Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
FUNDACIÓN INDUSTRIAL NAVARRA

"El Gobierno tendría que promocionar Navarra como un 'label' de calidad"

"La Fundación surge como reacción a la desindustrialización y al deterioro económico y con el objetivo de lograr resultados tangibles", afirma su presidente, Miguel Iriberri

Miguel Iriberri, presidente de la Fundación Industrial Navarra

Miguel Iriberri, presidente de la Fundación Industrial Navarra

Cedida
1
Actualizada 15/01/2015 a las 20:33
  • EDURNE SUBERVIOLA. PAMPLONA
La Fundación Industrial Navarra es una organización sin ánimo de lucro dirigida al mundo empresarial que se creó a finales de 2014 como reacción a la desindustrialización y al deterioro económico que se ha producido en la Comunidad foral. Promovida por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Navarra (COIINA) y por la Asociación de Ingenieros Industriales surge como una nueva forma de interaccionar con la sociedad desde su ámbito profesional y aportando sus conocimientos. “Somos parte de la sociedad civil y tenemos mucho que aportar para ayudar a mejorar nuestra comunidad”, afirma convencido Miguel Iriberri, presidente de la Fundación y decano del COIINA.

 

MIGUEL IRIBERRI

  • Puesto
    Presidente de la Fundación Industrial Navarra y decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales
  • Fecha de nacimiento
    19/10/1956
  • Formación
    Ingeniero industrial por la Universidad Politécnica de Madrid
  • Trayectoria Profesional
    Fundador y director-gerente de Contec Ingeniería-Arquitectura. Consulting de Proyectos y Direcciones de Obra de Ingeniería y Arquitectura. Vicepresidente del Consejo de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales de España. Miembro de la Comisión de Garantías de AIPE (Asociación de Ingenieros Profesionales de España).
    Presidente de la Asociación de Ingenieros Industriales de Navarra. Docente desde hace 38 años.
  •     
Para ello, los principales objetivos con los que se ha creado esta asociación empresarial son impulsar el desarrollo industrial y económico de Navarra y favorecer y promover los contactos y relaciones entre las empresas, así como entre ellas y los ingenieros industriales. “La idea es fomentar el progreso técnico y económico a través de la colaboración empresarial, con un flujo e intercambio continuo de conocimiento y relaciones que es una de elementos más importantes que hay en el mundo económico”, asegura.

A pesar de su reciente creación ya forman parte de la Fundación todo el colectivo de ingenieros industriales colegiados, que está en torno a las 800 personas, y 30 empresas que ya se han adherido a esta nueva iniciativa. “Casi todas son primeros espadas de Navarra de diferentes zonas y distintos ámbitos de trabajo”, recalca Iriberri y cita, entre otras muchas, a MTorres, Cinfa, Iberdrola, Berkelium, Planasa, Estampaciones Mayo, la Clínica Universitaria, Azkoyen, Jofemar, Informática de El Corte Inglés, Guardian, Frenos Iruña, Saltoki, Rockwool, Gima… entre todas dan trabajo en Navarra a unos 8.000 empleados. Esta variedad de sectores y su carácter interdisciplinar es lo que ofrece a la Fundación, a juicio de su presidente, “una riqueza muy grande y le da mucha vida y calidad”.

Entre las actuaciones que la Fundación Industrial Navarra quiere promover están las reuniones de empresas, los congresos, las jornadas temáticas, la organización de eventos para captar clientes, la difusión de ofertas de productos y servicios en condiciones ventajosas para los socios, la formación, el empleo, más de 120 convenios con empresas y comercios… Además, los asociados podrán utilizar los servicios y las infraestructuras del Colegio de Ingenieros Industriales, tanto los medios técnicos como los personales. Todo ello con una obsesión clara que Miguel Iriberri reitera en varias ocasiones: “Nos proponemos conseguir resultados tangibles, incluso en términos económicos, para que una empresa pueda valorar lo que le cuesta estar en la Fundación y el beneficio que ha obtenido a cambio. Así podrá ver si le es rentable y si sigue para aprovechar el entorno en el que está y las oportunidades que le brinda”.

¿Qué les diferencia de otras organizaciones empresariales que ya existen?
Lo primero es que la Fundación está bajo el auspicio del Colegio de Ingenieros Industriales que es una organización que está delegada de la Administración, por lo que tenemos un contacto muy directo tanto con la Administración de Navarra como con la del Estado, en muchos campos como la normativa, las necesidades de recursos, líneas de subvención y de apoyo empresarial... Además, todos los medios de los que dispone el Colegio, que son muy potentes y probablemente otro tipo de asociaciones no los puedan tener, están a disposición de los socios.

Y ya internamente, el carácter interdisciplinar de la Fundación, de diferentes tipologías y ámbitos de empresas, le aporta una riqueza muy grande a esta asociación. Cada empresa se presenta a las demás e, incluso, en algún caso se ha ido expresamente a conocer sus instalaciones y luego se ha hecho un coloquio en el que se habla de lo positivo y lo negativo que se ha visto. Este flujo de conocimiento transversal, que no es muy normal obtener, es también muy interesante. Las asociaciones suelen ser sectoriales y son siempre los mismos y hablando de lo mismo. Así que lo que hay que hacer es romper esas barreras y conocer otros mundos porque quizás en esos mundos puede estar la solución a algunos de tus problemas.

Igual tenemos cosas interesantes en la puerta de casa pero como no las conocemos nos estamos yendo lejos a por ellas teniéndolas aquí. Ese es el problema, por eso el conocimiento y los contactos son tan importantes. Tener contactos es lo que te abre el mercado y ese es un activo muy importante de la Fundación.

¿Qué ventajas ofrecen a las empresas?
Una de las cosas por las que estamos apostando es por lograr que las empresas obtengan un valor añadido por estar en la Fundación. Y ese valor añadido se tiene que traducir a términos económicos. Tienen que estar aquí porque consiguen algo, si no sacan nada esto se convertirá en una cosa más que no va a funcionar. Esa es nuestra idea y la gente que forma parte de la Fundación está viendo ya que están consiguiendo cosas muy interesantes. Hace poco nos comentaba una socia que con una presentación que había hecho ya había cubierto la cuota de los próximos cinco años.

Otra ventaja muy importante que aporta la Fundación a las empresas son los contactos. Acceder a determinada gente puede ser tremendamente difícil pero si ambos son miembros de una misma asociación se puede tener contacto con ciertas personas que de otra forma no habría sido posible. Este tipo de cosas son fundamentales en el mundo empresarial. Si tienes un buen producto pero no te conoce nadie no vas a llegar a nada.

¿Cómo se financia la Fundación? ¿tiene algún tipo de subvención o únicamente con las cuotas de socios?
Una de las premisas fundamentales de la Fundación es la independencia. No tenemos ni queremos ningún tipo de subvención. La financiación es el capital inicial que aportó el Colegio de Ingenieros Industriales para arrancar y luego las cuotas de los socios, que no son muy altas. Pero la idea es que la Fundación genere ella misma beneficios para que se retroalimente. No queremos injerencias del exterior y un elemento muy contaminante entendemos que es el subvencionismo y de eso huimos como de la mala hierba. La formación será uno de los mecanismos para obtener financiación y también la realización de búsquedas de candidatos para procesos de selección de ingenieros, como agencia de colocación, aprovechando así nuestra base de datos y el conocimiento y la experiencia de nuestros ingenieros, tanto jubilados como en activo.

¿Qué se puede hacer para reindustrializar Navarra? ¿qué ha fallado o qué errores se han cometido para llegar a esta situación?
Históricamente, Navarra siempre ha estado diez puntos por encima de la media del resto de España en el sector industrial, lo que es una gran ventaja, pero ahora en el índice relativo estamos retrocediendo. Lo que ha ocurrido es que en los años anteriores la industria se ha quedado en un segundo plano y el dinero y las posibilidades de crecimiento han ido a otros sectores más especulativos como la construcción. La industria es un sector que es como un motor que está siempre como a medio gas, pero siempre funcionando. Pero con el paso de los años, se ha desatendido, no se ha invertido (ni las empresas ni desde la propia Administración) ha habido empresas que han ido languideciendo y otras han desaparecido.

Otro problema es el tamaño porque en España más del 90% de las empresas son pymes y en un mundo tan competitivo y de aldea global como es el de la industria, para que una empresa de producción pueda exportar hace fata una dimensión mínima y, si no la tienes pues no puedes hacerlo. Además, la alternativa de agruparse entre varias empresas para poder exportar no es un tema que enganche mucho aquí.

El conjunto de no actuaciones desde la Administración y desde las propias empresas unido al problema de la dimensión ha hecho que la industria haya ido para abajo. Lo que es una pena porque el sector industrial proporciona empleo muy estable, de alta calidad y con unas condiciones muy buenas. En Navarra además tenemos buenas universidades, somos pocos y muy diversos, y, además, en algunos sectores somos tremendamente buenos, como en el agroalimentario o las energías renovables.

¿Qué medidas hecha de menos para mejorar el sector industrial? ¿Quizás mayores deducciones a la inversión, facilitar suelo industrial, una menor presión fiscal…?
Habría que hacer multitud de cosas, empezando por reducir los costes empresariales que son altísimos. Son una carga bestial. Eso sumado a los costes energéticos (la electricidad en este país es mucho más cara que en Alemania o Francia) encarecen terriblemente todos los productos. Y este problema hace que las empresas sean poco competitivas.

La Administración tendría que hacer su papel bajando este tipo de costes y también tendría que apoyar a las empresas que salen al extranjero promocionando la marca Navarra como un ‘label’ de calidad, como un sitio donde se trabaja muy bien, porque es así y ya se reconoce fuera de aquí. Además, las empresas tendrían que optimizar sus recursos, ser más competitivas, adaptar tecnologías más modernas, tener perspectiva del futuro… No se dan cuenta de que tienen que pensar más a cinco años vista y no tanto en la letra que vence mañana. Este conjunto de factores van encareciendo el producto y hacen que las empresas sean menos competitivas.
 

FUNDACIÓN INDUSTRIAL NAVARRA

  • Actividad:Relaciones empresariales, progreso de la ingeniería y la sociedad
  • Sector: Fundaciones de carácter social
  • Año de Fundación: 2014
  • Dirección: C/ Emilio Arrieta 11 bis, 5º. 31002 Pamplona
  • Web: www.fundacionfin.com
  • Empleados: 6 empleados / 811 asociados 


  • constantino garcia ares
    (16/01/15 11:26)
    #1

    Muy interesante la idea y está muy bien explicado. Espero tengan gran des éxitos ya que en este momento parece que hay una tendencia positiva.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra