Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
JJOO Río 2016

¿Cuánto vale la medalla de oro de los JJ OO?

El máximo galardón de la competición pesa 500 gramos y solo cuenta con seis de oro

Un hombre simula morder una medalla de oro.

Un hombre simula morder una medalla de oro.

Un hombre simula morder una medalla de oro.

Efe
Actualizada 12/08/2016 a las 09:01
Etiquetas
  • JUANFRAN MORENO. MADRID
No es oro todo lo que reluce. Y en las medallas de los JJ OO de Río de Janeiro, tampoco. Según datos ofrecidos por la Casa de la Moneda de Brasil, el galardón más deseado por los deportistas pesa en total 500 gramos, de los cuales solo seis son de oro de 24 kilates -con el 99,9% de pureza-, lo mínimo exigido por el Cómite Olímpico Internacional (COI). Los 494 gramos restantes contienen plata.

En total, el precio de la medalla dorada asciende a 564 dólares. Es decir, la presea que consiguió este miércoles Mireia Belmonte cuesta unos 505 euros. Se trata de un precio inferior a las de Londres 2012, las más caras en la historia de los Juegos Olímpicos (708 dólares, 633 euros) por la revalorización del metal en aquel momento. La última vez que fueron completamente de oro fue en Estocolmo 1912.

Las 2488 medallas de este año tienen muy presente la sostenibilidad del medio ambiente, tema central en los JJ OO de Brasil. El 30% de la plata que las conforma proviene de espejos reciclados, placas de rayos x y otros residuos recuperados. Además, el oro está libre de mercurio y la de bronce está hecha con un 40% de desechos industriales descontaminados. Además, en el caso de las paralímpicas, cuenta por primera vez con un diseño y dispositivo interno que emite sonidos metálicos para permitir que los discapacitados visuales puedan identificarlas.

¿Por qué muerden los deportistas las medallas?

Se ha convertido en una tradición. Tras las competiciones, los deportistas posan ante la prensa y se muerden la medalla, con sonrisa incluida. Un hecho que puede parecer espontáneo, pero que normalmente corresponde a una petición de los fotográfos.

"Se ha vuelto una obsesión de los fotógrafos", dice el comentarista de televisión David Wallechinsky, coautor de 'The Complete Book of the Olympics'. "Lo ven como toma icónica, como algo que probablemente puedes vender. No creo que sea algo que los atletas quisieran hacer por su propia cuenta", añade, quién también asegura haber visto esta práctica con más frecuencia que en anteriores olimpiadas.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual