Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TENIS | TORNEO DE MIAMI

Nadal gana sufriendo a Raonic y jugará la semifinal contra Berdych

  • El manacorí venció por 4-6, 6-2 y 6-4 superando a un rival que llegó a sacar a 232 kilómetros por hora

Rafa Nadal celebra su victoria ante Raonic.

Nadal gana sufriendo a Raonic y se jugará la final con Berdych

Rafa Nadal celebra su victoria ante Raonic.

EFE
0
Actualizada 28/03/2014 a las 12:28
Etiquetas
  • EFE. Miami (EE UU)
El español Rafael Nadal superó los cuartos del Masters 1.000 de Miami (EE UU) tras derrotar en un complicado partido al canadiense Milos Raonic por 4-6, 6-2 y 6-4, y se enfrentará al checo Tomas Berdych por una plaza en la final.

El número uno del mundo llegó al partido ante Raonic lanzado, sin haber cedido un solo "break" en todo el torneo (apenas tuvo que salvar tres bolas de juego) y tras lograr ganar el 91 por ciento de los puntos de su servicio en octavos ante el italiano Fabio Fognini.

Tras tres finales perdidas en Miami (2005, 2008 y 2011), el siguiente objetivo era Raonic, un auténtico francotirador desde la línea de saque, pero que fue una víctima más del espíritu ultracompetitivo de Nadal, aunque fue mucho más complicado que lo encontrado en el camino hasta ahora. Sólo el primer set duró 50 minutos, casi lo mismo que sus tres partidos anteriores en el torneo.

No fue fácil, en absoluto, pero Nadal intentó seguir el plan previsto: tener paciencia, ser agresivo y mover al canadiense, que pierde enteros cuando los puntos se alargan, tiene que moverse por la pista y el servicio pierde protagonismo.

El recientemente galardonado Premio Laureus al "Mejor regreso" había ganado los cuatro partidos y ocho sets disputados hasta la fecha contra Raonic y era conocedor de las dificultades que afrontaba, pues el canadiense también se plantó en cuartos como un tiro, sin ceder un solo "break", el único en lograrlo junto a Nadal y el suizo Roger Federer.

Esa seguridad se la da un servicio como pocos en el circuito, que le permitió sacar a 232 kilómetros por hora y mantener a raya al español, que no podía hincarle el diente al set.

Por su parte, Nadal resguardaba su saque sin especiales problemas, pero en el décimo juego, tras una espectacular dejada del canadiense, Raonic dispuso de una bola de "break" y de set, que cayó de su lado tras una doble falta del mallorquín.

El primer "break" del torneo para Nadal no pudo llegar en peor momento, pero pronto se rehizo y le aplicó la misma medicina, le arrebató el primer saque en la presente edición del Masters 1.000 tras una doble falta en el primer juego del segundo parcial.

Y entonces fue cuando Nadal aplicó una especie de máxima por la que, con intercambio largo de golpes, el canadiense cometía un error no forzado o dejaba un hueco para que Nadal ganase el punto.

Y a pesar de que Raonic, que entrará al "top ten" de la ATP a la conclusión del torneo, intentó por todos los medios no entrar en esa dinámica, ya fuera subiendo a la red o abriendo ángulos con su potente derecha, perdió empuje y Nadal le volvió a romper el servicio y se plantó con un 4-0, preludio del 6-2 final en el segundo set.

En el parcial definitivo, Raonic y Nadal mantuvieron sus posiciones hasta el 3-3, aunque el mallorquín comenzó a subir la presión, a mostrar un punto extra de agresividad con su zurda.

Y fue en el séptimo juego en el que Raonic volvió a dejar patentes sus problemas cuando el saque no le da tres cuartos de punto. Fue en el séptimo en el que Nadal celebró con rabia el punto de "break" que le dio la ventaja necesaria para llevarse el partido, que se fue más allá de las dos horas y media.

En las semifinales se enfrentará al checo Tomas Berdych, que apartó de su camino al verdugo de Nadal en Indian Wells, el ucraniano Alexandr Dolgopolov, por 6-4 y 7-6(3), y al que el mallorquín ha ganado en 17 de las 20 ocasiones en las que se han enfrentado.

El número uno del mundo dejó atrás los problemas de espalda que acarreó las últimas semanas y está de regreso justo antes de que comience la temporada europea de tierra batida, pero antes está el Masters 1.000 de Miami y Nadal no quiere esperar un año más a tenerlo en su palmarés.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual