Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
AMEdna

Laura Sandúa y Mª Puy Maestu, Empresaria y Directiva Navarra 2013

  • Más de 140 personas asistieron al acto de entrega de premios, que contó con la presencia de la presidenta del Gobierno, Yolanda Barcina, y la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa

Las galardonadas Laura Sandúa y María Puy Maestu, junto a Yolanda Barcina y Enrique Maya

Laura Sandúa y Mª Puy Maestu, Empresaria y Directiva Navarra

Las galardonadas Laura Sandúa y María Puy Maestu, junto a Yolanda Barcina y Enrique Maya

Cedida
0
Actualizada 19/12/2013 a las 13:49
  • Edurne Suberviola. PAMPLONA
"Todavía queda mucho camino por recorrer" fue la frase más repetida en todas las intervenciones que se pudieron escuchar en el acto de entrega de los los XVI Premios Empresaria y Directiva Navarra 2013, celebrado este miércoles en el hotel Muga de Beloso de Pamplona. Y sin duda la palabra más veces citada: conciliación.

Ambas reiteraciones en los discursos de las premiadas y de las autoridades e invitadas que presidieron el acto organizado por la Asociación de Mujeres Empresarias y Directivas de Navarra (Amedna) son clara muestra de las dificultades que, en la mayoría de las ocasiones, las mujeres deben hacer frente para llegar a puestos directivos y resalta los sacrificios personales que tienen que asumir en ese recorrido.

Así lo pusieron de manifiesto Laura Sandúa, gerente de la empresa Aceites Sandúa y Mª Puy Maestu, directora de Recursos Humanos de la Casa Misericordia de Pamplona, Premios Empresaria y Directiva Navarra del año, respectivamente, que recibieron sus galardones de manos de la presidenta de Amedna, María Victoria Vidaurre; de la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, y de la invitada de honor María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter y la única mujer al frente de un bando del IBEX 35.

Más de 140 personas asistieron al acto, que empezó con media hora de retraso ya que se esperaba la llegada de Dancausa, retenida en el caos circulatorio que se creó en el centro de Pamplona con motivo del corte de varias calles por el paso de la manifestación en defensa del Modelo D.

Abrió las intervenciones María Victoria Vidaurre, quien destacó los 18 años que lleva la asociación trabajando por dar una mayor visibilidad a la mujer en el tejido empresarial. "Ya somos mayores de edad y hemos conseguido muchos logros pero no son suficientes. Somos un puñado de mujeres privilegiadas a la cabeza de un camino avanzado pero aún queda mucho camino por recorrer", señaló. "Los fríos datos nos llevan a la realidad y es que las mujeres poseen sólo el 1% de los bienes del mundo, sigue habiendo una gran brecha salarial y son más vulnerables porque muchas no tienen independencia económica", añadió.

Navarra se encuentra en una situación mucho más favorable que en otras partes del mundo pero aún así sólo el 25% de los puestos directivos están ocupados por mujeres, según datos que aportó la presidenta de Amedna, y hay "una escasez total de presencia femenina en los consejos de administración de las empresas".


"YO CONCILIO MAL"

La que sí está al frente de un consejo de administración y cuenta con una impresionante trayectoria profesional es la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, que ha sido incluida en como Mujer Influyente en el ranking Top 100 mujeres líderes españolas y recibió el Premio a la Mejor Directiva del Año por la  Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE) en 2010.

Este año, ha recibido el premio Aster-Esic a la mejor trayectoria profesional y al Financiero del año por parte de la revista "Ecofin". También ha destacado como una de las empresarias con mejor reputación de España, según el informe MERCO Líderes y en el ránking general se sitúa en el puesto 19º, lo que le posiciona entre el Top 20 de los directivos más prestigiosos del país.

Pero con semejante curriculum, Dancausa hizo en alto la pregunta que todos los presentes se estaban haciendo en la mente: "¿Y cómo concilio mi trabajo con la vida personal?". Y no dudó en admitir: "Yo concilio mal. Tengo tres hijos, un marido, una madre mayor y mucha responsabilidad en el trabajo... se pasan momentos de dudas, voy sorteando las dificultades y pasando rachas mejores y peores pero con la seguridad de que estoy en el camino correcto".

"Pero lucho por tener como prioridad esa conciliación porque cualquier ermpresa exige el 120% a sus trabajadores y si no te pones límites a esa dedicación extenuante acaba afectando a tu equilibrio personal. Hay que saber establecer límites aunque no es fácil", confesó.

La directiva de Bankinter relató que ella nunca ha sentido como un handicap en su trayectoria el ser mujer porque "representamos el 50% del talento y del mercado laboral, así que cualquier empresa que renuncie a ello está cometiendo un error estratégico", afirmó categóricamente, para añadir después que, por otro lado, las mujeres tampoco pueden permitirse trabajar en sitios donde la igualdad de género no es una realidad.


LAURA SANDÚA
La gerente de Aceites Sandúa no quiso perderse la entrega de premios "porque le hacía mucha ilusión recibirlo" y se acercó a Pamplona desde Ablitas pese a que se encuentra convaleciente de una operación de pulmón. En su intervención afirmó que es una persona afortunada por poder trabajar en lo que le gusta y que el Premio a la Mejor Empresaria del año es "como una palmadita en la espalda para seguir haciendo mi trabajo y continuar con más fuerza".

Recordó sus comienzos en la empresa familiar y cómo cuando trabajaba en una entidad financiera iba por las tardes a echar una mano a sus padres y hermano hasta que decidió dedicarse de lleno al aceite. A ellos les agradeció los valores y los principios que le han inculcado pero especialmente destacó la labor de su madre por ocuparse de sus hijos cuando eran pequeños para que ella pudiera trabajar con más libertad y a su marido por su corresponsabilidad en la vida familiar y transmitirle tanta tranquilidad.


MARÍA PUY MAESTU
El discurso de María Puy Maestu para agradecer el Premio a la Mejor Directiva Navarra del año fue el más emotivo de la noche y no paró de agradecer a su familia, amigos, equipo, junta de personal y trabajadores de la Casa de Misericordia de Pamplona su apoyo, paciencia y trabajo. También quiso compartir su reconocimiento con todo el sector de la geriatría: "Ya era hora de que este mundo se reconociera y se pusiera en valor porque emplea a muchas mujeres y es un empleo de calidad y de mucho rendimiento".

Asimismo, quiso aconsejar a los presentes que cuiden a su personal y lo valoren porque, a su juicio, "la parte humana es la clave y resulta muy rentable cuidar a nuestros trabajadores y escucharlos porque, muchas veces, en ellos está la solución a algunos de nuestros problemas".

AMEDNA otorga anualmente estos galardones, organizados con la colaboración del Ayuntamiento de Pamplona y de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN). Además, este año ha contado también con la colaboración de Laboral Kutxa.

El objetivo de estos premios es "visibilizar y destacar la trayectoria profesional que la mujer empresaria y directiva desarrolla con su trabajo diario en el ámbito económico, laboral y social".





Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual