Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
LUTO EN EL MOTOCICLISMO

Un guerrero de la vieja escuela

  • Simoncelli, polémico al hablar y agresivo en la pista, estaba llamado a sudecer al amigo Rossi

Imagen de la noticia

Marco Simoncelli con su particular look y estilismo. REUTERS

0
Actualizada 24/10/2011 a las 01:03
  • COLPISA. MADRID.

Marco Simoncelli era un piloto de los de antes. Por físico, por estilo de pilotaje, y por carácter, tanto dentro como fuera de la pista. En el superprofesionalizado motociclismo actual, el italiano era un "rara avis" que no dejaba a nadie indiferente. En pista, su estilo era muy extremo, exagerado tanto en frenada -su gran especialidad- como adelantando. Impulsivo y muy valiente, a menudo demasiado, su excesiva fogosidad le hizo cometer no pocos errores, y despertó la antipatía de algunos de sus rivales. Esta misma temporada, Casey Stoner, Jorge Lorenzo, Andrea Dovizioso y Dani Pedrosa le habían acusado de pilotar de forma peligrosa, y fue sancionado por el choque con el español de Honda en Le Mans, en el que el catalán se rompió la clavícula. Él se defendía recordando las carreras de los míticos héroes del 500cc, cuando los toques eran habituales y considerados parte del juego.

Fuera de la pista, llamaba la atención su imagen de estrella del rock, con una enorme cabellera de rizos castaños, y por su desparpajo ante la prensa, pues nunca rechazaba cámaras ni micrófonos, ni se mordía la lengua en sus opiniones. La contundencia que exhibía sobre la moto se tornaba en simpatía y amabilidad fuera de ella, donde Marco siempre era atento con sus fans, amigo de las bromas y hablador con cualquiera que quisiera darle conversación.

Ganador de 12 grandes premios (dos en 125cc y 12 en 250cc), y campeón del cuarto de litro en 2008, Marco Simoncelli era uno de los valores en alza en MotoGP. Junto con el estadounidense Ben Spies era el único capaz de plantar cara a los "cuatro fantásticos": Stoner, Lorenzo, Pedrosa y Rossi, con quien tenía una estrecha amistad, pues son de la misma zona de Italia. Marco Simoncelli encontró la muerte a la temprana edad de 24 años, en el mismo circuito, Sepang, donde se coronó campeón del mundo de 250cc en 2008, dejando el mundo del motociclismo consternado.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra