Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
FÚTBOL SALA

La maldición del marco del Triman

  • En el duelo contra el Inter Movistar, Iraitz sufrió una rotura muscular a los dos minutos de encuentro

0
Actualizada 30/11/2011 a las 00:02
  • F. C. . PAMPLONA

Iraitz llevaba tiempo esperando una oportunidad. Llegó al Xota en 2005 para foguearse en el equipo B y erigirse en el tercer portero de la primera plantilla. Juanito y Gascón, dos arqueros consagrados, estaban por delante. En este tiempo, apenas había contado con oportunidades.

Con la retirada de Gascón, al guipuzcoano se le abría una puerta. Jugó en la primera jornada en Talavera por lesión de Juanito y ya no gozó de minutos hasta el pasado viernes, con la visita a la cancha del Inter Movistar.

Iraitz sacó los primeros balones que le llegaron a puerta, los más difíciles para un portero que no tiene ritmo de competición. Pero a los dos minutos, un lanzamiento exterior de Álvaro le produjo la rotura en la parte posterior del muslo. Salió Asier Llamas, portero del filial y juvenil, que debutaba. Le costó serenarse en el primer tiempo pero en la reanudación pudo demostrar sus buenas dotes de portero.

Y ahora Manacor

El Triman jugará este viernes en Manacor sin Iraitz y con la duda de Juanito para la portería. El meta se ejercitó ayer y habrá que esperar su evolución en los dos siguientes días. "Esperaremos si Juanito está en condiciones y si no llega a tiempo jugará Asier. Me siento muy tranquilo porque si le toca jugar otra vez sé que lo va a hacer muy bien. El viernes en Alcalá salió un poco frío pero luego mejoró. Tiene unas muy buenas condiciones", señala Imanol Arregui. El Triman es sexto y está a un paso de clasificarse para la Copa de España de Logroño.

IRAITZ OLASAGASTI PORTERO DEL TRIMAN

"Quise seguir, pero la pierna se me iba"

Era el minuto 2 de partido y Álvaro, reconocido jugador internacional del Inter Movistar, disparó con potencia desde fuera del área. "Estiré la pierna para parar el balón pero me abrí más de la cuenta. Me rompí. Me fui al suelo y aun así quise seguir jugando. No podía. La pierna se me iba hacia todos los lados", recuerda Iraitz Olasagasti Lekuona, portero canterano del Triman que nació en Oyartzun hace 25 años y que llegó al club de Irurtzun en 2005. "Sentí mucha rabia. Era la oportunidad que llevaba esperando desde hace tiempo. Estaba caliente y quería jugar, pero la inestabilidad de la pierna no me lo permitió", continúa Iraitz.

Esta semana se conocerá el alcance de esta lesión en los músculos isquiotibiales, la parte posterior del muslo. Los médicos prefieren que la zona afectada no esté tan inflamada para que la resonancia sea más clarificadora. Se calcula que estará apartado de las pistas al menos un mes. "En estos dos minutos antes de lesionarme, había parado los dos-tres lanzamientos del Inter. Había pasado el momento más complicado, el inicio, porque comenzaron muy fuertes. Estaba ya tranquilo pero me rompí y se me vino el mundo encima. Es una rotura importante. Lesionarte es lo peor que te puede pasar cuando llevas tanto tiempo sin jugar". A su compañero Asier Llamas le vio al comienzo nervioso, "algo lógico por su debut porque estaba frío". "Pero luego lo hizo muy bien".

ASIER LLAMAS PORTERO DEL TRIMAN

"Quería que no se acabara el partido"

Tenía experiencia en convocatorias, por lesiones de sus compañeros, y algún tenía que llegar. En este caso, fue ante 4.000 personas en la cancha del Inter Movistar. "No me esperaba un debut así. Había hecho el calentamiento y casi no me había dado tiempo de ponerme el peto de los suplentes", indica Asier Llamas Echeverría, irurtzundarra de 18 años. "Imanol me dijo que hiciera lo que sabía hacer, que jugara como siempre, y que disfrutara. Al principio me sentí nervioso. Nunca había jugado ante tantos espectadores y contra un equipo tan bueno como el Inter", afirma Llamas. "En la primera parte tuve algunos fallos de los que debo aprender. En la segunda me tranquilicé. Pensé en concentrarme mejor y creo que lo conseguí. Los compañeros me ayudaron en todo momento. Al final, quería seguir jugando porque llegó un momento en que pude disfrutar de verdad", comenta.

Asier llegó a ser portero de fútbol las categorías inferiores de Osasuna, hasta los 14 años. Luego se decantó por el fútbol sala en su pueblo, la cuna navarra de este deporte. "Soy joven y ahora pienso en aprender de Juanito e Iraitz, en seguir mejorando. Debutar en la máxima categoría ya es todo un orgullo para mí y estaré preparado para lo que venga". De momento, este viernes irá convocado para el encuentro en Manacor, a la espera de que Juanito o no se recupere a tiempo. "Si me toca jugar, a jugar sin ningún problema".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra