Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
A TRES DÍAS DE LA FINAL DEL CUATRO Y MEDIO

Las apuestas, 100 a 80 por Irujo

  • Tras conocerse la lesión de Aimar y posteriores aplazamientos, las posturas han permenecido a la espera

1
Actualizada 08/12/2011 a las 01:01
  • J.M. ESPARZA PAMPLONA

Las iniciales posturas a la par por cada uno de los dos finalistas han dado paso a un favoritismo por Irujo, en detrimento de las posturas por Aimar. Se esperan "cienes a ochenta" para el domingo, algo que, logicamente, no se conocerá si será así hasta los instantes previos a la finalísima.

La apuesta de 18.000 euros a la par por Olaizola dejada en el Bar Cantábrico de Tolosa se cubrió rapidamente y, cuando se conoció el alcance de la lesión de Olaizola, el autor quiso retirarla. Ya no podía, las reglas lo impiden. El detalle da una idea de cómo han cambiado los pronósticos. Ya no están a la par, ni se han recibido otras posturas. Los "apostalaris" permanecen a la espera, expectantes con el desarrollo de los acontecimientos, con el estado de salud de Olaizola.

En las empresas hay coincidencia en la estimación de los "cienes a ochentas", aunque obviamente no se han recibido posturas, ya que podrían no cuadrar con las que se barajen de inicio en el frontón bilbaíno.

GANCHOS ENTRENAMIENTO

Olaizola II volvió a entrenar ayer y acabó "satisfecho"

Junto a su hermano Asier, Aimar Olaizola entrenadode nuevo ayer miércoles a la mañana en el frontón Bizkaia de cara a la final del Cuatro y Medio y terminó "satisfecho". Al término de más de una hora de entrenamiento manifestó su mejoría a los medios de comunicación y afirmó: "He mejorado bastante del lunes a hoy. Estoy recuperando la forma física ya que estos días no he dormido mucho. Han mejorado las sensaciones y me he quitado de encima gran parte del condicionante psicológico que hace que tu rendimiento no sea tan alto como quieres", dijo. "A la final nunca se llega al 100% eso le pasa a todos los pelotaris", concluyó Olaizola II. DN

DOS ARTISTAS, DOS ESTILOS PROPIOS

IRUJO

SI de un pintor se tratase, Irujo podría pertenecer a cualquiera de los "ismos" del siglo pasado, al llamado arte contemporáneo. Al último grito estilístico de la pelota, se le puede encuadrar en el arte gestual o el surrealismo, en el cubismo o en la abstracción. Un Picasso. Su arte rompedor se mueve por los estilos más diferenciados para crear uno nuevo, el de Juan Martínez de Irujo, pelotari genial, absolutamente personal, irrepetible.

En primer lugar, se trata de un pelotari temperamental, arista que encaja perfectamente dentro del concepto más romántico de artista, el que liga su inspiración al estado anímico. Nadie podría resultar mejor ejemplo que el pelotari de Ibero. Su comportamiento en la cancha dependerá absolutamente del día que tenga o, más aún, del momento que atraviese. Hay partidos en los que cambia drásticamente, según la influencia en su ánimo de un detalle que le afecte.

Si la pelota fuera el pincel de un pintor, los trazos de Irujo sobre el lienzo serían rápidos, nerviosos, intuitivos, rápidos, tensos. De vez en cuando se alejaría de la tela para tomar una perspectiva mayor de la composición total, pero metido de nuevo en faena el pincel volvería a las andadas, a romper en cada movimiento, a plasmar la energía desatada en cada manotazo. Por supuesto que Irujo necesita imaginarse la obra en su conjunto antes de ponerse a pintar, es decir, ir al partido con una estrategia preconcebida y detallada cuanto más mejor, pero sabedor de que cada pelotazo es único e irrepetible, que cada acción deberá obedecer a los dictados del momento.

A Irujo le cuesta someterse a cualquier disciplina preconcebida. Necesita libertad creativa. Detesta la ortodoxia. "Soy como soy" acostumbra a decir. Asume riesgos como nadie, aún a costa de tener que romper el cuadro al final, de que el partido se le empine como una torre. "Si no, no sería yo; para lo bueno y para lo malo", responde cuando le reprochan esas pinceladas aparentemente deslabazadas, rotas, perdidas, esos pelotazos que se le van a la contracancha.

Necesita espacio. Cuanto más grande sea el lienzo, mejor sabrá plasmar su inspiración. Por eso, la final del próximo domingo no es la que mejor se ajusta a sus cualidades. La "jaula" le encorseta, el Cuatro y Medio le ahoga. No es pintor de miniaturas, sino de grandes formatos. Sería un buen autor de frescos, pero siempre que los montajes, caso del andamiaje, no le condicionen. Los "intermediarios" le molestan. Cuando mejor se siente no depende de nadie. Necesita moverse con libertad por el lienzo, con la pelota y el frontis ante sí.

Todo está en su cabeza. Controla el caos como nadie. Es rápido de reflejos, listo. Sus ojos le delatan. Sabe mirar más allá de donde llega su pincel para completar la obra de arte que, si le sale, deslumbrará. Si es así, una vez terminado el cuadro, el partido, el resultado quedará a muy por encima de las pinceladas geniales, de los mejores pelotazos, que ha ido repartiendo. Un genio.

DOS ARTISTAS, DOS ESTILOS PROPIOS

OLAIZOLA

AIMAR representa al artista clásico, pero con un toque de modernidad, por ejemplo, a Goya. Se mueve dentro de las coordenadas tradicionales, atemporales, dentro de valores duraderos, por encima de modas o gustos. Dentro del realismo. Se trata de una figura sólida, de un artista metódico, académico, al que no le faltará siempre que le sea preciso su toque de genialidad.

Como todo artista, depende de su inspiración, pero no la porfía tanto a su estado anímico como al trabajo. La busca en la maduración de la pincelada, en la paciencia de la espera para reunir las mejores condiciones, a la luz adecuada o el espacio vacío. Sabe lo que quiere y cómo conseguirlo. A partir de ahí completará el lienzo con tanta destreza como disciplina espartana.

No renuncia al trazo grueso, pero prefiere el fino, el que moldea las sombras y alumbra una tercera dimensión. Acaricia la pincelada, la sigue con mimo según el plan preconcebido, puntillista. Le cuesta rectificar. Sabe hacerlo, pero apura hasta el último momento el proyecto previamente delineado. Es fiel al boceto. Necesita la imagen inicial para dar con el resultado final buscado. En ningún momento puede perder de vista la visión global del conjunto. Juega con ella, necesita su aliento para superar los ataques de cada momento.

Sabe moverse en las miniaturas y en los grandes espacios. Se trata de un especialista de los formatos pequeños, el mejor dentro del Cuatro y Medio, sin renunciar a los grandes, a todo el frontón, donde también ha hecho valer sus credenciales de gran artista. Tanto en la distancia corta como en la larga, primero observa, a continuación analiza, y finalmente decide. Mira y remira al lienzo, limpia a conciencia su pincel, combina cada color de la paleta antes de decidir la composición de la obra, en la que estarán calculados los mínimos detalles. Es la fuerza del método.

Mueve el pincel con facilidad, suelta la mano con un ventajismo a veces insultante. No en vano su fuerza reside en la inteligencia. La mano es simplemente ejecutora de su raciocinio. Parece incapaz de fallar, de tener que volver a repasar un trazo descompensado. Por eso sorprende cuando se le cae una pelota a la lona o se le escapa al fleje, como si su éxito sólo estuviera condicionado por la salud, por el mal fario de las lesiones. Cuesta imaginarlo perdiendo. Lo normal es ver colgados sus lienzos en las mejores galerías. En los mejores museos.

Si de él dependiera jamás saldría del estudio, a no ser al monte, a reencontrarse con las esencias, con su mejor fuente de inspiración. Detesta la parafernalia, el ruido. Lo suyo es enfrentarse al lienzo en silencio, jugar a pelota sin griterío, de tú a tú. Pero no ha tenido otro remedio que enseñar su arte en público, afortunadamente para los amantes de las más puras esencias del arte.

Cartelera

PARA HOY
Sangüesa: (17.30 horas) Cuatro y Medio: Artuch contra Bili. Garjón contra Huarte. Aldaregía contra Ruiz.
Galarreta: (16 horas) Etxabe II-Zubizarreta contra Matxin VI-Urko. Semifinal Torneo Azysa: Ezkurra-Aizpurua II contra Juaristi-Lizaso. Endika-San Miguel contra Etxeberria IV-Urrutia. Agirresarobe-Barrenetxea IV contra Matxin IV-Olazar.



  • José Miguel García
    (08/12/11 19:58)
    #1

    ¿¿¿ Alguien me puede decir si desde Barcelona se podrá ver el partido por Televisión ???. Caso de ser televisado, ¿será en NITRO ?. Sería una pena no poder disfrutar de esa gran final entre dos pelotaris Navarros. Me da igual quien gane; como navarro disfrutaré sin favoritismos.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra