Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Opinión
OPINIÓN | ELENA ALEMÁN

Ingeniería y certificación energética

14
Actualizada 03/06/2013 a las 11:08
  • Elena Alemán
En cumplimiento de la directiva europea, desde el 1 de junio es obligatorio que cada inmueble que se alquile o venda, disponga de un certificado de eficiencia energética que nos dará una calificación en cuanto al consumo que exigirá el uso del mismo.

Esta normativa nos abre dos oportunidades. La primera nos afecta de manera directa, ya que nos permitirá conocer y controlar el consumo energético. A partir de este momento, tendremos información sobre el consumo previsto de nuestra vivienda, al igual que conocemos el consumo de un coche o de un electrodoméstico antes de comprarlo. Una vivienda o local eficiente tendrá unos gastos muy inferiores a otro que no lo sea y esto se reflejará en el coste de compra o alquiler. El consumidor debe conocer de manera fiel qué tipo de inmueble está comprando o alquilando y los gastos que va a tener después.
Por otro lado, la eficiencia energética es un factor fundamental en el consumo energético e influye de manera importante no sólo en la economía familiar sino en la del País. España destina una gran cantidad de dinero a la importación de gas y otros combustibles para poder abastecer el consumo energético de la sociedad. La reducción de estos consumos así como la utilización de energías renovables afectarán al impulso económico de nuestro país.

Es por esto que los certificados deben ser rigurosos, realizados por profesionales competentes, colegiados y con conocimientos que garanticen la precisa calificación energética del edificio. El técnico debe valorar aspectos como la calidad de la construcción, huecos de fachada, aislamientos, puentes térmicos, instalaciones de iluminación, calefacción, aire acondicionado, etc. para poder certificar de manera fiel, mediante un procedimiento objetivo y reconocido la calificación energética de la vivienda o local.

Los ingenieros industriales, son los técnicos que, en los campos de la edificación, de la construcción y de la energía, poseen profundos conocimientos de diseño, materiales e instalaciones, resultando por tanto muy competentes para la elaboración de los informes de certificación energética exigidos por la nueva normativa vigente. En los Colegios Profesionales disponemos de un registro de profesionales que cumplen estos requisitos.

Como consumidores y usuarios debemos buscar buenos profesionales, con formación, serios, rigurosos y responsables y evitar convertir la certificación energética en papel mojado, burocracia, en un gasto vacío y en un motivo más de falta de credibilidad de nuestro País. Una buena oportunidad para dejar de identificarnos con las mentiras y chanchullos y elegir para Navarra el camino de la seriedad, la calidad y el compromiso.


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual