueden ayudar en el camino.



  • EDUARDO SEGURA
    (20/02/14 21:48)
    #1

    No es fácil confiar en un consultor, y lo digo con conocimiento de causa tras haber trabajado varios años en una consultoría de gestión de empresas. En las empresas que demandan sus servicios se generan unas grandes expectativas que, en ocasiones no se cumplen, tras haber pagado un dinero qe consideran "perdido". Pero lo más importante es entender que no todas las consultoras son iguales y que la clave del éxito es que ellas, o mejor dicho, sus profesionales, tienen que comprometerse con las empresas clientes igual que lo harían si pertenecieran a las mismas. Ahí está la diferencia. Con eso y con paciencia (ya que en ocasiones diagnostican cosas que la empresa "no quiere oir") se logran éxitos.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual