Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Entrevista
GUERRERAS

"Nadie me ha considerado menos que a un chico"

  • María Garai es la Directora de la Escuela de tenis del Club Tenis de Pamplona, una tenista y amante de este deporte desde que tenía ocho años cuando cogió su primera raqueta

María Garai durante una de las clases que imparte en el Club Tenis de Pamplona.

"Nadie me ha considerado menos que a un chico"

María Garai durante una de las clases que imparte en el Club Tenis de Pamplona.

Actualizada 02/12/2016 a las 10:53
Etiquetas

María Garai Garaioa es la Directora de la Escuela de tenis del Club Tenis de Pamplona. Lleva toda la vida practicando este deporte y aún lo sigue haciendo, a la vez que da clases y dirige la escuela. En ningún momento se ha sentido tratada de manera desigual por ser mujer, afirma, mientras disfruta de su deporte favorito. Eso sí, con dedicación plena.

¿Cuándo comenzó a practicar este deporte?
Desde pequeña, con ocho años o así. Nuestra madre nos metió a mi hermana y a mí en este mundo. Empezamos en San Juan y luego ya vinimos al Tenis. Mi madre era súper aficionada y nos enseñó ella. Siempre hemos sido conocidas Idoya y yo, las hermanas Garai. No hemos parado desde entonces.

¿En qué momento decide dedicarse plenamente al tenis?
Creo que con 15 años ya nos pusieron a dar clases. Nos preguntaron a ver si queríamos dar clases en la escuela con los más pequeños. Empiezas, empiezas… y al final, mira. Comencé la carrera de Derecho dando clases, y acabé la carrera y seguía dando clases. Después me saqué todas las titulaciones, que son muchas: instructor, monitor, entrenador y profesor. Cuesta lo suyo, la verdad. Lo cierto es que el nivel de enseñanza en España es muy bueno. Luego ya te metes a llevar chicos de competición, chavales infantiles. Después de la carrera, ejercí un poco pero me doy cuenta de que lo mío es el tenis. Y en ese momento no era como ahora, daba clases en varios clubes y he tenido tenistas como las hermanas Goñi o Mate Gabarrús.

¿Continúa compitiendo?
Sí, sigo estando en forma y compito por equipos. Generalmente me toca jugar además de ser capitana. La experiencia, el estar todo el día con la raqueta en la mano y el estar en forma hacen que pueda seguir compitiendo. También jugué mucho a pádel, pero ahora no me da tiempo a compaginar. Lo que hago ahora es correr mucho, me gusta, hago maratones.

¿Tiene pensado dejar de competir?
Me encantaría un día estar de capitana y estar sentada sabiendo que todas las que están jugando son superiores a mí. Pero, por otro lado, mientras el cuerpo aguante no me importa nada.

¿Cuál es el logro deportivo que más ilusión le ha hecho?
Para mí, el haber estado muchos años con el Club Tenis Pamplona en Segunda, y el haber estado un año a punto de subir a Primera, es lo que más ilusión me hace. En este deporte, el mantener al club en una categoría como la Segunda División es muy importante. Eso es lo que quiero inculcar a los alumnos. A nivel individual, he sido campeona navarra en todas las categorías, vasconavarra, he jugado Campeonato de España… Recuerdo que gané un año el campeonato de Tercera, jugué en el de Segunda y casi me metí en el Primera. Nunca he estado entre la élite, pero no me dedicaba exclusivamente a esto. Me ha tocado jugar con Arantxa Sánchez Vicario, con Cristina Torrens, con Gala Leó...

¿En qué momento decide apostar por el tenis plenamente?
Llevo en el Tenis unos 20 años. El Director de escuela siempre ha sido Txema Sexmilo, de quien a día de hoy todavía sigo aprendiendo. Pasé a estar fija en el Tenis hace como unos cinco años llevando las escuelas básicas. Desde hace dos años estamos en el equipo Txema Sexmilo, Eduardo Sanz, Idoia Garai, Patricia Blanco, Gonzalo Martínez, Javier Mata, Víctor Ezquieta, Alberto Labiano y Pablo Fonseca. No me quiero dejar ninguno porque estoy trabajando muy a gusto con ellos.

Más que jornada completa es día completo, ¿no?
Es un no parar. Generalmente, las clases se imparten entre semana por la tarde y el sábado por la mañana. Además, el fin de semana siempre tienes equipos compitiendo. Hay que tener en cuenta que somos cerca de 500 tenistas. En verano llegan los cursillos de verano… Estás sin parar todo el año, gracias a Dios. Eso es bueno. Yo, desde luego, estoy muy contenta. Estamos aquí porque nos gusta y eso es muy importante. Para transmitir te tiene que gustar lo que haces.

¿Qué le da más importancia a la hora de enseñar a jugar a tenis?
Nosotros tenemos cinco niveles. Con los más pequeños en iniciación buscamos darle un poco a la bola con juegos y coordinación. Que disfruten, se diviertan y se lo pasen bien. En las escuela infantil, lo mismo, pero un grado más. Sobre todo, es importante divertirse y aprender. En precompetición les metes la técnica, los golpes, además de jugar a tenis, les enseñas a competir. Pero sobre todo, en todos los niveles, hacemos mucho hincapié en que se formen como personas. No sólo que piensen en tenis, sino en portarse bien, que el tenis les sirva para su vida.

¿Siente que le ha costado más llegar a donde está ahora por el hecho de ser mujer?
Como mujer no me he visto distinta a un chico en mi puesto. Soy igual de respetada que Txema Sexmilo. Por supuesto que me ha costado coger el mando de todo porque hay muchísimo trabajo. Siempre tienes tus dudas, pero en ningún momento por ser mujer nadie me ha considerado menos que a un chico. Yo me he visto siempre una persona en un puesto, ni mujer ni hombre.

¿Cómo disfruta más el tenis?
Lo disfruto de todas las formas posibles. Jugando disfruto muchísimo, viendo a los jugadores, aunque se pasan nervios, también y como Directora de la escuela también. Ver que tienes niños chiquitos que se lo pasan bien jugando y ver cómo evolucionan es gratificante. Disfrutas de todo.

¿Es bueno el nivel de Navarra?
Hay un nivel bueno. Los clubes estamos todos muy unidos, nos reunimos mucho y trabajamos duro los fines de semana para montar campeonatos. Cargamos nosotros con los gastos de cada torneo porque la Federación no tiene un duro. Este año hemos introducido el sistema por categorías que está siendo una gozada, aunque supone el doble de trabajo. Para mí, la Federación y los clubes nos organizamos muy bien.

¿Apena ver que por falta de dinero hay navarros que no se pueden dedicar al tenis a pesar de tener cualidades?
Sí, claro que da pena. Lo ideal sería que subieran todos hasta arriba. Pero es muy difícil. Hasta los 18, a los buenos les subvencionan. Pero a partir de los 18 te tienes que buscar la vida. Mucho es tema económico y es una pena.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual