Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
bodega

Otazu proyecta nuevas plantaciones y potenciar el enoturismo

  • "Nuestro objetivo pasa por consolidar el mercado nacional y por abrir tres nuevos países cada año", afirma ​Guillermo Penso, el director general de la bodega

0
Actualizada 03/11/2015 a las 19:03
Etiquetas
  • efe. madrid
Otazu (Etxauri, Navarra), la bodega situada más al norte de España para la producción de vino tinto, afronta nuevos proyectos, como la plantación de viñedos para seguir diversificando producciones, la apertura de mercados exteriores -a ritmo de tres nuevos cada año- y la potenciación del enoturismo.

Así lo explica Guillermo Penso, el director general de esta bodega, situada a 8 kilómetros de distancia de Pamplona y enmarcada entre las Sierras del Perdón y de Etxauri, y que atesora además una de las mejores colecciones artísticas internacionales.

Hace cuatro años, la compañía familiar decidió enfocarse a la exportación porque en el exterior se aprecian más estos vinos, algunos de ellos certificados como Denominación de Origen Protegida Pago, la máxima categoría que puede obtenerse en España.

Al exterior destinan el 80 % de las ventas, que recalan principalmente en Canadá, Venezuela -país este último donde nació Penso- y la Unión Europea (UE), aunque cada vez cobran más importancia EEUU y China, países donde crecen al 50 % anual y, que podrían convertirse en sus grandes destinos en dos ejercicios.

"Nuestro objetivo pasa por consolidar el mercado nacional, que supone entre el 20 y el 22 % de las ventas y por abrir tres nuevos países cada año"; este 2015 serán Singapur, Colombia y Panamá.

La bodega vende toda su producción, limitada, unas 350.000 botellas de media cada año, incluidas sus gamas "de entrada", media y alta, aunque en 2015, tras lograr una mejor vendimia -la dieron por concluida el pasado viernes-, dispondrán de 20.000 botellas más.
Tintos, blancos, rosados y ediciones especiales, en su oferta.

"Hemos llegado al punto de equilibrio entre oferta y demanda", según remarca el bodeguero, ya embarcado en nuevos proyectos.

"Tenemos mucho margen para crecer orgánicamente", sin necesidad de comprar uva a terceros, ya que disponen de una finca de 140 hectáreas -110 de ellas, con viñedos de Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Chardonnay-.

Estos terrenos permitirían plantar o reconvertir más viñedo, sin renunciar a la máxima calidad ni a sus elaboraciones artesanales.

Avanza que en los próximos 8 ejercicios reemplazarán o plantarán cepas a ritmo de ocho hectáreas por año, lo que les permitirá tener más variedades, consolidar las referencias actuales y afrontar nuevas líneas de productos tras la aceptación que han tenido propuestas diferenciales de la compañía, como los "espumantes".

"Es un proyecto muy ambicioso, cuyos resultados se empezarán a ver de aquí a 6 años", apostilla el director general.

Preguntado sobre la pujanza de las bebidas "premium", el bodeguero cree que en los próximos 20 años se consolidará la tendencia de los últimos ejercicios: "en el mercado del vino sólo quedarán los extremos y todo lo que esté en medio va a desaparecer".

De un lado, sobrevivirán los grandes grupos, que irán comprando bodegas y afianzándose y, por otro, los proyectos enfocados a la "singularidad, la personalidad" con referencias de mayor precio.

"Nosotros siempre hemos estado en el extremo del terroir, apostando por pequeñas producciones de muy alta calidad", añade.

Sobre la vendimia actual, detalla que este año han obtenido 380.000 kilos de uva -las medias oscilan entre 350.000 y 390.000- y que la calidad ha sido muy buena, una constante que hace extensible "desde Napa (EEUU) hasta Burdeos (Francia)".

"La variabilidad en nuestra vendimia, en comparación a la de otras regiones, es escasa. Dentro de este margen, este año ha sido excepcional en calidad" para Otazu.

"Organolépticamente, las uvas tienen mucho potencial este año".

El enoturismo será otra de las claras apuestas de esta compañía que, entre sus atractivos, cuenta con un histórico Señorío -y una colección de arte de grandes artistas internacionales-, una iglesia románica del siglo XII, una torre de defensa del siglo XIV y el Palacio Cabo de Armería del siglo XVI, subraya el directivo.

En la zona de elaboración, destaca la sala de barricas subterránea de la bodega o "catedral del vino", que es un referente arquitectónico por sus características, y la cripta de botellas.

"Somos la única bodega que quedó en la cuenca de Pamplona, después de la filoxera" y herederos de un señorío "con mil años de historia" ligada al vino, lo que, sumado a una de las principales colecciones de arte, "tenemos que mostrar y compartir".

"Sólo hay una bodega en el mundo que tenga lo que nosotros", en cuanto a oferta artística: "The Hess Colecction" (Napa, EE UU).

"Buscamos que, quien visite bodega Otazu, se vaya con un recuerdo y aprenda algo de arte, de historia y del vino", asevera.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual