Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Contenidos Contenidos

La Hemeroteca
Foro pyme de DN Y BANCO POPULAR

Las dudas sobre Volkswagen y Cataluña

El escritor Álex Rovira respondió junto a Dámaso Molero, director general de 3P Biopharmaceuticals, a los interrogantes del público. No sólo la competitividad y los retos del futuro salieron a flote, también lo hizo la actualidad más candente.

Tras la comida los invitados formularon preguntas a los ponentes

Las dudas sobre Volkswagen y Cataluña

Tras la comida los invitados formularon preguntas a los ponentes.

A. Esparza
0
Actualizada 23/10/2015 a las 14:27
  • i.s. pamplona
Un vídeo sobre el peculiarísimo empresario catalán Cristóbal Colón fue el preámbulo del coloquio con Rovira y Molero que se desarrolló en la parte final del Foro Pyme Navarra organizado por Banco Popular y Diario de Navarra. Este Colón, de 66 años de edad, ha impulsado La Fageda, una empresa láctea en la que da empleo a personas con algún tipo de enfermedad psíquica y en la que las vacas dan leche al ritmo de Mozart. El resultado: sus yogures y lácteos se los rifan los mejores chefs del mundo. A continuación, algunas de las preguntas que surgieron de los asistentes al .

¿Cómo medir la competitividad de una empresa?
DÁMASO MOLERO: En biotecnología, un sector en el que somos muy jóvenes todavía, nuestra competitividad la da la capacidad que tenemos para resolver problemas y la forma de resolverlos. En lugar de trabajar para nuestro cliente, trabajamos con el cliente. Y ése es también un diferencial claro.

¿Cómo podría convencernos para no caer en la tentación de vender la pyme a una multinacional?
ALEX ROVIRA: Tendríamos que hacer un análisis de su balance y una prospectiva a futuro y a lo mejor le animaría a que venda o a que no. Depende, si uno está en una etapa de su ciclo de vida y no tiene sucesión... Hay que ver los escenarios. El hecho de tener una pyme o no tenerla no es mejor o peor. Si usted tiene un buen comprador, estúdielo seriamente.
D.M.: En Biotecnología, la compra o venta de empresas depende de cuánto de estratégicas son, de la tecnología y el producto que se quiere adquirir. Ahora mismo, el 70% de todas las moléculas biológicas que se están desarrollando a nivel mundial es a cargo de las pymes. Las grandes compañías ocupan sólo el 30%. El mercado de la subcontratación crece y esa es la razón de ser de 3PBiopharmaceuticals.

¿Cuáles son los riesgos que tienen hoy las Pymes?
A.R.: El hecho de enfrentarnos a cada vez mayores multinacionales y acuerdos transnacionales, que por un lado pueden beneficiar mucho a los consumidores pero que por otro darán mucha potencia a las multinacionales. También el tamaño condiciona nuestra financiación y puede condicionar nuestro atractivo. Tenemos que saber seducir al talento ya que competimos con grandes empresas que pueden ofrecer mejores planes de carrera, mejores horizontes... La mejor manera de seducir es transmitiendo entusiasmo, dando participación a las personas a las que queremos incorporar.

¿Qué debe hacer Europa para no perder el tren que parece se avecina?
A.R.: Europa es una Unión monetaria, pero no es una unión fiscal ni económica. Para tirar adelante Europa se debe unir mucho más y mucho mejor. Y dejar de pensar en las políticas desde Alemania y para Alemania que acaban haciendo daño. Hacer un plan estratégico europeo definiendo clúster de productividad, como ha hecho el modelo americano en California.
Con el crecimiento demográfico que se avecina y el avance en tecnología, ¿para cuándo una jornada laboral de cuatro horas?
A.R.: Sí, es una gran ironía con el avance tecnológico y la robotización que existe. Ya se aprobó en Francia la reducción de la jornada para aumentar los puestos de trabajo y generó un descenso muy importante en la productividad. Por tanto, es una utopía maravillosa sobre el papel, pero que en la realidad da muchos problemas. No sólo no tendremos jornada de cuatro horas, sino que me temo que tendremos que trabajar las 40 horas y, además, bien trabajadas. España tiene un desafío de conciliación y de adaptación de horarios al registro Europeo y esto lo tendremos que hacer sí o sí porque es un disparate lo que trabajamos aquí.

¿Cómo prevé que terminará el tema de Volkswagen reconociendo que tanto el software como la tecnología que han empleado es impresionante?
A.R.: Mal. Yo creo que pagarán justos por pecadores. Dependerá de cómo Volkswagen gestione el tema, pero en Alemania están muy preocupados por el impacto no sólo económico sino en la marca, tanto de Volkswagen como de la nación. Hay otra circunstancia y es que a lo mejor como opción estratégica deciden ponen en marcha el ventilador. Una manera de salvarse Volkswagen es decir que lo que nosotros hacíamos y nadie abre la boca también lo estaban haciendo éste, éste y éste. No sólo ellos hacían trampas, pero eso crearía una crisis global del sector.

¿Qué cree que va a pasar en Cataluña?¿Le preocupa la situación?
A.R.: La situación no me preocupa, me cansa. Es hastiante, una pesadilla a nivel personal. Más cuando yo me manifiesto unionista y no secesionista. En cualquier proceso de negociación cuando se entra en una dialéctica emocional la negociación se rompe y hemos llegado a este punto. Tendrá que aparecer una figura de intermediario. No sé qué va a pasar, me gustaría que se dialogara y que se llegara a un nuevo acuerdo sobre modelo de financiación. Soy partidario de la solidaridad: hay un déficit que es estructural y que se debe revertir. En definitiva, espero que el nuevo panorama tras las elecciones generales lleve a una fragmentación que obligue a la negociación.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual