Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Instituto de Comunicación Empresarial

La comunicación, un arma estratégica para las empresas

El periodista Manuel Campo Vidal asegura que comunicar adecuadamente es "la asignatura pendiente" para lograr la proyección y desarrollo comercial de las empresas

Manuel Campo Vidal, periodista y director del ICE

"La comunicación es la asignatura pendiente de las empresas"

Manuel Campo Vidal, periodista y director del ICE.

Archivo DN
0
Actualizada 08/09/2015 a las 10:40
  • Edurne Suberviola. Pamplona
Cada vez más estudios confirman que una deficiente comunicación conlleva una pérdida de competitividad de las empresas, perjudica la formación de líderes y limita gravemente la productividad. Pero no basta con comunicar, hay que hacerlo bien. Y el primer paso para comunicar eficazmente es ser conscientes de que la comunicación está presente en todos los aspectos de nuestra vida y, por supuesto, también en el mundo de la empresa.

Pero no podemos pensar que la comunicación se refiere únicamente a una entrevista en un periódico, una campaña de publicidad o un discurso ante el consejo de dirección de la compañía. El mail que escribimos para solicitar un encuentro con un cliente, el orden del día que establecemos para una reunión, el tono de voz de una conversación telefónica, la manera en la que improvisamos nuestros argumentos de venta… todo es comunicación. Y la mejor manera de hacerlo correctamente es darnos cuenta de la importancia que tiene la comunicación y prepararnos, porque las habilidades comunicativas se pueden aprender y mejorar.

Comunicar bien permite alcanzar oportunidades comerciales, directivas, sociales y de liderazgo pero, en cambio, las deficiencias comunicativas pueden acarrear, en parte, una baja productividad en las empresas y negocios. Reuniones interminables en las que no se llega a ninguna conclusión, correos electrónicos farragosos en los que no queda claro cuál es el mensaje, discursos en los que el ponente se aferra a la presentación de Power Point y no es capaz de levantar la vista del papel, catálogos y folletos publicitarios con faltas de ortografía… todo ello resta oportunidades y merma la competitividad de las empresas.

Tal y como afirma el prestigioso periodista Manuel Campo Vidal, fundador y director del Instituto de Comunicación Empresarial (ICE), la comunicación es “la asignatura pendiente de las empresas” que, en muchos casos, no son conscientes de que comunicar eficazmente es “un arma estratégica” para su proyección, para su desarrollo comercial y para su presencia en el mercado, lo que influye en la cuenta de resultados.

Con el objetivo de ayudar a desarrollar las habilidades comunicativas y el liderazgo de los directivos y profesionales navarros, el Instituto de Comunicación Empresarial y Brandok han organizado el próximo 22 de septiembre un “Taller práctico de comunicación rentable”, de ocho horas de duración, que se impartirá en Pamplona, en el aula de formación de Diario de Navarra de la calle Zapatería.

En este curso, los alumnos podrán aprender a expresarse con eficacia, descubrirán las claves para hablar en público y desarrollarán las técnicas de comunicación no verbal y de la voz, todo ello de una forma útil, práctica y adaptada al nivel de cada uno.

¿En qué va a consistir el ''Taller práctico de comunicación rentable"?
Es una inmersión de los asistentes para progresar en unas horas en habilidades de comunicación. No tengo ninguna duda de que quienes asistan comunicarán bastante mejor a la salida que a la entrada.

¿Qué van a poder aprender quienes participen en esta formación?
Van a adquirir una mayor sensibilización sobre la comunicación, aprenderán las claves de cómo organizar un discurso y realizarán ejercicios prácticos que les van a dotar de mucha seguridad y de algunos recursos que les serán muy útiles en su desempeño profesional.

¿En qué van a beneficiarles los conocimientos que adquieran?
En el mundo en el que vivimos, en el que la comunicación es central y la ejercitamos a diario y a todas horas, progresar en comunicación es ganar posibilidades de eficacia comercial, por ejemplo, de conseguir una mejor relación con nuestro entorno laboral y ayuda a fortalecer nuestro liderazgo.

Según el estudioso Cesare Sansivini, la capacidad comunicativa del líder de una empresa determina el valor de esta. Entonces, ¿por qué no se le da importancia a la comunicación en el mundo de la empresa?
Creo que la comunicación es la asignatura pendiente de las empresas y del mundo profesional. Naturalmente que hay excepciones pero creo que, poco a poco, aunque en muchos casos es tarde, se van dando cuenta de que la comunicación es el mejor aliado para la proyección profesional y empresarial. Aprecio una mejora, aunque es verdad que durante años esto no se ha tenido en cuenta. Pero en poco tiempo se apreciará la comunicación como una de las habilidades imprescindibles para el equipo directivo.

Para comunicar de una forma eficaz, ¿lo primero es saber escuchar?
Escuchar es el requisito indispensable para comunicar bien, ya lo decía Plutarco, sólo habla bien aquel que escucha. Desde luego, saber cuáles son las inquietudes e, incluso, las opiniones de las personas que van a recibir nuestra intervención, que van a escucharnos, es vital para ganar y crecer en eficacia.

¿Hasta qué punto es prioritario para una empresa que su comunicación sea rentable?
Los humanos somos lo que comunicamos y las empresas también. En consecuencia, para la proyección de una empresa, para su desarrollo comercial y para su presencia en el mercado es fundamental tener la comunicación en primer plano, que la valoren los máximos directivos y pongan en práctica sus principios.

Hay que comunicar siempre y hay que intentar hacerlo bien, porque si uno no comunica los demás pueden hacerlo por ti. Una empresa comunica siempre, aunque esté callada. Y si no siempre están sus adversarios, sus descontentos y sus competidores, así que lo importante es tomarse en serio la comunicación y procurar hacerlo lo mejor posible.

 
¿Qué tres consejos daría a un empresario para mejorar su comunicación?
En primer lugar que sea consciente de que la comunicación es un arma estratégica, que de no tenerla presente puede volverse en su contra. En segundo lugar, que acuda a algún curso de comunicación y pida a sus directivos principales que también los sigan. Y en tercer lugar, que haga hueco en su agenda para tener tiempo y preparar adecuadamente esa comunicación.


Una de las principales dificultades de la comunicación es el miedo escénico. ¿Cómo se puede evitar?
El miedo escénico se puede vencer, como se vence el miedo a volar. Para ello hay que seguir algún curso especializado, recibir una ayuda mínima y, desde luego, es posible contener esas emociones y aprovecharlas en favor de una mejor comunicación. Pero hay que distinguir entre miedo escénico y tensión escénica. El miedo se supera, la tensión la tenemos prácticamente siempre, incluso los que nos dedicamos profesionalmente a comunicar.

¿Cómo afecta el lenguaje corporal y la voz a la comunicación? ¿hasta qué punto pueden destruir un buen mensaje?
El mensaje es fundamental, pero nuestra comunicación no verbal tiene que estar en consonancia con el contenido. La voz es el tercer elemento fundamental que marca la huella del liderazgo. Un buen mensaje puede ser distorsionado por una mala comunicación no verbal y por una voz inadecuada.

El diagnóstico comunicativo de España da unos resultados muy bajos en comparación con los países anglosajones como consecuencia de una de las carencias de nuestro sistema educativo pero también influye que estamos muy desconectados de las emociones. ¿Cómo afecta la inteligencia emocional a la gestión empresarial?
Como dice Mónica Deza, profesora de Next IBS: "Las emociones están ausentes de la empresa y es un error fundamental". Yo lo comparto, creo que deberíamos poner más emociones positivas, como por ejemplo, la pasión y una mayor sensibilidad. Y sería mejor para la vida empresarial en general y para la comunicación en particular.

Escribir correctamente un mail u organizar una reunión de forma efectiva son ejemplos de una comunicación rentable, que redunda en la productividad y competitividad de las empresas. ¿Cómo se puede convencer de ello a los empresarios?
Hay suficientes ejemplos para demostrar que la buena comunicación es rentable. Y tanto en la comunicación escrita, como en la global, como en la estratégica, abundan los casos en los que está claro, por ejemplo, que una crisis puede ser contenida por una buena comunicación, o puede ser agravada por una mala comunicación.
 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual