Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
D2D

"Después de México, nuestro siguiente destino es Colombia"

El director general de esta empresa de consultoría y desarrollo informático, Andrés Escudero, aspira a lograr una facturación de 1,416.000 euros este año

Andrés Escudero, director general de D2D

Después de México, nuestro siguiente destino es Colombia

Andrés Escudero, director general de D2D

E.S.
0
Actualizada 13/06/2014 a las 11:31
Etiquetas
  • edurne suberviola. pamplona
Al entrar en las oficinas de D2D (From Design to development) empresa dedicada a la prestación de servicios de consultoría, desarrollo de aplicaciones e integración de sistemas informáticos, destaca por inusual la presencia de un gran futbolín en una sala de descanso, en la que convive con una videoconsola y una diana de dardos.

ANDRÉS ESCUDERO

  • Puesto
    Director general y cofundador
  • Fecha de nacimiento
    20/06/1975
  • Formación
    Ingeniero Superior en Telecomunicación por la UPNA y MBA en Foro Europeo.
  • Trayectoria Profesional
    Inició su trayectoria profesional en TB Solutions, como programador en el sector bancario. Posteriormente pasó a ser analista, jefe de proyectos y, finalmente, gerente. De ahí dio el salto para fundar D2D en 2007.
  •     
Sorprende pero sólo hasta que se escucha a Andrés Escudero, director general y uno de los socios fundadores de la empresa junto a Javier Erdozáin, hablar de divertirse trabajando, de soñar con nuevos proyectos interesantes y decir que para él el equipo es sagrado y que estos juegos se utilizan en la hora de descanso para que los empleados se desestresen y se olviden un rato de la tensión y la presión del trabajo.

"Yo sólo quiero que mi gente esté en la oficina como me hubiera gustado estar a mí cuando trabajaba por cuenta ajena y no tuve esa oportunidad", explica con una sonrisa convincente. Y entonces se entiende mejor.

Además, parece que esto funciona, porque D2D no sólo está capeando la crisis sin ningún despido por motivos económicos sino que está abriendo mercado en México y Colombia y ya tiene el 90% del trabajo de todo el año cubierto. Además, esta compañía de fuerte componente tecnológico e innovador está viendo reconocido su trabajo y, recientemente, fue una de las finalistas de los Premios Atana 2014 al mejor proyecto innovador de empresas TIC de Navarra y el propio Escudero fue uno de los finalistas que optaron al Premio Joven Empresario Navarro 2012 que organiza AJE.

¿Cómo fueron los comienzos?
Mi socio Javier Erdozáin y yo fundamos la empresa en 2007. Nos conocíamos desde la carrera de Ingeniería de Telecomunicaciones y siempre pensamos que algún día acabaríamos montando una empresa. Y así ha sido. Pero antes ambos estuvimos trabajando por cuenta ajena. Hasta que un día decidimos hacer realidad ese sueño que habíamos tenido diez años antes y pusimos en marcha D2D. Comenzamos trabajando en el desarrollo de una plataforma para la telemonitorización de pacientes crónicos para el Hospital Clínico de Barcelona, que fue nuestro principal cliente y partner.

¿En paralelo trabajaban también para otros clientes?
Sí. Nosotros habíamos trabajado ya para Administración Pública y para clientes privados así que cuando creamos nuestra empresa nos empezaron a llamar. Así es como comenzamos a realizar proyectos a medida y entramos en el sector de las energías renovables y a trabajar para Gamesa.

Comenzamos en febrero de 2007 y en diciembre ya éramos seis personas. Empezamos a crecer, a diversificar y en 2008 llegó un momento en el que nos planteamos: "¿Seguimos creciendo a este paso o queremos crecer más rápidamente?". Y como queríamos crecer un poco más rápido de lo normal, accedimos a un préstamo participativo de Caja Navarra que, en 2011, se convirtió en una participación en el capital como nuevo socio de la empresa con un 21,3%, que ahora pertenece a Fundación Caja Navarra.

¿Qué facturación tiene D2D?
El año pasado facturamos 1,119.000 euros y para este año esperamos facturar 1,416.000 euros. Ya tenemos aprobado el 90% de esas previsiones. Ahora sólo queda ejecutarlo, facturarlo y cobrarlo. Entre un 10-12% viene de México. Y por encima de ese porcentaje hay varios proyectos que estamos negociando y que, posiblemente, entrarán también.

¿Ha afectado mucho la crisis de estos últimos años a la empresa?
Nosotros hemos sufrido la crisis en temas relacionados con la Tesorería, sobre todo, en los pagos en tiempo y forma. Hemos tenido una bajada de volumen de negocio, como todas las empresas, pero la hemos aguantado de la mejor forma posible. En 2012 nos vino muy bien porque arrastrábamos un pico de Tesorería del año anterior y nos sirvió para gastar ese dinero e invertirlo en actualizar los productos que estamos vendiendo ahora en México.

¿De cuántas personas se compone la plantilla?
Somos 32 empleados en Navarra y México es una estructura que va aparte. Intentamos que nuestros trabajadores entren desde abajo, aprendan, mamen la filosofía de la empresa y crezcan con D2D. Y, de momento, rotación tenemos muy poca. Quien entra en D2D, se encuentra a gusto, juega al futbolín, nos vamos de cena, de casa rural... y no se quiere ir. Yo quiero que mi gente esté en la oficina como me hubiera gustado estar a mí cuando trabajaba por cuenta ajena y no tuve esa oportunidad.

Yo no me canso de decirlo siempre que tengo oportunidad, en mayúsculas, subrayado y en negrita: lo más importante en una empresa es tu equipo, no tus empleados, el equipo. Son como una segunda familia y, como tal, nunca les trataría mal, ni sería grosero con ellos.

¿Qué es lo que más valora a la hora de contratar a un nuevo empleado?
El feeling, las sensaciones que me transmite. Se ve rápidamente quién va a encajar y quien va a llevarse a palos con todo el mundo. A mí el título no me dice absolutamente nada. Dice que has pasado por una universidad pero no si sabes relacionarte socialmente, si sabes trabajar en equipo...

La titulitis es algo que no soporto. Lo importante te lo dice la persona. No me importa que sea más lenta que otra con tal de que haga las cosas bien, con responsabilidad y sea capaz de llevarse bien con el resto de la gente. Aquí pasamos muchas horas, tenemos muchas presiones, plazos que nos aprietan, un proyecto que se tuerce, una tecnología que no sale como nos gustaría... nos encontramos con mil problemas y lo que no queremos es añadir el problema del ego. Y la titulitis trae mucho egocentrismo.

¿Qué porcentaje del presupuesto de la empresa se dedica a I+D+i?
Depende. En 2012 dedicamos una barbaridad de horas y destinamos a investigación un 40% del presupuesto. Nos la jugamos. Financieramente igual estaba mal hecho pero si no lo hubiéramos hecho así no habríamos llegado a donde estamos ahora. A veces hay que tomar una serie de decisiones arriesgadas, eso es la empresa. Yo soy muy arriesgado por naturaleza y, en cambio, mi socio es más conservador. Cuando él me tire de las riendas y me diga "so", entonces me frenaré pero mientras me deje voy desbocado.

En 2013 el porcentaje descendió a un 14% y este año va a ser de en torno al 5% porque tenemos mucho trabajo. De momento, mantenemos a tres personas en proyectos internos.

D2D ha salido al mercado internacional y ya está presente en México. ¿Qué tipo de proyectos están realizando allí?
Tenemos presencia en México desde hace más de dos años y medio. Pero desarrollar tu actividad en un país nuevo lleva su tiempo. Además, tuvimos unas elecciones y un cambio de gobierno por el medio así que todos los contactos que habíamos hecho se cayeron y hubo que empezar de nuevo.

Hemos paquetizado en productos nuestra línea de negocio de telemedicina y es lo que estamos internacionalizando. Aquí no podemos ofrecer esas soluciones a la sanidad pública porque ya sabemos que no hay nada que hacer porque nos considera una empresa pequeña. Se les llena la boca con los grandes proveedores cuando, precisamente, los proveedores especializados son los pequeños.

Así que con toda nuestra experiencia, nos fuimos a México y allí estamos vendiendo lo que no nos imaginábamos vender aquí. Nos hemos llevado allí todos los productos de telemedicina como la telemonitorización de enfermos crónicos y la espirometría a distancia.

¿Cómo ha sido este proceso de internacionalización?
Nos unimos un grupo de empresas comandados por Marta Martínez Arellano, quien nos llevó a México porque tenía sus contactos y nos presentó al que fue nuestro primer comercial. Pero ahora tenemos un socio allí Roberto Delahanty, mexicano, que tiene su empresa tecnológica y está colaborando con nosotros en la comercialización porque si eres mexicano es mucho más fácil vender. Y también es necesaria una presencia continua en el país porque valoran mucho la proximidad.

¿Tienen planificado ampliar mercado a otros países?
Después de México, nuestro siguiente destino es Colombia. Ya hemos hecho un viaje de prospección y para mayo estamos preparando el siguiente. A Colombia fuimos subvencionados por el Gobierno de Navarra con unas ayudas a la internacionalización que solicitó Atana y que nos permitieron viajar a Bogotá a conocer el sector, sus necesidades, cómo están, sus previsiones.



Y de forma paralela están implantando, en una experiencia piloto, el Sistema de Índice de Deformidad Estructural (SIDE), que a través de un algoritmo indica la gravedad de un accidente y de sus heridos en función del estado en que ha quedado el vehículo.
Eso es. Con este proyecto, tanto D2D como Diego Reyero que es el médico de UVI móvil que a partir de su tesis doctoral ideó este Sistema de Índice de Deformidad Estructural, hemos ido a pulmón porque esto no tiene ayudas de nadie.

La aplicación que hemos desarrollado es una inversión nuestra de tiempo y dinero porque a la Administración Pública no le ha costado ni un euro. Y ahora, tras un año dando vueltas a todo el Gobierno de Navarra, hemos conseguido poner en marcha un proyecto piloto gratuito durante seis meses, en el que gracias a la colaboración de voluntarios de Policía Foral, Guardia Civil, bomberos, emergencias y urgencias extrahospitalarias vamos a poder demostrar que el SIDE consigue salvar vidas. Ya que permite trasladar a los accidentados de la manera más rápida posible y en las mejores condiciones, simplemente rellenando un formulario en sus teléfonos móviles (que se tarde en hacerlo 100 segundos) y enviando las fotos del siniestro.

El coste de un fallecido en accidente de tráfico para la Administración Pública, valorado por la DGT, es de 1,4 millones de euros. Sólo con que gracias a este informe del SIDE se atienda en el menor tiempo posible a un paciente y no fallezca ya sería un logro enorme. Y cuando tengamos los resultados de este piloto, podremos demostrar a la Dirección General de Tráfico que nuestro proyecto funciona y salva vidas.


D2D

  • Actividad: Consultoría y desarrollo informático
  •  Sector: Servicios y tecnologías de la información
  • Año de Fundación: Febrero de 2007
  • Dirección: Edificio Tecnológico de Navarra, Camino de Labiano 45A bajo, 31192 Mutilva
  • Web: www.d2d.es
  • Empleados: 32 empleados 
 
 





Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual