Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MOTOCICLISMO | GP DE CATAR

El Mundial de la regla de tres

  • Márquez y Lorenzo buscan el tricampeonato, Rossi no quiere ser sólo el tercero en discordia y Pedrosa desea elevar a cuatro el número de candidatos

Lorenzo, Rossi, Márquez y Pedrosa, en Catar

Lorenzo, Rossi, Márquez y Pedrosa, en Catar

Lorenzo, Rossi, Márquez y Pedrosa, en Catar

EFE
0
Actualizada 26/03/2015 a las 19:21
  • COLPISA. MADRID
Tres pilotos favoritos, dos de ellos en busca del tricampeonato y una tercera marca, Ducati, como la gran incógnita de la temporada. El Mundial de MotoGP arranca en el GP de Catar este fin de semana, y lo hace con la certeza de que Marc Márquez es el claro favorito al título, pero con un sinfín de cuestiones que empezarán a resolverse en la desértica noche del emirato.

El piloto de Cervera se paseó en los primeros dos tercios del pasado campeonato, y en compañía de su HRC parecen un binomio prácticamente inalcanzable para su compañero y los dos principales perseguidores. Diez victorias consecutivas dejaron claro que el dominio del catalán en la categoría no iba a ser flor de un día, y que probablemente bajo su carenado estaban el presente y el futuro de MotoGP. Por si fuera poco, afirmó sentirse "mejor que en el año 2014", y las sensaciones de pretemporada le respaldan como el claro candidato para obtener su tercer Mundial en tres años en la prueba reina del mundo de las dos ruedas.

El propio Márquez, en un alarde de madurez, es el que nos marca el camino a la hora de encontrar cuáles serán sus principales amenazas, en Catar y en el resto de la competición: "Mi compañero y los dos pilotos de Yamaha han rodado muy rápido, pero las Ducati son las que han dado un paso importante, sobre todo en este circuito. Va a ser difícil luchar contra ellas, pero es bueno para el campeonato e interesante ver otros pilotos en cabeza, sobre todo Dovizioso, porque tiene mucha experiencia". Y es que las licencias que pueden permitirse las monturas italianas gracias a su denominación 'Open' las convierten en temibles, al menos hasta que consigan resultados suficientes como para que la reglamentación se vuelva en su contra y las devuelvan a un escalón por debajo de los que aspiran a las victorias. Junto a 'Dovi', Andrea Iannone está llamado a rodar muy rápido. No en vano ha sido uno de los pocos pilotos capaces de plantarle cara y batir a Marc Márquez, cuando ambos se encontraban en Moto2.

Sin embargo, parece complicado que Ducati pueda superar el papel de gran animador y convertirse en una alternativa real a la hora de hablar del Mundial, coto cerrado al propio Márquez, a Pedrosa y a dos Yamaha furiosas por reivindicarse. La marca de los diapasones sigue por detrás de las alas de Nakamoto, pero da la sensación de que, desde finales del campeonato pasado, han recortado la desventaja lo suficiente como para que sus dos titánicos pilotos, Rossi y Lorenzo, puedan competir con garantías. El italiano fue el subcampeón el pasado curso, y mientras su cuerpo lucha contra el paso de los años su mente permanece inalterable en ilusión, concentración y ganas. Precisamente fue 'Il Dottore' el encargado de cortar la racha de victorias de Marc, y también el primero, en la prueba inaugural, en proporcionarnos un duelo carenado contra carenado frente al '93' en Losail. 'Vale' ve el Mundial y el Gran Premio de Catar más abiertos que nunca: "La primera carrera del año siempre es especial porque te sientes un poco distinto, notas la presión y la adrenalina. Ahora viene la situación real de cuando estás compitiendo y todos están muy motivados. Va a ser muy duro. Hay motos distintas y todos están en buena forma".

Lorenzo sí flaqueó en 2014, pero una pretemporada pletórica y una moto que es un reloj le convierten en, probablemente, el rival más temible para Márquez. Jorge es un piloto de contrastes que pasó un mal momento cuando, tras no llegar bien preparado, encadenó tres carreras consecutivas sin puntuar. Después, tardó en reencontrarse con la ilusión debido a que ya estaba muy lejos del título, pero el amor propio se impuso en las últimas pruebas y acabó el campeonato con una caída, pero liderando la prueba y con las sensaciones de que había recuperado el instinto. El invierno no ha sido de vacaciones para él, y llega a Catar en el momento justo y en un estado de forma envidiable, con los mismos números en la báscula que cuando subió a MotoGP allá por el año 2008. El mallorquín explica: "Me siento fuerte física y mentalmente. Peso cinco kilos menos que el año pasado y espero que se note en la recta. Las sensaciones son muy buenas, pero ahora hay que demostrarlo en la pista".

Por detrás hay un sinfín de incógnitas y puntos de interés, como son las Suzuki de Maverick y Aleix, la confirmación de Pol Espargaró en el Tech3, la llegada del emergente Jack Miller directo desde Moto3, el retorno de Melandri como compañero de Bautista o la constatación del buen hacer de Cal Crutchlow a los mandos de una Honda. Muchos interrogantes en el Mundial de la regla de tres. Márquez o Lorenzo serán tricampeones, Rossi puede convertir el campeonato en cosa de un terceto, y Pedrosa quiere abandonar su papel de secundario. Las soluciones, en cuanto se apague el semáforo.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual