Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
PELOTA

Etxeberria: "Cuando te toca sufrir desde crío, ves la vida de otra forma"

Peio Etxeberria, ayer por la mañana en un prado cercano a Cenoz en el que pastan algunas de las vacas del negocio familiar.

Peio Etxeberria, ayer por la mañana en un prado cercano a Cenoz en el que pastan algunas de las vacas del negocio familiar.

ZABAL
Actualizada 03/11/2017 a las 10:24
Etiquetas

A sus 19 años Peio Etxeberria ha vivido mucho. La vida no le ha regalado nada. A los 15 años perdió de forma repentina a su padre, y tuvo que hacerse cargo de las 50 vacas de la ganadería familiar en Cenoz, Ulzama. Al mismo tiempo se ha hecho pelotari, y mañana debutará como nuevo delantero de Aspe en Larraintzar. Jugará con Rezusta contra Retegui-Merino. La suya es la historia de alguien hecho a sí mismo.

¿Cómo entró la pelota en su vida?
Mi madre suele decir que andaba siempre con una pelota por las paredes de siempre. El frontón está en la puerta de casa, y como no hay nada en este pueblo he pasado muchas horas allí jugando.

¿En casa había tradición pelotazale?
No, que yo recuerde no. Tenía el frontón al lado de casa, y como no me han gustado otros deportes le he metido mucho tiempo. Me he sentido bien y cómodo.

¿Cuándo decide que la pelota es lo suyo?
Lo de ser profesional tampoco es algo que te lo planteas de crío. Te sientes bien, disfrutas y surge.

¿Cómo reaccionó cuando le llamó Aspe?
Esta primavera pasada tuve un buen momento de juego. Se organizó el torneo de las empresas... pero no pensaba que fuera a debutar. Me chocó que me llamaran para pasar a profesionales. Es una noticia muy bonita, pero hasta que no me vea jugando con ellos no sé si valdré o no.

¿Qué le da respeto?
El no hacer disfrutar al público con mi juego. Pero si todo va bien, confío en poder hacer disfrutar.

¿Quién ha sido su referente?
Juan Martínez de Irujo, desde siempre. Coincidimos en Huarte y siempre ha sido mi modelo.

¿Por?
Por su juego, su manera de ser... por Irujo en conjunto.

¿Usted tiene ese carácter?
Como él yo soy luchador hasta el último momento. Me gustaría ser como él en resultados, juego, carisma...

¿Tiene trato con él?
Sí. Me ha aconsejado que disfrute en la cancha, si lo haces lo demás viene solo.

Las empresas cogen ahora a pelotaris muy jóvenes, y si en tres o cuatro años no funciona los echan. ¿Cómo ve eso?
Yo voy a intentar aprovechar esta oportunidad. Si las cosas no salen bien tengo trabajo en casa con la ganadería.

Sueñe con algo en la pelota.
A corto plazo no me marco objetivos. Yo voy al día y que me respeten las lesiones para tener continuidad.

Ha entrenado con profesionales. ¿En qué son diferentes?
La velocidad. Es otra, juegan con un material con el que cuesta defender. Yo soy agresivo, y me gusta acabar rápido. Soy diestro, pero manejo bien la zurda.

Usted pasó por Huarte antes de dar el salto a profesionales.
Sí, es un club en el que he estado muy a gusto. Tengo que agradecérselo a Unai Laso, a Yoldi, que me ha ayudado mucho, al entrenador Paco Caballero... el buen rollo es un ejemplo para otros clubes.

Usted tiene una circunstancia especial. Su padre falleció de repente cuando tenía 15 años y tuvo que hacerse cargo de la ganadería familiar.
Al principio cuando te pasa parece que te va a comer el mundo, no ves salidas. Eso te llega, y te llega. Pero si tienes ilusión por algo o quieres ser alguien, te echas la mochila a la espalda y sigues como sea, y acabas saliendo. Implica sacrificio, pero es muy satisfactorio.

Usted se ha hecho cargo de las vacas y los terneros.
Sí, yo les cuido y les atiendo. Mi madre es muy tirada para delante, muy positiva y entre todos lo sacamos adelante. Cuidar de los animales es fácil en verano, pero en invierno hay que estar pendientes de ellos mañana y tarde. Te lleva tiempo, trabajo, pero cuando haces las cosas a gusto, cuestan la mitad de esfuerzo.

¿Cómo se organiza?
Me levanto pronto y doy una vuelta por los sitios donde tenemos las vacas. Como algo, entreno a primera hora de la tarde y luego por la tarde voy a ver otra vez a los animales.

¿Eso lo ha aprendido solo?
Sí. Desde muy crío estuve al lado de mi padre con los animales, aprendí todo de él; mis pasiones son el ganado y la pelota. Hago esto muy a gusto,

¿Todo esto le hace ser mucho más realista que otros que debutan con más pájaros en la cabeza?
Totalmente. Tengo los pies en el suelo, y sé lo que cuesta conseguir las cosas. Cuando te toca sufrir desde crío ves la realidad con los pies en el suelo, ves realmente cómo está la vida porque las cosas las haces tú, y las sacas adelante con tu esfuerzo. Lo valoras más, ves la vida de otra forma.

Usted es responsable.
Sí, siempre he sido bastante maduro y ahora más que nunca.

¿De mayor quería ser esto?
Desde niño me ha gustado el ganado. Y todo niño que juega a pelota creo que sueña o tiene la ilsión de ser pelotari.

¿Qué le llenaría?
Que como pelotari el día de mañana se acuerden de mí. Y eso es algo que depende de lo que haga. Y en el campo, el día a día te da mucha satisfacción.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra