Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MOTOR

Misano: territorio Rossi, territorio Yamaha

  • Valentino Rossi busca aprovechar su mejor opción

0
Actualizada 12/09/2015 a las 17:25
  • AGENCIAS. MADRID.
El Gran Premio de San Marino que se celebra este fin de semana en el Misano World Circuit Marco Simoncelli (sí, en Italia, no en la pequeña república adriática) reúne todas las condiciones deseables en una prueba del Mundial de Motociclismo en la clase reina. Récord de venta de entradas, con unas gradas que estarán teñidas de amarillo por cien mil almas que venerarán al mito viviente del motociclismo, Valentino Rossi, residente en Tavullia, una localidad que está apenas a 13 kilómetros del trazado. A Valentino Rossi, el líder de la clasificación general de MotoGP, con doce puntos de ventaja sobre su compañero de equipo, Jorge Lorenzo. A Valentino Rossi, que el año pasado fue capaz de ganar en Misano cuando aún se encontraba en pleno proceso de regreso a lo más alto, en el año de Marc Márquez y cuando la Yamaha M1 estaba en camino de llegar a ser lo que está siendo en este 2015. Aquel triunfo de Rossi rompió una racha de 23 victorias consecutivas españolas en la clase reina, triunfos que se repartieron entre el propio Lorenzo, Marc Márquez y Dani Pedrosa, los tres pilotos que de nuevo partirán con más opciones de pelearle el primer puesto del domingo al líder de la general.

A Rossi le miran de reojo sus rivales porque ha entrenado repetidamente con la versión de calle de la Yamaha M1 de MotoGP, la R1, algo perfectamente legal y de lo que es complicado entender si puede dar alguna clase de ventaja. "Seguro, seguro, siempre sirve, si no, no lo haría", comentó entre risas Márquez. "Siempre sirven estos entrenamientos y cuanto más vueltas das en un circuito, seas quien seas, siempre puedes sacar un poquito más", lanzó el todavía campeón del mundo, que también pudo entrenar en este escenario después de la carrera de Alemania. Un circuito reasfaltado, lo que se prevé que vaya a hacer caer los récords en todas las categorías. "Yo creo que alrededor de un segundo por vuelta será más rápido", valoró Márquez, que se estima que bajó en un segundo y medio en julio el récord de la pista -los tiempos de Rossi con la R1 rondan los cuatro o cinco segundos más lentos que con la M1-. También las Ducati han trabajado en Misano antes de este fin de semana, en su caso en dos ocasiones, lo que prueba lo importante que es para la casa de Borgo Panigale una cita en la que han logrado ganar en una ocasión -con Casey Stoner- desde que este Gran Premio regresase al calendario en 2007. Honda también sabe lo que es ganar, aunque extrañamente solo lo ha hecho en una ocasión, en 2010 con Dani Pedrosa. El resto de carreras se han saldado con victorias de Yamaha, tres de Rossi y tres de Lorenzo, con cuatro dobletes. "Históricamente sólo ha habido un año en el que la Honda parecía que era superior, quizás porque mejoraron mucho durante la segunda parte de la temporada y fue en el 2010, cuando Dani ganó con bastante margen; los otros años la verdad es que hemos conseguido muchos dobletes y la Yamaha parece que si hay un circuito al que se adapta muy bien quizás es Misano, junto con Assen", explicó Lorenzo en la jornada previa al inicio de entrenamientos, un piloto que es consciente de que le va a tocar jugar el papel de 'malo' ante los aficionados locales, completamente volcados con Rossi.

"Seguro que el apoyo de los tifossi es importante y muy emocionante", reconoció Rossi, que recordó Misano como el primer circuito al que fue, en la época en que iba a las carreras a ver competir a su padre, Graziano. "Pero eso no marca la diferencia. Por ejemplo, en Mugello tenía mucho apoyo y Jorge hizo una de sus mejores carreras de la temporada. Está claro que este circuito es bueno para mí porque aquí gané el año pasado, pero influirán muchas cosas". Una victoria de Rossi sería un golpe al Mundial cuando quedarían solo cinco carreras para el final; el triunfo de Lorenzo en casa de su compañero de equipo le daría al mallorquín un empujón moral que también podría ser determinante para este último tramo del curso. Claro, con el permiso de Márquez. Preparando los alirones.

Y mientras MotoGP centra más que nunca toda la atención, Moto2 y Moto3 han quedado como meros aperitivos, una situación poco común en los últimos años en las dos categorías pequeñas. Tanto Johann Zarco como Danny Kent cuentan con ventajas descomunales a estas alturas del año -85 puntos el francés, 70 el británico-, lo que hace que se piense más en cómo se van a configurar las parrillas de 2016 que en lo que pueda terminar pasando en el final de 2015 -Zarco ya ha confirmado que no subirá a MotoGP y que se quedará un año más en la estructura de Moto2 dirigida por el finlandés Aki Ajo, buscando revalidar el título que ya roza con los dedos-. Aunque en la parte deportiva seguirán habiendo algunos aspectos que seguir. En la clase intermedia de nuevo Tito Rabat y Alex Rins centrarán las esperanzas españolas, con la enriquecedora aparición en los dos últimos fines de semana de Alex Márquez, cuarto tanto en Brno como en Silverstone. En cuanto a Moto3, la lluvia en Inglaterra frustró las expectativas del valenciano Jorge Navarro, una de las pocas buenas noticias de nuestro motociclismo en esta campaña. A él le tocará pelear contra la armada italiana y contra el dominio del ogro Kent.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual