Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
MONTAÑA

El whatsapp que "llevó" a Javier Camacho a la cumbre del Lhotse

Un montañero cruza una grieta por una escalera en el 'Valle del silencio' con la cima del Lhotse al fondo.

Un montañero cruza una grieta por una escalera en el 'Valle del silencio' con la cima del Lhotse al fondo.

J. CAMACHO
29/05/2017 a las 06:00
Etiquetas

A veces un detalle, en el momento adecuado y de personas especiales, puede servir para dar un giro a la situación. Es lo que le pasó a Javier Camacho Gimeno en el campo II del Lhotse. Arrastrando desde hace semanas una infección respiratoria y con unas condiciones de tiempo cada vez peores, este aragonés afincado en Pamplona, recibió un mensaje por whatsapp de sus dos hijos y su mujer. “En él me decían que ellos sabían que su papá podía subir. A partir de ese momento continuamente recordaba ese mensaje. Cada paso que daba hacia arriba me lo repetía una y otra vez. Esta cima se la debo a ellos, si la he conseguido es por ese empuje que me dieron. En las condiciones que tuve después, con momentos en los que apenas veía más de 10 metros, si no hubiera sido por su apoyo y esa confianza en que papá podía subir me hubiera dado la vuelta. Era lo más fácil. Pero después de ese mensaje no podía volver a casa sin subir”.

Este pasado sábado Camacho alcanzaba los 8.516 metros de la cumbre del Lhotse sin usar oxígeno suplementario. Lo hizo acompañado por Pasang Sherpa y otros dos montañeros, todos ellos usando botellas de oxígeno. “Me siento muy feliz de haber conseguido esa cumbre, en un entorno tan bello y sobre todo en esas condiciones tan adversas y siendo el único sin enchufarme al oxígeno. Le da un plus. Este año ha habido muy pocas cumbres sin oxigeno en el Lhotse”, afirmaba Camacho, inspector jefe destinado en la Jefatura Superior de Policía de Navarra desde hace 20 años y primer policía nacional en subir un ochomil al hollar el Cho Oyu en 2009.

“Una ventisca terrible”

Apasionado de la fotografía -cuenta con numerosos premios y entre sus objetivo de toda expedición está el de tomar imágenes-, uno de los aspectos que más le duele es el no haber disfrutado más de la cumbre. “Lo peor de todo han sido las condiciones climáticas, con una ventisca terrible. La mayor parte de la ascension la hicimos nevando y con mucho viento. Se me tapaba la huella que me iba dejando un poco más adelante Pasang. Fue una ascensión muy dura, la verdad. A penas pude distinguir el Everest un par de veces. No estuve en la cumbre más de 10 minutos. Seis fotos y para abajo. No se veía nada ... mucho viento y frío”, explicaba el montañero, que tras 9 horas de ascensión -partió a las 23h- decidió descender a la menor cota posible cuanto antes. “Quería bajar cuanto antes. La altura es igual a peligro y más en esas condiciones”, señalaba Camacho.

Así, de cumbre, descendieron directamente al Campo II (6.700m) y ayer pudieron descansar ya en el Base. “Estamos ya todos a salvo”, apuntaba. Eso sí, con alguna secuela leve. “Tengo unas pequeñas congelaciones en tres dedos de la mano derecha pero nada grave”, reconocía antes de tomarse a broma su mala suerte. Y es que el mal tiempo ya le impidió hacer cima en sus intentos al Broad Peak, Manaslu y Makalu. “Parece que estoy abonado al mal tiempo. También me pasó en la cumbre del Cho Oyu. Tanto esfuerzo para, al final, no ver nada...”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra