Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Hacienda Queiles

"Este año vamos a consolidar las ventas de aceite en China y Japón"

El propietario y director de esta almazara, Alfredo Barral, aspira a introducir su producto en Brasil y Venezuela, avalado por el tercer galardón consecutivo que ha logrado en los premios del Consejo Oleícola Internacional

Alfredo Barral, propietario de Hacienda Queiles

"Este año vamos a consolidar las ventas de aceite en China y Japón"

Alfredo Barral, propietario de Hacienda Queiles

ARCHIVO DN
Alfredo Barral, propietario de Hacienda Queiles

"Este año vamos a consolidar las ventas de aceite en China y Japón"

Alfredo Barral, propietario de Hacienda Queiles

Archivo DN
0
Actualizada 09/05/2014 a las 14:43
  • EDURNE SUBERVIOLA. PAMPLONA
Alfredo Barral tiene como lema que la calidad es mucho mejor que la cantidad y así lo ha implantado en la filosofía y la estrategia empresarial de la almazara Hacienda Queiles, que fundó en 1994 en Monteagudo y de la que es propietario y director. Su osadía y espíritu emprendedor son innegables porque tras sendas décadas como gerente de una empresa de mármoles y en el sector de la banca, al cumplir los 40 años decidió que su trabajo no le llenaba y que quería cambiar de vida.

ALFREDO BARRAL

  • Puesto
    Propietario y director
  • Fecha de nacimiento
    08/06/1950
  • Trayectoria Profesional
    Trabajó durante 10 años como gerente en una empresa de mármoles y otros 10, hasta 1990, como director regional de Navarra en Caja Laboral. Y en 1994 fundó Hacienda Queiles. 
Así es como se adentró en el mundo de los olivos y el aceite. Lleno de entusiasmo y ganas, investigó, estudió y preguntó a cualquier experto, agricultor y entendido de este sector que estuvo a su alcance. Comenzó plantando 16.000 olivos en una finca de 40 hectáreas en Monteagudo que le proporcionaron su primera cosecha en 1998. Y consiguió el aceite que buscaba: "Desde el inicio nuestro proyecto ha estado basado en la excelencia del producto y no en la cantidad de litros".

Y es esa calidad de la que tanto habla y por la que tanto ha trabajado la que le ha permitido obtener numerosos premios y reconocimientos. El último de ellos se lo entregará el próximo mes de junio el Consejo Oleícola Internacional (COI), que por tercer año consecutivo ha concedido a su aceite Abbae de Queiles el Premio a la Calidad "Mario Solinas" 2014 en la categoría frutado maduro en el concurso de vírgenes extra, en los que están considerados como los Oscar del aceite.

¿Qué supone para Hacienda Queiles que se vuelva a reconocer un año más la calidad de su producto?
Es una satisfacción y significa un reconocimiento a que estamos haciendo las cosas bien, en la misma línea que siempre desde que empezamos a producir nuestro aceite. El concurso del COI es el más prestigioso de cuantos premios de aceite se entregan en el mundo y, además, es de carácter internacional y ha contado con la participa alrededor de 200 aceites diferentes.

Nuestro aceite es monovarietal de la variedad arbequina y también ha sido primer finalista en los premios del Ministerio de Agricultura este año. El año pasado el Ministerio también nos reconoció con el Premio Alimentos de España al mejor aceite y el año anterior nos entregó el Premio al Mejor Aceite Ecológico de España. En los últimos años hemos conseguido los premios más prestigiosos y, sobre todo, los más rigurosos en la calificación de todo el proceso de los aceites.

¿Cuántos litros de aceite producen al año?
Nosotros somos pequeños, una micropyme, y con nuestras 60 hectáreas de olivos elaboramos 50.000 litros de aceite, por lo que producimos 100.000 botellas. Somos un aceite de pago, que es aquel que procede de una única finca y que tiene unas características propias determinadas por el clima, la tierra y la mano del hombre en su cultivo, que le confieren una personalidad muy exclusiva.

Abbae de Queiles pertenece a una prestigiosa asociación de aceites de excelencia de España, que se llama Grandes Pagos de Olivar y que está formada únicamente por seis aceites de pago. No producimos aceitunas ni aceite de nadie. Únicamente trabajamos con nuestros propios frutos y tenemos tanto olivares como almazara propios. Es una obligación para pertenecer a esta asociación, de la que yo fui miembro fundador y soy el presidente desde hace más de 10 años. Los socios que componemos este colectivo estamos presentes en más de 40 países desde hace ya tiempo y con una calidad reconocida en todo el mundo.

¿En qué año comenzó Hacienda Queiles su internacionalización?
Desde el mismo año en que obtuvimos nuestro primer aceite, desde 1998. Lo primero que hicimos fue ir a presentar nuestro aceite a una feria a Nueva York, lo que no era nada habitual. Pero el proyecto ya nació con una clara vocación de internacionalización. La idea siempre ha sido alcanzar una comercialización internacional del 70% y el 30% restante venderlo en el mercado nacional. Y en estos momentos estamos al 50%.

Vendemos ya nuestro aceite en más de 20 países de todo el mundo (fundamentalmente Estados Unidos, Rusia, Suecia y China pero también Reino Unido, Francia, Suiza, Alemania y México, en menor medida y entre otros lugares) y en los establecimientos más prestigiosos de Tokio, Londres, Nueva York, Estocolmo o Milán. Nuestro target de clientes son las tiendas gourmet y la alta restauración y somos un aceite muy reconocido en estos mercados.

¿Cuentan con laboratorio para realizar proyectos de I+D?
No tenemos laboratorio porque que somos cinco o seis. La empresa es tan pequeña que no justifica contar con un laboratorio. Además, el Gobierno de Navarra dotó de un laboratorio a una cooperativa de Cintruénigo al cual tenemos acceso las almazaras riberas. Y en cuanto a investigación, como no tenemos una gran cifra de recursos económicos para ello, lo único que hacemos es investigar todo lo que permita conseguir una mayor calidad en el aceite, en cuanto a sus características de aromas y sabores.

¿Qué perspectivas de negocio tienen para este año?
Nosotros queremos crecer un 12-15% aproximadamente, tanto en facturación como en recolección de aceitunas, que no es mucho. Pero dependemos fundamentalmente de lo que producen nuestros olivos. Vamos incorporando plantaciones nuevas en la propia finca por lo que, evidentemente, el crecimiento es lento y tranquilo. Pero nosotros no queremos crecer desmedidamente. Nuestra idea es tener una producción siempre limitada pero de alta calidad porque somos conscientes de que la excelencia es muy difícil de alcanzar con la cantidad.

¿Cómo les está afectando la crisis?
Nosotros estamos al margen de la crisis porque somos un producto de altísima calidad y una marca consolidada en mercados mundiales. Además, nuestro precio es de una gama alta y nuestro reconocimiento en el mercado también. Tanto a nivel nacional como internacional, los sectores que menos han sentido la crisis son los de alta gama y nosotros estamos situados en un nivel muy alto con respecto a otros aceites.


También han lanzado un proyecto de conservas delicatessen de pimientos de cristal que producen entre las plantaciones de los olivos. ¿Cuándo comenzaron con esta nueva línea de negocio?
Llevamos poco tiempo, este es el tercer año nada más. Lo que pretendemos con estas conservas es introducir el pimiento de cristal en el mundo de la excelencia como un producto distinguido que es y además muy de nuestra tierra. Se trata de una conserva que es francamente muy difícil de producir por las características del pimiento, que tiene una carne finísima y que exige una labor artesanal de producción. Hemos empezado despacio y no queremos lanzar grandes cantidades ni meternos en una aventura que no sea acorde a nuestro pequeño tamaño empresarial pero, poco a poco, vamos produciendo más e introduciendo en el mercado este producto que es muy navarro y muy nuestro.

El año pasado producimos 3.500 tarros de cristal con una presentación sencillita pero con unos frascos italianos de categoría. Todo lo que hacemos y lo que va unido a nuestras marcas tiene que ser siempre algo de excelencia reconocida. Por eso llevamos tres años investigando todo lo relacionado con el pimiento, probando, catando, plantando distintas variedades y aprendiendo sobre el tema estuvimos otros tres. Hemos estado investigando distintas clases de leña para asarlos y conseguir el aroma que queríamos que tengan nuestros pimientos, hemos probado la textura del pimiento en la boca para que no sea una cosa blanda que se deshaga en la boca... y, finalmente, hemos conseguido de forma artesanal un pimiento con la calidad que a nosotros nos gusta.

¿Es una forma de diversificar su modelo de negocio?
Yo creo que es más un complemento. Se trata de complementar un producto gourmet de alta calidad con otro igual y conseguir hacerlo llegar al mercado.

¿Sus dos productos son ecológicos?
Así es. Toda nuestra producción es ecológica. Yo creo en la ecología como un parámetro más de calidad. Mi aceite es bueno por una serie de circunstancias: desde las variedades, la agricultura, los riegos, el clima y, además, entre otros parámetros porque no contiene residuos químicos porque no los utilizamos en su producción. Hay que apostar por los productos ecológicos porque tienen un futuro importante en muchos mercados internacionales.

¿Con qué nuevos países van a intentar comercializar su aceite en este 2014?
Fundamentalmente, China. Llevamos un poco más de dos años exportando con ellos pero es un país muy grande y hay que consolidar ese mercado que es muy difícil, por lo que le vamos a dedicar unos esfuerzos importantes. También Japón porque, a pesar de que llevamos allí más de 14 años y estamos en los mejores establecimientos de Tokio, es un país con un conocimiento gourmet importante y queremos vender más. Y luego como nuevos países, queremos entrar en Brasil y Venezuela.

¿Cómo ve la situación actual del sector del aceite en Navarra?
La situación es muy buena. Fundamentalmente porque en Navarra en los últimos diez años se han plantado muchos olivos, se han abierto empresas nuevas de producción de aceite y siempre se ha hecho un aceite de buenísima calidad. Tenemos empresas con mucho prestigio lo que es bueno para el sector y para Navarra. No somos ninguna demasiado grande pero la calidad es indudable. Así que yo creo que, si bien como región no nos podemos hacer un nombre por cantidad de producción como lo tiene Andalucía, sí que lo tenemos ya por la calidad de nuestro aceite. Lo que es muy satisfactorio porque yo siempre he pensado que es mejor la calidad que la cantidad.

hacienda queiles

  • Actividad: Agroalimentación
  •  Sector: Aceite de oliva virgen extra
  • Año de Fundación: 1994
  • Dirección: Plaza Sancho el Fuerte, 1, 31500 Tudela
  • Web: www.haciendaqueiles.com
  • Empleados: 3
 




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual