Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
GIGANTES

El futuro del deporte está en la base

301 nadadores y nadadoras de entre 10 y 12 años de 18 clubes compitieron en las piscinas de Oberena y el Tenis

El futuro del deporte está en la base

El futuro del deporte está en la base.

J. SESMA
27/04/2016 a las 06:00
Etiquetas
Un total de 341 nadadores de entre 10 y 12 años estaban citados en las piscinas cubiertas de Oberena y del Tenis de forma simultánea el pasado sábado 16 de abril para la celebración de la sexta jornada de benjamines de natación de los Juegos Deportivos de Navarra. La participación fue bastante alta, aunque no acudieron todos los inscritos, como suele suceder. En total, 301 deportistas se dieron cita a las 9.30 horas en dos escenarios diferentes. De ellos, 132 eran chicos y 169 chicas repartidos en 18 clubes.

El ambiente era muy bueno en Oberena desde primera hora de la mañana. La piscina cubierta de las instalaciones del club de la Milagrosa se llenó a las 9.00 horas para afrontar una competición que se alargaría durante tres horas. Los padres, incondicionales, no se separaban de sus hijos y se mantenían sentados o de pie en un lateral de la piscina.

En la piscina se sentía el calor ambiental y humano. Los 301 nadadores y nadadoras allí presentes no pararon de animar a sus compañeros en ningún momento. Apenas hubo receso entre prueba y prueba, y siempre había algún compañero compitiendo o preparado para ello. A quienes más se les oía, sin duda, a las nadadoras y nadadores de Anaitasuna, que congregaba a muchos chavales alrededor de la piscina. “Antes venía con la hija mayor y éramos 15 o 20 como mucho. Ahora, cuando nos toca ir a Tudela, llenamos un autobús entero de nadadores. Ha crecido mucho el club en los últimos años”, relataba Íñigo Irurzun, que no quitaba ojo a una de sus hijas.

SEIS PRUEBAS

A lo largo de la mañana se disputaron seis pruebas: 100 metros estilos, 200 metros estilos y 4x100 metros estilos. Todas ellas, en modalidad masculina y en femenina.

Los chicos comprendían hasta los 12 años, mientras que las chicas sólo pueden competir hasta los 11 en benjamines. El claro dominador en la competición disputada en Oberena y el Tenis fue Anaitasuna, que se llevó el primer puesto en las dos edades masculinas (nacidos en 2004 y de 2005 en adelante). En la modalidad femenina, el club pamplonés fue el mejor en la categoría de los nacidos en 2005, mientras que el Arenas de Tudela lo fue en el de 2006. Cierto es que Anaitasuna también es el club que más nadadores posee.

Silvia Irurzun Armendáriz, de 10 años, competía en la piscina de Oberena con su club, Anaitasuna, aunque no tuvo demasiada suerte. “Quedé segunda en los 100 metros estilos, pero me descalificaron por realizar un giro irregular”, lamentó Silvia. Aunque este hecho no le afectó en absoluto. A quien sí que le dolió fue al padre. “La verdad es que yo me llevé más berrinche que ella, porque entiendo que son niños de 10 años y eso es ser demasiado estrictos. No es que hiciera trampas, es que no puso las dos manos a la misma altura a la hora de realizar un giro. Pero bueno, está así establecido y de estas cosas hay que aprender”, señaló su padre.

La nadadora de Anaitasuna, que cumple su tercera temporada practicando este deporte, compitió en los 100 metros estilos, aunque no siempre le toca esta modalidad. “Nadamos primero a mariposa, y la ida es a mariposa pero de espaldas. Luego braza y luego crol. A mí, la que más me gusta es crol, pero las pruebas van variando y nos toca hacer de todo”, aseguró la joven deportista. “En lo que debo mejorar es en la braza y en la mariposa”, señaló.

Viendo nadar a su hermana Saioa, que también compite con Anaitasuna, Silvia se enganchó a este deporte hace ahora tres años. “En verano me gustaba mucho nadar. Además, veía a mi hermana nadar y me gustaba. Así que les dije a mis padres que yo también quería. Ellos me dijeron que les parecía muy buena opción, porque a los dos les gusta mucho el deporte”, comentó.

En estos momentos, tanto Silvia como sus compañeras entrenan tres días por semana con 10 años. Y es que la natación es un deporte muy sacrificado. “Tres días está bien. Entrenamos tres cuartos de hora cada día. Me gustaría seguir nadando hasta que pueda porque me divierte mucho ir a entrenar. Me gusta estar con los amigos y me gusta mucho el deporte”, añadió Silvia Irurzun.

SALUD Y AMISTADES

Una mañana de competición se suele hacer larga, pero sobre todo para los padres y aficionados. Después de casi cuatro horas en la piscina, los chavales salen encantados. “Llegamos un poco antes de que comience la competición para calentar. Luego tenemos que esperar que naden los mayores, primero los chicos y luego las chicas. Hay que esperar hasta que te toca a ti. Pero el rato lo pasamos jugando o hablando, se pasa rápido”, finalizó Silvia.

“Desde casa -concluyó su padre-, nunca se la ha exigido ningún resultado, ni se le ha dicho nada por no quedar primera. Al revés. Nosotros consideramos que hacer deporte es bueno para la salud y que así hacen amistades. Eso es lo importante del deporte”, finalizó, Íñigo, el padre de Silvia muchos años ligado al Burladés de fútbol.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra