Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
DIRECTOR DE ROCKWOOL CAPARROSO

Santiago Osés: "Fabricar productos con más valor añadido nos ha hecho ganar cuota de mercado"

Entrevista a Santiago Osés, director de Rockwool Caparroso

Santiago Osés, director de Rockwool Caparroso, empresa dedicada a la fabricación de lana volcánica habla del proyecto Engloba, de la siniestralidad y seguridad laboral de la planta y del certificado de Empresa Familiarmente Responsable.

0
Actualizada 19/02/2013 a las 19:39
Etiquetas
  • EDURNE SUBERVIOLA. CAPARROSO
Este mes de enero se cumple un año desde que Santiago Osés accedió a la dirección de la planta de Rockwool en Caparroso. "Ha sido un año complicado, sin embargo, tener que enfrentarnos a tantas y tan diferentes dificultades tiene como recompensa un intenso aprendizaje con una valoración positiva tanto para la trayectoria de la planta como en mi trayectoria profesional. El actual contexto económico nos hace borrar, volver atrás, recuperar, intentarlo otra vez... dar dos pasos para adelante y uno para atrás. Pero siempre avanzando", describe con sencillez y confianza en que el trabajo bien hecho siempre da sus frutos.

Santiago Osés

  • Puesto
    Director de la planta de Caparroso
  • Fecha de nacimiento
    18/06/1971
  • Formación
    Ingeniero Industrial
  • Trayectoria Profesional
    4 años en Victorio Luzuriaga y 12 años en Rockwool, donde comenzó como responsable eléctrico de mantenimiento, pasando a los dos años a ser el responsable de mantenimiento de toda la planta, puesto en el que estuvo 4 años. Posteriormente se convirtió en responsable del departamento de producción y tras cinco años. Desde enero de 2012 ocupa el puesto de director de la planta de Caparroso.
De hecho, la planta que la multinacional danesa Rockwool tiene en Caparroso avanza por el buen camino con pasos firmes y muy importantes. Es la empresa piloto escogida para implantar el nuevo proceso productivo Engloba, cuenta con un 95% de empleo fijo, repiten buenos resultados económicos en 2012 y, pese a que el mercado del aislamiento cayó con la llegada de la crisis, arrastrado por la construcción, ha aumentado su cuota de mercado y está rondando el 80% de su capacidad productiva. Muy buenos datos que Osés confía continúen en 2013.

La empresa Rockwool, como su propio nombre indica, se dedica a la fabricación de lana de roca. En un horno a 1.500º se funde la roca basáltica o fita y esa colada que se genera se convierte en fibra, pasándoloa de estado líquido a sólido en milésimas de segundo, creando unas fibras a las que se añaden una serie de resinas que permiten unir unas fibras a otras mediante un proceso de curado y generando un manto primario con el que, en función de densidades y dimensiones de producto, fabricar los paneles de aislamiento que se venden en el mercado. El producto final tiene diferentes aplicaciones para distintos productos, desde la tabiquería interior (traslosado), aislamiento de fachadas y cubiertas, puertas cortafuego o sandwich panel... Diferentes tipos de aplicaciones en todo tipo de aislamientos, tanto industrial como en el sector de la edificación o general building.

-¿Qué cualidades tiene la lana de roca respecto a otros aislamientos?
La característica diferenciadora exclusiva de la lana de roca respecto a los aislamientos plásticos o de fibra de vidrio es la protección contra el fuego. Tiene cuatro ventajas en un solo producto: protección del frío, del calor, del ruido y del fuego en los sistemas constructivos.

-Con la llegada de la crisis, el descenso del sector de la construcción en España obligó a Rockwool en Caparroso a reducir su producción en un 40%. Pero actualmente no sólo han recuperado el 100% de la capacidad de producción de años anteriores si no que lo han superado. ¿Cómo ha sido ese proceso?
Se ha debido principalmente a un motivo: la exportación. La apuesta que hizo Rockwool fue exportar al sur de Francia, principalmente, y con eso hemos cubierto el descenso del mercado español. El mercado de aislamiento se ha caído pero nuestra cuota de mercado sigue siendo la misma, incluso hemos aumentado cuota en España porque hemos apostado por productos que dan mayor valor añadido. No hemos querido competir con el precio si no que hemos intentado vender nuestro producto apoyándonos en las prestaciones que lleva asociadas. Además, hemos llevado a cabo una labor muy importante a nivel de prescripción en la parte alta de la cadena de valor, no tanto a nivel de instalador ni a nivel de constructoras. Si mi producto ya viene prescrito por el arquitecto o el ingeniero de inicio, ya no tengo que pelear vía precio. Es un gran trabajo que está haciendo nuestra red comercial en este momento.

-Antes del comienzo de la crisis en 2008, ¿no se trabajaba tanto con Francia?
Sí pero menos porque Rockwool tiene también una fábrica y red comercial allí. Pero ahora tenemos una colaboración más estrecha porque la cuota de mercado francesa ha ido aumentando y se ha transferido a Caparroso.

-¿Cómo han llegado a ser una de las empresas más productivas del grupo?
Por lo que nosotros hemos intentado apostar en Caparroso es por mejorar las eficiencias en el proceso productivo. Ver dónde están las posibles mejoras para conseguir la mayor cantidad de producto acabado con la misma cantidad de materias primas, de tal manera que se saque un rendimiento lo más superior posible. ¿Cómo lo hemos hecho? En el pasado tuvimos unos años en los que estuvimos más parados que lo que estamos ahora y aprovechamos ese tiempo en mejorar nuestra competitividad. Si algo teníamos en esos años era tiempo y lo dedicamos a mejorar nuestro proceso productivo, fijándonos en dónde teníamos nuestras mermas y nuestras carencias. Fue una apuesta disminuir las operaciones que no aportan valor añadido al producto.

-Es decir, en vez de despedir a gente y esperar a que vinieran mejores momento se dedicaron a perfeccionar el proceso de trabajo pensando en el futuro.
Sí porque ser más competitivo a nivel de grupo te aporta la posibilidad de entrada de más toneladas. Las alocaciones a nivel de grupo van en función también de tus costes productivos, porque a Francia la podían abastecer desde otros países y, en cambio, nos seleccionaron a nosotros. Sí que hubo una reducción de trabajadores pero no en la proporción de lo que podría haber sido. En todos estos años hemos intentado apostar por la empleabilidad, el personal fijo ha sido estable durante este tiempo y hemos cubierto las estacionalidades con eventuales. El grupo apuesta por tener el conocimiento dentro de casa, el know-how es el valor más importante de la compañía en este momento. Y ha quedado demostrado que ha traído buenos resultados.

-¿Cuál ha sido su facturación en 2012?
Va a ser muy similar al año 2011, rondando los 57 millones de euros.

-¿Y qué perspectivas tienen para 2013?
Las perspectivas a nivel de volumen son similares a 2012, que comparado con los años anteriores ha sido bastante bueno. Y este año confiamos en seguir en el mismo nivel, no vamos a llegar a un escenario de plena capacidad en Caparroso, pero estaremos rondando el 80% de la capacidad productiva, lo que nos permite trabajar a cuatro turnos. En 2008 tuvimos que reducir a tres turnos pero ahora mismo las previsiones de ventas y nuestra capacidad productiva, superior a la de 2008, nos permiten mantener los cuatro turnos.


-¿Se puede decir que el mercado francés y brasileño han impulsado este resurgimiento de Rockwool Caparroso?

Sí, es la realidad. Las cifras que manejamos ahora mismo son de un 60-65% de nuestra producción destinada al mercado francés, mientras que el mercado brasileño lo consideramos mercado España, porque está dentro de nuestra propia red comercial. Es un mercado en desarrollo en el que está involucrada la red española. Ahora mismo el nivel de facturación y volumen que tenemos en Brasil es bajo pero el 35% de la explotación es mercado español y en esta cantidad está incluido el brasileño.

-En Francia el grosor que debe tener el aislamiento de los edificios es de 15 cm mientras que aquí es de 5, fruto de políticas impulsadas por el gobierno francés para reducir el consumo energético de los hogares.
El gobierno francés ha impulsado las subvenciones en este sentido y ha apoyado a las empresas de eficiencia energética lo que ha hecho que el nivel de aislamiento sea superior. Esto ha supuesto la introducción de un mayor número de toneladas de aislamiento en Francia. En los mismos metros cuadrados de vivienda se utiliza un mayor número de toneladas de aislamiento que en el mercado español. Eso es lo que ha motivado el crecimiento del mercado francés, que se va a mantener estable el próximo año.

-¿Sólo en nueva construcción o también en rehabilitación?
En ambas. Francia está impulsando muchos las obras de rehabilitación y, de hecho, uno de los nichos de mercado que tenemos que intentar cubrir es el mercado de la rehabilitación para lo que habrá que desarrollar nuevos productos que, en algunos casos, son diferentes a los de obra nueva. No tiene las mismas necesidades una obra nueva que una rehabilitación, que ya tiene las paredes puestas. El tipo de producto es diferente y es ahí es donde tenemos que desarrollar con los clientes y los instaladores los nuevos productos. Es un nicho de mercado muy importante a futuro. Y esperemos que aquí se vaya en la misma dirección.

-¿Se echa en falta ese tipo de políticas en España?
Sí, en España y en Navarra se impulsaron planes de rehabilitación que se tradujeron en cambios en viviendas como ventanas, calefacciones, cocinas? destinados al ahorro energético. Pero hay que tener en cuenta una cosa muy importante; en un edificio, la parte de más pérdida de eficiencia a nivel energético son las fachadas. Entonces es ahí donde hay que potenciar el nivel del aislamiento si queremos obtener una casa de una eficiencia energética de nivel A. No tiene ningún sentido aislar una parte olvidándonos de la que ocupa mayor parte de la superficie expuesta. Actualmente, el Plan Anticrisis del Gobierno de Navarra ya habla de ayudas a la rehabilitación de la envolvente térmica de los edificios.



-Durante estos años en los que han peleado por salir de la crisis, ¿qué papel han jugado los proyectos de investigación en I+D?

En el grupo Rockwool hemos apostado por mantener el mismo nivel de inversiones todos los años. Estamos hablando de inversiones de 2 millones de euros anuales y en 2012 fueron alrededor de los 2-2,5 millones de euros en inversiones en mejoras de instalaciones en cuanto a mejoras en eficiencias energéticas, en la introducción de nuevas materias primas en el proceso productivo o mejoras en las condiciones de trabajo.

-¿Cuentan con un laboratorio de proyectos de investigación propio?
Nosotros aquí hacemos desarrollo de nuevos productos asociados a requerimientos de cliente: por una mecánica determinada, un nivel de aislamiento determinado, protección x contra el fuego. También evaluamos productos nuevos pero en lo referente a investigación, nuevas fibras... eso se lleva a nivel de grupo. En este sentido hay que destacar que Rockwool Caparroso es la primera empresa del grupo que está evolucionando a una resina diferente a la habitual en las bases de lanas minerales, más sostenible. Una resina en bases no fenólicas. Somos la planta piloto del grupo para este desarrollo.

-¿Qué permite esta nueva resina?
Nos aporta las mismas propiedades pero es una resina más sostenible. Este nuevo proceso productivo se llama Engloba y gracias a él hemos conseguido mejorar las prestaciones, mejora del tacto, cambio de aspecto y, por supuesto, hemos logrado que nuestra lana de roca sea más respetuosa con el medio ambiente, incrementando así la sostenibilidad de nuestras materias primas. Nosotros somos los impulsores productivamente hablando del proceso pero la resina la estamos desarrollando en colaboración con el group development. Estos productos Engloba están en el mercado español desde hace año y medio y, actualmente, el 100% de los productos vendidos en el mercado español son Engloba. 

-Este nuevo proceso entronca con uno de los valores por los que destaca Rockwool que es su compromiso medioambiental. Fue la primera empresa de fabricación de lanas minerales en obtener la Autorización Ambiental Integrada (AAI) en 2008 pero no se han quedado ahí.
Eso es, seguimos trabajando en pro de ese lema medioambiental. De hecho, el pasado mes de diciembre conseguimos la ISO 14000 y para 2013 nuestro próximo reto, que es el siguiente paso en el tema de protección medioambiental, es apostar por el EMAS (Eco-Management and Audit Scheme, o Reglamento Comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría), qu es el máximo estándar de calidad a nivel medioambiental.

-Además de por el medio ambiente, también están trabajando con iniciativas muy interesantes en el tema de la siniestralidad y por ello han organizado un foro de prevención de riesgos laborales para compartir experiencias con otras empresas.
Hemos impulsado ese foro de empresas a través de Miguel Ángel París, que es nuestro responsable del Departamento de Sostenibilidad e Imagen Industrial, con el objetivo de compartir experiencias y conseguir crear una red de comunicación entre los técnicos de prevención de Navarra, de tal manera que entre ellos existe una comunicación para poder intercambiar buenas prácticas. A nosotros este tema nos parece muy importante y, de hecho, dentro de la campaña Rock Safe que lanzó el grupo con el objetivo de reducir la siniestralidad hemos recibido un premio por la baja siniestralidad de Rockwool Caparroso, ya que llevamos más de un año con cero accidentes con baja laboral, en concreto son más de 500 días sin accidentes con baja.

-Rockwool también tiene el sello de empresa familiarmente responsable, gracias a un conjunto de 45 medidas que se tomaron como forma de retener el talento en Caparroso. ¿Cómo surgió esta idea y en qué consiste?
La idea surgió porque Caparroso, por su lejanía con la zona de Pamplona, no es un lugar excesivamente atractivo para atraer talento ni para retener personal cualificado. Y eso podía influir en que la gente, una vez adquiría aquí una experiencia, dejase la fábrica. Era el momento de apostar por una serie de medidas que concilian la vida familiar con la vida profesional, con el objetivo de lograr una mayor motivación en los trabajadores y hacer que la empresa resulte más atractiva. Todas las medidas que se han ido implantando han sido un éxito. De momento, ya llevamos tres años con esta iniciativa de empresa familiarmente responsable y vamos a seguir apostando por ella porque nos está dando unos resultados excelentes.

-¿Cuál de todas las medidas es la que más aceptación ha tenido? Entre ellas destaca una que es impulsar que los trabajadores estudien o realicen formaciones.
Una medida importante es promover la formación de los trabajadores de manera externa a través de becas, siempre y cuando haya un rendimiento académico por detrás, flexibilidad de horarios y subvenciones para los cursos de inglés de los trabajadores. Otras medidas son las ayudas para guardería, para la compra de los libros de texto de los hijos, préstamos para la rehabilitación de viviendas con fines de eficiencia energética, planes de pensiones... Y un hito muy importante fue la apertura del comedor para el personal de jornada con una empresa de catering que nos suministra el menú diario a un precio muy interesante para el trabajador.

-¿Qué objetivos se marca ahora la empresa? ¿Hacia dónde debe avanzar ahora Rockwool Caparroso?
El futuro yo lo veo en la sostenibilidad, es decir, Engloba es el proyecto clave de futuro y sobre él es en lo que tenemos que trabajar. El objetivo es generación de 0 residuos, aumentar la eficiencia, aprovechando al máximo las materias primas y disminuyendo las emisiones utilizando las mejores técnicas aplicables. Y sinceramente, hay margen de mejora, a nivel de eficiencia, de emisiones y de optimización de los recursos naturales.
Debemos avanzar en el tema medioambiental, que es además uno de los mensajes del grupo. Para ello nuestro objetivo es el Emas. Son las propias empresas las que tienen que impulsar la vía de la sostenibilidad, que es el futuro.

-Por último, ¿cómo valora la situación en la que se encuentra el sector empresarial navarro? ¿qué echa de menos?
En el sector industrial navarro parece que la mayor queja es la falta de financiación, la falta de acceso a crédito a nivel competitivo y la enorme diferencia entre los días de cobros y pagos. Es decir, la liquidez. Así que todas las operaciones de venta deben ser analizadas con más mimo, si cabe, de como se hacía anteriormente. Esos riesgos ahora mismo no son asumibles porque en esta situación lo peor que puedes hacer es meter producto en el mercado y no cobrar después.
Pero también hay que decir que la situación en Navarra es diferente si nos comparamos con el resto de España. No hay que ver más que el nivel de paro, del 25% a nivel español y un 15% a nivel navarro, pero no debemos perder de vista que vamos por detrás del resto y no somos una isla. El impulso que dio el Gobierno de Navarra con el Plan Moderna pudo ayudar en un inicio pero debemos ver los frutos.

ROCKWOOL

  • Actividad: Producción de aislamiento de lana de roca
  • Sector: Químico
  • Año de Fundación: septiembre de 2000
  • Dirección: C/. Nombre de la Calle s/n
  • Web: www.rockwool.es
  • Empleados: 180 empleados en Caparroso y 36 en Barcelona, en total 216 personas.
  • Grupo Empresarial: Rockwool Internacional.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual