Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EMPRENDEDORES

Una empresa de Estella formula la primera línea cosmética de pacharán

  • Dos emprendedores crean Reina Margarita, para elaborar cremas y jabones a base de productos típicos navarros

Víctor Hugo Falistoco y Ariela Polito posan en el vivero de empresas de Estella, donde tienen la empresa.

Víctor Hugo Falistoco y Ariela Polito posan en el vivero de empresas de Estella, donde tienen la empresa.

Víctor Hugo Falistoco y Ariela Polito posan en el vivero de empresas de Estella, donde tienen la empresa.

montxo a.g.
0
Actualizada 19/01/2016 a las 08:43
Etiquetas
  • r. aramendía. Estella
Al mencionar la crema de pacharán el lector evocará seguramente un licor, pero nada más lejos de lo que encierran estas dos palabras a partir de ahora: la primera línea cosmética a base de la bebida más identitaria de Navarra. Los emprendedores Ariela Polito y Víctor Hugo Falistoco, de origen argentino, han creado Reina Margarita, una empresa que ha visto la luz en el vivero de empresas de Estella, para lanzar una nueva serie de líneas de cosmética natural y “gourmet” en las que emplearán, sobre todo, productos típicamente navarros, de los que pretenden hacer su seña de identidad. Del campo, no sólo a la mesa, sino al envase de productos de cuidado personal.

La semilla de Reina Margarita estaba plantada en la actividad como formuladora de cosmética farmacéutica que ha desarrollado durante 10 años Ariela Polito, licenciada en Farmacia, miembro y docente de la Asociación Argentina de Clínica Estética (AACE). La pareja llegó a España hace casi dos años para alejarse de la situación económica, política y social de Argentina, en busca de un futuro mejor para su hija.

Una vez instalados -llevan en Estella desde mayo de 2015-, Polito comenzó las gestiones para crear una empresa basada en su experiencia profesional anterior con el asesoramiento de Teder. Fue entonces cuando descubrió el poder de la endrina y el pacharán. “En Argentina trabajé mucho con el arándano, un fruto con alto poder antioxidante gracias a las antocianinas, que le confieren el color azul. La endrina es una planta de la misma familia, con mayores poderes si cabe. Por eso pensé en utilizarla, porque mi idea es que los productos no sólo sean naturales, sino que se distingan también por ser locales”, explica Polito.

Esta filosofía confiere a las líneas de Reina Margarita un aire muy gastronómico, o mejor dicho gourmet, ya que los productos agroalimentarios navarros que incorpora son de gama alta. Un ejemplo. La base de las cremas de Reina Margarita es el aceite de oliva virgen extra -también de reconocidas propiedades-, pero con nombre y apellidos, porque emplea el del Trujal Mendía de Arróniz. Para el caso del pacharán, Reina Margarita colabora con la empresa de Dicastillo Pacharán Zoco, ahora englobada en el grupo nacional Zamora, con la que está probando distintas marcas, desde Zoco a Berezko. “Cuando mejor sean los componentes, mejor el resultado de la crema”. El vino, muy empleado en cosmética, tiene su línea, en este caso elaborada en colaboración con Bodegas Irache. En el vértice del triángulo entre el aceite y el vino en Tierra Estella está Agralco, que ya no sólo es alcoholera, sino que ha diversificado hacia nuevas áreas como el aceite de pepita de uva. “Ya hemos contactado para emplear el resveratrol -otro potente antioxidante- que ellos obtienen de los subproductos del vino. Y su nuevo aceite puede ser interesante”, añade.

EL PODER DEL COLOR

Otra de las similitudes entre la gastronomía y la cosmética es que las cremas y jabones de Reina Margarita prácticamente se “cocinan”, es decir se elaboran con métodos artesanales, físicos y manuales, sin ningún tipo de adición química. Tampoco perfumes. Ni envases llamativos, sólo sencillos y cuidados. “Lo importante en una crema es el porcentaje de principios activos que incorpora, que en nuestro caso no baja del 5%. Por eso tienen los colores del principio que llevan, rojo oscuro las de vino, un toque verdoso las de aceite de oliva, un ligero toque rosáceo las de pacharán o azulado las de que incorporan azuleno”. Otra de sus bondades es el precio, entre 15 y 20€, el envase de 50 ml. “Una crema para ser eficaz, no tiene por qué ser cara”.

Reina Margarita,ha identificado un primer nicho de mercado, el de las casas rurales y el turismo. Para ellos ha preparado una línea en tamaño “amenities”, los frasquitos habituales en los hoteles, para introducirla en la red de turismo rural. “Hemos tenido buena respuesta, la idea ha despertado interés. Los huéspedes de este tipo de alojamiento buscan conocer lo típico de cada lugar, y ésta es una posibilidad. Queremos enfocarnos bastante al turismo, vender en oficinas de información, lanzar líneas específicas para los peregrinos... Esas son nuestras ideas”.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual