Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
50 aniversario

Wisco necesita ampliar terreno en 5 años para su continuidad en Betelu

El fabricante de bronce emplea a 150 personas y ha incorporado 23 trabajadores para fin de semana

Trabajadores actuales y antiguos de Wisco fueron invitados a celebrar el 50 aniversario de la empresa

Wisco necesita ampliar terreno en 5 años para su continuidad en Betelu

Trabajadores actuales y antiguos fueron invitados a celebrar el 50 aniversario Trabajadores actuales y antiguos fueron invitados a celebrar el 50 aniversario de Wisco.

J.A. Goñi
50 años de la creación de Wisco en Betelu 9 Fotos

50 años de la creación de Wisco en Betelu

Imágenes del acto de celebración del 50 aniversario de la fundación de esta empresa de fabricación de bronce en Betelu.

J.A. Goñi
0
Actualizada 13/04/2015 a las 12:34
  • Pilar Morrás. Betelu
Los 130 empleados que la empresa Wisco, líder europeo en la fabricación de bronce, tiene en sus plantas de Betelu y Lezo (Guipúzcoa) no trabajaron ayer. Tal día como ese, pero 50 años antes, el 10 de abril de 1965, en la notaría de Lekunberri, su presidente Venancio Díez Arana, junto a otros cuatro empresarios guipuzcoanos, Francisco Luzuriaga, Eduardo Iglesias, José Urresti y Marcelino Ibarrolla firmaron la constitución de la empresa Wisco Española en Betelu.

Solo Venancio Díez pudo rememorar aquel día físicamente ayer en Betelu. Iglesias está mayor y los demás han fallecido. Pero sus herederos siguen impulsando, junto a los dos fundadores vivos, esta fundición, regada por el Araxes, que emplea a 80 trabajadores, de los que 65 son naturales de la localidad y el valle de Araitz.

Tras unos años de “economía de guerra” ajustando gastos y prescindiendo de eventuales (pero sin despedir ni bajar salarios) la fábrica ha incorporado desde febrero pasado un cuarto turno con 23 trabajadores los fines de semana. Gracias a ello, este año pasarán de producir 6.000 a 8.500 toneladas.

La planta beteluarra funde cobre y estaño para fabricar barras y tubos de bronce de distinto calibre. El 10% de su producción lo transforma la filial de Lezo, Mecauto, creada en 1989 y que fabrica cojinetes autolubricados. El futuro es pasar “de los 130 empleados y 50 millones de facturación actuales, a 100 millones con 200 empleados y alguna planta fuera”, dijo Javier Bollo, su actual gerente.


La historia de una inversión

Díez Arana recordó ayer en Betelu los orígenes de la inversión, ante 200 invitados. Entre ellos, la presidenta navarra, Yolanda Barcina; las plantillas de Wisco y Mecauto; el alcalde de Betelu, Mikel Recondo; los consejeros de la compañía Álvaro Gaytán de Ayala y Victorio Urresti, y tres de los cuatro gerentes de su historia: Javier Bollo y sus predecesores Pedro Calleja y Antonio Gómez (faltaba Guillermo Martínez Arcoaga). Asimismo invitaron a representantes del sector y la economía, entre ellos, el presidente de Adegi, la patronal guipuzcoana, Peio Guibelalde.

El presidente recordó que la idea de montar Wisco fue suya. Como director comercial de Krafft en Andoáin, entró en contacto con Wisco en Francia y vio la oportunidad de invertir en España. Pero no lo hubiera conseguido sin el apoyo de Luzuriaga y su equipo en los primeros años.El Plan de Desarrollo Industrial de Félix Huarte y el trato con Francisco José Saralegui, entonces director de la Diputación foral, les encauzó a Navarra.

Los franceses les orientaron sobre la ubicación de la planta. Debía ser una zona poco accesible (para evitar robos de cobre) con agua y terreno. “Necesitamos 10.000 m2 “ le dijeron al entonces alcalde de Betelu, Ciriaco Sotil. “¡Ese! -señaló el edil- “Dame 48 horas”. El municipio adquirió el terreno lindante al río a la familia propietaria y se lo cedió a Wisco. Así fue como Betelu ganó el pulso a Goizueta para hacerse con esta industria que ha alimentado durante 50 años a generaciones de vecinos, dijo Recondo, “incluidos nietos y biznietos” de los dueños originarios: Manuel Arregui y Esperanza Urbieta.

El actual alcalde tuvo que recoger ayer un nuevo guante.“Wisco debe seguir creciendo. La empresa que no crece no tiene futuro” dijo Díez Arana. “En próximos años habrá que pensar en unas 15.000 toneladas. Esto nos creará un problema de saturación de nuestras instalaciones y, en especial, nuestro terreno industrial, por lo que es imprescindible para dar continuidad a Wisco en Betelu afrontar junto con las autoridades, a las que solicito su ayuda, un nuevo plan de desarrollo industrial junto al actual y al otro lado del río en los próximos 5 o 6 años. De lo contrario, nuestro futuro aquí sería incierto”, indicó. “Intentaremos hacer lo posible” repuso el alcalde, que derivó la responsabilidad también al Gobierno foral. Más tarde, Barcina no dudó en asegurar que “los que me sucedan seguirán colaborando con la empresa”.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

  • Galería de imágenes:
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual