Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
SIETE METROS NATXO GUTIÉRREZ

EL FRUTO DE LA APUESTA POR ERANDIO 2000

0
Actualizada 21/12/2011 a las 00:03

E L éxito cosechado en Brasil por la selección femenina de balonmano es fruto de una apuesta larvada hace más de una década, cuando la Federación Española de Balonmano optó por reunir a las junior en una concentración de dos años en el Centro de Alto Rendimiento de Fadura, en la localidad vizcaína de Getxo. La visión de futuro de una categoría que vivía a años luz de las perspectivas halagüeñas trazadas por el combinado masculino, sobre el que se depositaron grandes esperanzas en un frustrado proyecto olímpico en Barcelona 92, fue acertada plenamente.

El plan de concentración de dos años supuso un esfuerzo personal de las jóvenes promesas, en especial en el plano anímico por desprenderse de su entorno cercano sin la mayoría de edad cumplida. He de ahí que, además de su exigencia deportiva con entrenamientos diarios, contasen con una orientación individualizada que abarcaba el seguimiento en su progresión con los estudios de bachiller en institutos de la zona.

El proceso de maduración deportiva, no obstante, tuvo un hito clave cuando la Federación Española empujó a las juniors a competir en División de Honor en una decisión entonces sometida a juicios y opiniones de distinto calibre. La apuesta cuajó en la inscripción en la máxima categoría de Erandio 2000 por ser en esta localidad vizcaína donde el equipo disputó sus partidos como titular.

La cesión del polideportivo y la buena disposición de su Ayuntamiento a acoger el proyecto fueron respondidas por la Federación Española con una distinción. Su entonces presidente, Domingo Barcenas, acompañado por el que era seleccionador nacional, Juan de Dios Román, trasladó en persona el agradecimiento institucional al alcalde, Mikel Arieta-Araunabeña, en los prolegómenos de uno de los encuentros, por cierto no resuelto de forma satisfactoria para los intereses locales.

Por entonces, el hoy seleccionador Jorge Dueñas defendía la portería del equipo de División de Honor B Sercoin -antes Iberdrola-; de Bilbao, y su segundo, Juan Carlos Solar, acumulaba la experiencia de haber competido en la misma categoría defendiendo la camiseta de Claretianos, de Leioa. Ambos vivían por entero para el balonmano y mantenían una amistad con los responsables deportivos de la concentración de dos años de Fadura. Con el paso del tiempo, el proyecto junior acabó sembrando las bases del bronce mundial conquistado.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra