Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ANEM

"La empresa del metal en Navarra es tecnológicamente puntera y altamente competitiva"

El presidente de la Asociación Navarra de Empresas del Metal, José Antonio Olangua, es "moderadamente optimista" con el futuro del sector porque "las facturaciones se están recuperando ligeramente"

José Antonio Olangua, presidente de ANEM

José Antonio Olangua, presidente de ANEM

Luis Zabalza
José Antonio Olangua, presidente de ANEM

José Antonio Olangua, presidente de ANEM

Luis Zabalza
0
Actualizada 11/09/2014 a las 18:10
Etiquetas
El presidente de la Asociación Navarra de Empresas del Metal (ANEM), José Antonio Olangua, es "moderadamente optimista" con el futuro del sector ", aunque admite que 2013 fue un año "malísimo, seguramente el peor de la crisis". Reelegido para un segundo mandato el pasado mes de junio, este ingeniero técnico industrial pamplonés que dirige las empresas del grupo Gestamp en Navarra no se olvida de que "todavía hay alguna empresa de la Asociación con problemas e, incluso, con expedientes de regulación" pero analiza con esperanza el dato de que "las facturaciones se están recuperando ligeramente".

JOSÉ ANTONIO OLANGUA

  • Puesto
    Presidente de la Asociación Navarra de Empresas del Metal (ANEM), vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN)y gerente de Gestamp.
  • Fecha de nacimiento
    28/07/1959
  • Formación
    Ingeniero Técnico Industrial.
  • Trayectoria Profesional
    28 años como directivo de empresas del metal.
Su experiencia y la perspectiva que le da el haber trabajado durante casi tres décadas en empresas vinculadas al metal le permiten afirmar que este sector en Navarra es muy competitivo tras muchos años de trabajo con una tecnología de primera línea: "La empresa del metal en Navarra es tecnológicamente puntera y altamente competitiva".

Hijo de relojero, con el que empezó a trabajar con sólo 13 años, Olangua considera que aprender un oficio a esa edad le ha servido para valorar la importancia del esfuerzo y el trabajo. Y aboga por defender y cuidar a las empresas locales paraque cuando crezcan sigan dejando sus sedes centrales en Navarra y no se vayan.

¿Cómo afronta este segundo mandato y cuáles son los proyectos que se plantea al frente de la Asociación?
El principal objetivo de la ANEM es la firma del Convenio del Metal de Navarra y su mantenimiento durante el periodo de validez. El actual convenio expira en 2014 por lo que, a partir de noviembre, cuando se constituya la Mesa de Negociación, nos esperan meses de actividad frenética hasta la firma del nuevo convenio con los sindicatos. Este periodo es el más complejo y el más participativo. El Consejo Rector de la Asociación se reúne las veces que haga falta para tomar decisiones y apoyar a nuestro secretario general que es quien se encarga directamente del cuerpo a cuerpo con los representantes sindicales. Por tanto, aunque es un periodo difícil, también tiene la contrapartida de que se comprueba la buena salud de la Asociación con la implicación de las empresas que la componen.

Los proyectos de la Asociación son siempre los que demandan las empresas asociadas. Somos fuertes en relaciones laborales y queremos propiciar que el foro de responsables de RRHH que hemos iniciado se consolide y sirva de apoyo en su gestión diaria.

También buscamos que el acercamiento entre las empresas asociadas se incremente. Para ello, ya hemos iniciado reuniones informativas y charlas monográficas en las propias empresas en vez de en nuestra sede. Al ser una asociación de empresas grandes, la mayoría de ellas forman parte de grupos nacionales o multinacionales y los servicios que demandan no son los mismos que en otras asociaciones de empresas más pequeñas. En cualquier caso, tenemos claro que una asociación empresarial tiene que cuidar mucho sus actividades para no hacer la competencia a otros sectores privados de la economía.

¿Cómo está afectando en este momento la crisis a la industria del metal en Navarra?
Basta con leer el periódico todos los días para darse cuenta de las dificultades de nuestro sector. Por desgracia, varias empresas aparecen con demasiada asiduidad en la prensa por problemas de continuidad. Como suelen ser empresas grandes y con gran trayectoria, el eco mediático es importante. Durante la crisis hemos perdido en la asociación alguna empresa por cierre y siempre ha generado revuelo informativo.

¿Cómo ve el futuro del sector a corto/medio plazo?
Por las conversaciones con otros empresarios da la impresión de que, exceptuando desastres concretos, el futuro próximo es moderadamente optimista. El sector es muy competitivo ya que son muchos años de trabajo con una tecnología de primera línea.

¿Qué falla? ¿Las estrategias de las empresas del metal son correctas?
Se ha demostrado que si se dan los medios los sabemos utilizar y rentabilizar. Está claro que en Navarra falla que casi todas las grandes empresas de nuestra asociación tienen los centros de decisión fuera de aquí e, incluso, fuera de España. Hay que cuidar mucho a las empresas locales para que sigan siéndolo y para que cuando crezcan sigan teniendo sus sedes centrales en Navarra. Así aseguraremos más la continuidad y el crecimiento.

¿Un mayor nivel de internacionalización podría ser la clave para la consolidación del sector?
La internalización de las empresas locales siempre es buena. Pero debe hacerse de forma muy medida. Hay que considerar que cuando se va fuera no siempre se tiene éxito y un fracaso en el exterior puede arrastrar a la matriz.

¿Hay que detectar en qué eres el mejor y arriesgar más? ¿Cree que se peca de localistas?
Cuando se invierte en el sector industrial del metal, siempre se arriesga. Aquí no existen los pelotazos. La maquinaria se amortiza a siete o a diez años y hay que pensar que se va a conseguir trabajo para todo ese periodo. Y a la velocidad que van los tiempos, diez años son muchos años. Pero esa es la vida de la industria. Cada empresa debe buscar su nicho de mercado y conseguirá ganarse la vida mejor si aporta cosas diferentes con respecto a su competencia.

Creo que en Navarra ya hemos dejado de ser localistas y estamos abiertos a todo el mundo. El hecho triste a corto plazo de que nuestros jóvenes universitarios tengan que salir a buscarse el “currusco” de pan por el mundo hará que cuando la inmensa mayoría de ellos vuelvan, aporten una visión abierta y nada aldeana, como la que todavía se puede ver en algunos sectores de nuestra sociedad. ¡Qué bien nos iría si nuestros políticos se pasasen unos añitos ganándose la vida en el extranjero!



¿En qué destaca Navarra en lo que a industria del metal se refiere? ¿Dónde somos competitivos?

La empresa del metal de Navarra es tecnológicamente puntera y altamente competitiva. No sólo la del sector del automóvil, que obligatoriamente tiene que serlo para no desaparecer, sino también otros sectores tan importantes o más que este.

¿Cree que la industria navarra está demasiado centralizada en Volkswagen?
Volkswagen Navarra es la empresa más grande de nuestra asociación y la que mueve la economía navarra de forma fundamental. Eso es un hecho. Hay un conglomerado de empresas que trabajan para ellos pero esto sucede en todas las ciudades del mundo en las que hay una gran empresa. Vamos a cuidarlo, pero hay que verlo como una oportunidad, no como un problema. La cultura industrial que aporta debe servir para diversificar en otros sectores.

Usted considera que la buena relación con los comités de empresa es un punto a favor para la buena marcha de la compañía. ¿Hasta qué punto es importante la motivación de los trabajadores en este sentido?
Todos los trabajadores se deben sentir como una parte importante de la empresa pero todavía nos queda mucho camino por andar para conseguirlo. Las empresas deben ser capaces de informar y hacer partícipes a sus trabajadores de la vida de la empresa y estos deben ser capaces de asimilar la información de forma adecuada.

El Convenio del Metal es un referente para los demás convenios…
Sin duda. Es el que afecta a más trabajadores de Navarra y, por tradición e historia, es el referente donde se miran los demás.

¿Cuenta la Asociación con suficiente apoyo? ¿Debería haber una mayor sinergia entre la empresa privada y la Administración?
En los casi 30 años que llevo trabajando en el Metal de Navarra, la sintonía y colaboración con la Administración ha sido muy importante. Pero en los últimos años estoy viendo que hay obsesión por impedir que tomen decisiones los que deben hacerlo e, incluso, por judicializar todas las decisiones y así no se puede avanzar. Las decisiones de la Administración deben ser rápidas, comprometidas y seguras.

Usted reclama un tratamiento fiscal e institucional similar a los de otras provincias limítrofes. ¿En qué sentido?
Aquí siempre nos hemos distinguido por tener un régimen fiscal ligeramente mejor que fuera de Navarra, con determinadas características que nos diferencian y que hacen que una inversión se pueda decantar por venir aquí en vez de a otras comunidades limítrofes. Esto debe continuar así; si se da la vuelta nos veremos abocados al desastre. Hay que pensar que nuestra comunidad es más cara que otras y que en todas saben trabajar tan bien como nosotros.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra