Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ALPINISMO

Edurne Pasaban: "Sin ambición, no habría escalado 14 ochomiles"

  • La primera mujer en completar las 14 cimas más altas visitó la Universidad de Navarra con motivo del Día del Patrón de la Facultad de Económicas

Edurne Pasaban, en la UN.

Edurne Pasaban, en la UN.

Edurne Pasaban, en la UN.

CEDIDA
Actualizada 17/02/2016 a las 18:27
  • DN.ES. PAMPLONA
La primera mujer en la historia del alpinismo que ha completado 14 ochomiles, Edurne Pasaban, subrayó este miércoles en la Universidad de Navarra que en la montaña, como en el día a día, “lo más importante es el equipo”. La conferencia se celebró con motivo del Día del Patrón de la Facultad de Económicas.

“Los mejores equipos están formados de buena gente, de aquellos que nunca te van a dejar tirado a 7.500 metros de altura”, señaló la alpinista. Aunque hizo un paralelismo con la vida cotidiana, la cifra no fue una casualidad. En la conferencia, Edurne Pasaban contó una de las experiencias más difíciles de su vida: el descenso en 2009 del Kanchenjunga, la tercera montaña más alta del mundo; cuando pidió a sus compañeros que la abandonasen en la ladera al comprobar que era incapaz de andar. “En aquel momento, mi equipo decidió dejar todo el material que teníamos, que eran cuerdas, cámaras… Y arrastrarme desde allí arriba hasta el campamento base”, recordó.

La alpinista repasó su carrera profesional y declaró que en un equipo de trabajo, debe primar la comunicación, la confianza, el saber pedir ayuda, escuchar, reconocer los méritos de los compañeros y aprender a gestionar los cambios. Asimismo, recomendó “ser transparente” y enfrentarse a las “conversaciones pendientes” para que no se pierda cohesión.

Tras asegurar que eligió la montaña porque era lo que le apasionaba, animó a los estudiantes a escoger también con el corazón. “Debemos tener ambición. Sin ella, yo no habría escalado 14 ochomiles”, insistió Edurne Pasaban, quien reconoce que sufrió una depresión al preguntarse si había tomado una buena decisión al dejar su carrera como ingeniera para coronar ochomiles.

En la sesión, declaró que la llamada que recibió en 2004 del entonces director del programa Al filo de lo imposible, Sebastián Álvaro, fue “una gran oportunidad”. Le proponían escalar el K2, la segunda montaña más alta, pero todas las historias que había detrás eran trágicas. “Ante montañas como el K2, que todos nos encontramos alguna vez en la vida porque puede tener muchas formas, podemos tomar dos roles: el de víctimas o el de protagonistas”, aseguró la conferenciante, quien atribuyó el papel de víctima a las personas que dicen “no puedo” ante los retos difíciles y el de protagonistas, a quienes se preguntan “¿por qué no? Lo voy a intentar”.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual