Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PELOTA | PABLO BERASALUZE

"Me voy sin txapelas, pero con el cariño de mucha gente"

  • El sábado Pablo Berasaluze se vestirá de blanco por última vez. Cuelga el gerriko uno de los pelotaris más queridos y admirados de las últimas décadas. Pablo se va sin txapelas, pero con el respeto y la admiración de toda la pelota

Pablo Berasaluze, con uno de sus típicos gestos de rabia al terminar un tanto durante un partido anterior. Con el vizcaíno se va uno de los pelotaris más rematadores de los últimos tiempos, y que ha hecho del juego de aire su seña de identidad.

"Me voy sin txapelas, pero con el cariño de mucha gente"

Pablo Berasaluze, con uno de sus típicos gestos de rabia al terminar un tanto durante un partido anterior. Con el vizcaíno se va uno de los pelotaris más rematadores de los últimos tiempos, y que ha hecho del juego de aire su seña de identidad.

DN
Actualizada 30/09/2016 a las 17:13
Etiquetas
Pablo Berasaluze Zabala, Berasaluze II, tomó hace unos meses la decisión que muy pocos deportistas tienen en su mano. Retirarse por voluntad propia, y no porque las lesiones, el bajo nivel o los resultados le obliguen a hacerlo. A sus 39 años, Berasaluze ha palpado de primera mano que aunque es un pelotari que se marcha con el palmarés vacío de grandes títulos, tiene el cariño y el respeto de los pelotazales.

Esto se acaba, está nervioso?
Tengo asumido que esto se acaba, pero sí que estoy un poco nervioso. Conforme se acerca la fecha del último partido eres más consciente de que es el final.

¿Por qué está nervioso?
Porque al final marcharse es una ocasión única, especial. Habrá bastante gente en el frontón, me va a acompañar toda mi familia, y va a ser un día en el que se van a mezclar sensaciones. Será bonito, porque me acompañará la gente a la que quiero. Y será triste y difícil, porque es mi último partido. Me emocionaré, seguro.

Echa la vista atrás, ¿y qué ve?
Muchas cosas bonitas. Al final he pasado un montón de años en profesionales, he tenido momentos muy buenos, también malos. Yo me quedo con lo bueno, creo que he hecho una buena carrera.

¿Pensó que llegaría hasta aquí cuando debutó?
Para nada. Cuando debutas ni te planteas que vayas a pasar tantos años aquí, porque el mero hecho de debutar ya es un premio grande. Una carrera así de larga te deja un poso bueno.

¿Qué se lleva de estos años de pelota?
Un poco de todo. Tengo partidos que guardaré para siempre en la memoria. La gente que siempre me ha apoyado, allí donde he estado, los buenos amigos que he hecho en el vestuario... he sentido una cantidad de cariño increíble en todos los frontones.

¿La pelota ha sido un trabajo, una pasión, una forma de vida?
Ha sido un trabajo, y soy un privilegiado porque me he podido ganar la vida con la cosa que más me apasiona que es la pelota. No todo el mundo puede hacer eso. Hombre, como todo tiene sus momentos bueno y malos, pero la pelota me ha hecho muy feliz.

Hay algo curioso en su caso. No tiene ningún título en su palmarés, pero se marcha un pelotari con un carisma y un tirón únicos.
No tengo txapelas. He coincidido con una generación de pelotaris con la que no he podido, y no he conseguido ganar ninguna txapela. Coincidir con Aimar, Irujo, Titín, Xala... la competencia ha sido enorme, pero al mismo tiempo que soy un privilegiado al haber coincidido con ellos. Pero por otra parte me voy contento, sin txapelas pero con un montón de cariño de la gente. Y eso vale mucho.

¿Más?
Yo me he sentido muy reconocido, en especial en los últimos años. Me da pena no tener un título, pero el calor que he sentido de los aficionados después de las lesiones graves que he tenido ha sido importantísimo.

¿Qué legado le deja Pablo Berasaluze a la pelota?
Un estilo de juego. Siempre he sido un pelotari al que no le ha dado miedo entrar de aire. He ido cambiando, cuando debuté entraba menos pero luego di un paso adelante. Mi estilo de juego es el estilo con el que se juega ahora. Se entra mucho de aire, se acaba rematando...

¿Qué es para usted el aire?
Para mí es todo en el juego. El verdadero revolucionario del aire para mí fue Titín, con él cambió todo. Y después Irujo... Yo he aportado mi estilo, mi juego.

¿La pelota es espectáculo para usted?
Yo siempre he jugado así, porque no me ha quedado otro remedio. Desde aficionados he jugado contra pelotaris que eran más grandes que yo, tenían más físico que yo, y tenía que buscarme la vida con el gancho, la volea, las dejadas...

Sus armas.
Yo he intentado hacer la pelota a mi manera, con mi juego. Siempre me he sentido bien arropado atrás, y para mí jugar con pelotaris más potentes que yo más que un inconveniente ha sido un premio. Luchar contra Irujo, Olaizola, Titín es algo que todo pelotari desearía. Yo estoy feliz.

Su carrera ha estado marcado por el episodio de la muerte de su padre y la depresión posterior que sufrió.
Al final esto es la vida. La pérdida de mi padre fue lo más duro que me ha pasado. Por suerte tengo una gran familia y un gran amigo que siempre han estado conmigo, sobre todo en esos momentos, y que son por los que he salido adelante. Si yo he tirado para adelante y he seguido jugando a pelota fue por mi padre. Él fue quien me metió en esto, quien me hizo pelotari. Después de que muriera él no está en los frontones, pero siempre me venía en la cabeza y he seguido por él.

¿Tuvo ganas de dejarlo?
Pasé tres años malísimos. Jugaba más como vía de escape los fines de semana, pero no estaba para jugar nada. Con la muerte de mi padre se me vino el mundo encima, pero conseguí salir adelante.

Su carrera quedó marcada también por la lesión en la final del Parejas 2013.
Esa final me marcó, pero al final fue algo bonito. Pasó lo que pasó en el partido, pero las semanas previas fueron increíbles para mí, lo viví con una intensidad con la que no había vivido nada en la pelota. Tuve mala suerte, me rompí el tendón de aquiles, pero luego la gente se volcó mucho conmigo en la recuperación y después cuando reaparecí. A mí eso me llena mucho.

Aquello ¿ha engrandecido aún más su figura?
Pues es posible. Eso me ayudó a salir adelante, me sentí muy querido y muy arropado por la gente.

¿De dónde ha sacado fuerza para superar todos los obstáculos?
Al final todas las cosas de la vida te acaban haciendo fuerte, por duras que sean. Cuando pasas cosas muy duras como éstas, ves la vida de otra manera diferente. Y eso se transmite a la cancha.

¿Por qué usted siempre ha sido fiel a Asegarce?
Desde que pasé a profesionales se han portado muy bien conmigo. En los tres años malos que tuve me cuidaron, estuvieron conmigo y confiaron en mi. Y siempre he sentido esta empresa como si fuera mi casa.

¿Cómo ha cambiado la pelota desde que debutó hasta ahora?
Lo que ha cambiado es la velocidad. Se juega con otro material, se juega con mucha velocidad y se juega diferente. Nunca se ha jugado tan rápido y tan de aire como ahora, tampoco la pelota ha andado en el suelo como lo hace ahora. La exigencia es máxima, si no estás muy bien, no juegas.

¿Se llegará a jugar más rápido?
Todo irá a mejor, y seguro que de aquí en adelante se jugará más rápido. La gente piensa que porque nos vayamos los que hemos estado los últimos 15 años la pelota no va a ser igual. Yo creo que aparecerán nombres nuevos. Vienen chavales que van a ser muy buenos. La pelota está en un gran momento.

¿Se va con algo pendiente?
Me voy contento. Si hubiera ganado una txapela estaría igual de contento. A mí no me van a recordar por las txapelas, sino por mi forma de jugar y por lo que he hecho en los frontones.

Cuando alguien es tan querido ¿se le pone la piel de gallina?
Es muy bonito, yo no tengo palabras. Me dejo un montón de amigos en la pelota.

¿Y ahora?
Ahora que llegue el sábado. Me gustaría seguir en la pelota, y si puede ser en Asegarce mejor. Pero no me lo he planteado. Pase lo que pase voy a seguir yendo a los frontones. La pelota ha sido, es y va a ser mi vida, eso lo tengo claro.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual