Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
OPINIÓN | JUANMA ERREA

Navegación polar

0
Actualizada 24/12/2011 a las 01:01

L AS dos expediciones antárticas en las que participan los navarros Zabalza y Oficialdegui avanzan hacia sus objetivos navegando azarosamente mientras relatan desde la distancia el día a día de su navegación polar. Estas expediciones, que ahora conmemoran el centenario del éxito de la expedición del noruego Amundsen y el todavía más renombrado drama épico del grupo capitaneado por Scott, navegan sobre la difícil superficie de nieve endurecida de la meseta antártica.

El término navegación, en este caso, es doblemente apropiado. Los modernos exploradores no solamente afrontan el problema del rumbo de su avance, la medida de la distancia recorrida y el posicionamiento geográfico sino que, además, utilizan la técnica de la vela para poder desplazarse con su pesado equipo y avanzar sin llegar al agotamiento arrastrando los trineos sobre una superficie irregular sembrada de pequeñas ondulaciones o en otros casos de peligrosos "sastrugis" o acumulaciones de nieve compacta que se prodigan formando algo semejante a campos de nieve labrados por la acción del viento.

Como cabe suponer, el GPS ha solventado los problemas cotidianos de la navegación polar, entendida esta en el sentido estricto de término, es decir, la técnica de posicionamiento y de orientación de la derrota. El GPS, con su constelación activa de 24 satélites, tiene precisión métrica incluso en estas remotas áreas del planeta. Además solventa de manera precisa el problema del rumbo ya que una vez que el observador está en movimiento, el aparato facilita con gran precisión el llamado Rumbo efectivo, COG (Course Over Ground), es decir puede sustituir a la tradicional brújula que en estas latitudes funciona muy mal debido a la inclinación de las líneas de fuerza del campo magnético terrestre que impide el giro normal de "la rosa" indicadora de los rumbos.

Así pues, un pequeño GPS portátil alimentado por pilas alcalinas, tal vez un aparato ligero y sencillo comprado por cuatro perras, puede solucionar hoy en día y a la perfección la navegación polar.

En cuanto a la vela, la cuestión es más compleja. Tal y como le ocurre a un velero moderno, el navegante polar tiene que adiestrarse en el manejo de las velas que han de ser de diferentes perfiles y tamaños para adaptarse a distintas intensidades de vientos y a diversos ángulos de navegación. De modo que nuestros exploradores polares, en la práctica del llamado "alpinismo horizontal", navegan utilizando la jerga del barco de vela: hoy tenemos el viento de través, por la aleta o tal vez haya que ceñir todo lo posible. Para ello, los hilos de sus cometas tirarán en sentido más o menos "portante", en el eje del rumbo, o bien lo harán en sentido relativamente transversal, de manera que tendrán que utilizar los cantos de sus esquís y la fuerza de sus piernas para sustituir el trabajo que en un barco de vela realizan los llamados "apéndices", es decir, la quilla y la pala del timón, los elementos que evitan el abatimiento.

En resumen, el equipo de Mikel Zabalza y el de Ramón Larramendi -que incluye a Ignacio Oficialdegui- navegan a rumbo, trimando sus velas y esperemos que con buena fortuna, en las rutas de la Historia Polar.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra