Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
JJOO Río 2016

Teresa Perales no falla y suma su vigesimotercera medalla

La nadadora zaragozana consigue la plata en los 200 metros libres, la primera de las seis medallas a las que aspira en estos Juegos

La nadadora Teresa Perales, con su medalla de plata conseguida en la prueba de 200 metros libres.

Teresa Perales no falla y suma su vigesimotercera medalla paralímpica

La nadadora Teresa Perales, con su medalla de plata conseguida en la prueba de 200 metros libres.

EFE
Actualizada 09/09/2016 a las 09:51
Etiquetas
  • EUROPA PRESS. RÍO DE JANEIRO
La nadadora aragonesa Teresa Perales no falló en su cita con las medallas y logró la primera de las seis a las que aspira en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro al conquistar este jueves una brillante plata en los 200 metros libres de la clase S5 (cuyos participantes tienen un uso total de sus brazos pero no de los músculos en tronco y piernas).

La zaragozana fue de nuevo puntual con su medallero particular y sumó la vigesimotercera de su palmarés, comenzando con éxito la 'caza' al estadounidense Michael Phelps y su récord olímpico de 28 metales. El éxito de la deportista paralímpica española más laureada fue el segundo de la primera jornada de competición en la ciudad brasileña tras el oro del lanzador de peso valenciano Kim López.

El estreno de Perales en la piscina de Río fue el esperado, volviendo a subir al podio de una de sus pruebas predilectas donde se labró un premio muy valioso, que pudo haber sido mayor si no le hubieran flojeado las fuerzas en los 50 metros finales.

La española sabía de la dificultad de pelearle el oro a la teórica gran favorita, la noruega Sarah Louise Rung, actual campeona del mundo y paralímpica y líder destacada del ranking de 2016, por lo que su 'batalla' tenía que ser con la israelí Inbal Pezaro y la china Li Zhang, la segunda más rápida de las series por detrás de la favorita y por delante de la zaragozana.

Y, de forma un tanto inesperada, la 'batalla' estuvo entre la aragonesa y la asiática, porque Pezaro nunca tuvo opciones y la escandinava empezó retrasada y su remontada final no le valió para alcanzar a Perales y su preciada plata.

La nadadora zaragozana comenzó muy fuerte la final y la lideró durante los tres primeros largos, pero nunca sin distanciarse demasiado de Zhang. En el último viraje, ambas iban muy juntas y fue la china la que encontró la energía para marcharse hacia el oro con un tiempo de 2:48.33.

La española, por su parte, no se rindió pese a la amenaza que le llegaba por detrás de una Rung con muy buen final, pero que no le bastó para superar a la aragonesa, que marcó nuevo récord de España con 2:50.91 y aventajó en casi medio segundo a la noruega.

El que no pudo sumar una nueva medalla a su ya extenso palmarés de 16 preseas fue el veterano Sebastián Rodríguez Chano, el segundo más laureado de la historia junto a Richard Oribe y Purificación Santamarta. El gallego, a sus 59 años, intentó dar 'guerra' en una prueba de mucha calidad como los 200 metros libres S5, dominados por una de las estrellas de este deporte como es el brasileño Daniel Dias, impulsado por el enorme vociferio de su público.

Chano afrontaba una prueba donde siempre había estado en el podio desde Sydney 2000, pero que no había sido la apuesta en la preparación. Al final, firmó un quinto puesto muy óptimo después de haberse clasificado con el octavo mejor tiempo.

España contó en esta primera jornada en la piscina con una tercera finalista, la catalana María Delgado, que tampoco pudo acercarse al podio y concluyó con un positivo diploma por su octavo puesto en los 100 metros mariposa. Michelle Alonso (100 espalda S14), Ariadna Edo y Marian Polo (100 mariposa S13) y Toni Ponce (100 espalda S7) no superaron las series.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual