Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FÚTBOL NAVARRO

Esteban Iparraguirre 'calca' los números del Pamplona en Andalucía

El navarro y exjugador franjiverde Esteban Iparraguirre es el portero titular del líder Vélez, que suma 13 puntos de 15 posibles, igual que los de Lizasoáin.

Esteban Iparraguirre.

Esteban Iparraguirre.

El portero navarro, Esteban Iparraguirre.

DN
0
22/09/2015 a las 17:28
  • FERMÍN ASTRÁIN. PAMPLONA
Al igual que el Pamplona, el líder del grupo 9 de Tercera División suma 13 puntos de 15 posibles. Ese equipo es el Vélez. Allí, el portero titular es un navarro, Esteban Iparraguirre, criado en la cantera de los de Lizasoain. Cumple su primera temporada en Málaga, donde le están saliendo las cosas a pedir de boca. Mantuvo la portería imbatida en las cuatro primeras jornadas de liga y todavía no conoce la derrota. “Estoy bastante contento, estoy teniendo minutos y continuidad y además empezamos sin encajar. Estoy muy satisfecho, todo va muy bien de momento”, comentó el guardameta.

Desde la distancia, sigue muy pendiente lo que hacen sus exequipos en Tercera, como Pamplona o Mutilvera. “Ya he visto que el Pamplona ganó 0-5 al Baztan y que está arriba, aunque a los jugadores que están ahora les he perdido un poco la pista. También sé que la Mutilvera tiene un partido aplazado y que, si gana, se metería arriba del todo. A ver si seguimos igual y, con un poco de suerte, nos toca enfrentarnos a algún navarro en la Fase de Ascenso”, aseveró Esteban Iparraguirre.

El portero navarro, tras su paso por Pamplona, Osasuna, San Juan, Peña Sport y Mutilvera, decidió probar fortuna el año pasado lejos de la Comunidad Foral. Tras un verano sin mucha suerte, terminó recalando en el Ávila, donde tampoco salieron las cosas como él esperaba. “El verano no fue bueno. Llegué con todo hecho con el Villarrobledo y una vez allí me dijeron que ellos no me habían llamado y me tuvo que volver. A última hora me salió lo del Ávila y llegué bajo de forma. Allí la gente me acogió muy bien, pero me costó coger el ritmo. El año fue duro. No jugué todo lo que un jugador desea, creo que fueron sólo 12 partidos. La temporada, además, fue bastante extraño. Comenzamos con jugadores que llegamos a última hora y arrancamos mal. En diciembre se hicieron fichajes y teníamos equipo para salvar l categoría, pero al final no lo conseguimos. Yo creo que se podía haber logrado, pero hubo partidos muy raros… Además, dejamos de cobrar dos meses, cuando ya veían que íbamos a descender”, indicó. “En lo personal –prosiguió Iparraguirre- me quedo muy agradecido, sobre todo con el entrenador del porteros Pindado. Con él entrenábamos muy bien, es exportero y eso se nota. Nos metía mucha caña pero a la vez nos entendía muy bien. Él me dijo de renovar, pero yo quería venirme para aquí. En lo deportivo y lo económico fue un año para olvidar”, sentenció.

Este pasado verano, Esteban Iparraguirre se marchó a jugar a Málaga, aprovechando que su novia es malagueña. Cuando le salió la posibilidad de jugar en el Vélez, no dudó ni un instante. “Vivo en un pisito en el centro con mi novia y un perrito que tenemos. Aquí se está genial, no bajamos de 25 grados y apenas llueve. Es una ciudad grande, donde tienes un montón de cosas para hacer, tienes muchas terracitas, su playa… Además, me han acogido fenomenal. Tanto el equipo, como la prensa, como los aficionados. Estoy muy a gusto de momento aquí”, añadió Esteban Iparraguirre, que no parece tener mucha intención de regresar.


EL ÚNICO JUGADOR DEL NORTE

Esteban Iparraguirre es el único jugador del norte en el Vélez. Es por eso por lo que tiene bastante “cachondeo” con él en el equipo. “Me llaman el navarro, el vasco… tienen mucho cachondeo conmigo por aquí”, expresó. Aunque reconoce sentirse muy bien en el equipo. “Al principio, todo el mundo se sorprendió cuando llegué porque no me conocían. Pero ya les demostré que era un portero decente, que paraba. El equipo defiende en bloque y bastante bien, las que llegan estoy teniendo fortuna en pararlas o en que se vayan fuera… un poco de todo. Todo ayuda. Además, todo el mundo está volcado con nosotros y se agradece, porque ya estaba acostumbrado al año pasado, que todo eran palos”, indicó.

De momento, el Vélez es líder del grupo con 13 puntos de 15 posibles, aunque Martos, Mancha Real o Atlético Malagueño andan al acecho. “El entrenador, desde el día en que llegó, nos ha dicho que la meta es subir. Nos dice que a él nadie le ha puesto un objetivo, pero que cree que hay equipo para conseguirlo. De momento, las cosas están saliendo bien”, confesó Esteban.

Esta vez sí, el portero navarro tuvo la fortuna de aclimatarse rápidamente a la ciudad y al equipo. Además, ha tenido esa pizca de fortuna necesaria para comenzar la liga jugando. “En pretemporada pasaron hasta ocho porteros entrenando conmigo. Ahora han fichado a Francis, un veterano que ha jugado en el Marbella, Reus y Olimpic de Xativa. Tendré dura competencia a partir de ahora. Pero el entrenador, en principio, no se casa con nadie. Así que, si siguen las cosas como hasta ahora y sigo trabajando duro, seguiré teniendo oportunidades. Ahora toca disfrutar de estos momentos, que no he tenido muchos así en lo deportivo”, aseguró.

Varios han sido los equipos en lo que Esteban Iparraguirre ha jugado en Navarra, todos ellos al máximo nivel: División de Honor, Tercera y Segunda B. De todos ellos, Pamplona, Osasuna, Peña Sport, Mutilvera San juan… el Vélez le recuerda más ala equipo de Tafalla. “El club es parecido a la Peña Sport. Es un equipo de pueblo cercano a la capital, a unos 20 ó 25 minutos. Todo el pueblo está volcado con nosotros y vienen al campo unos 400 ó 500 aficionados todos los días. Es un campo pequeño con la grada muy cerca. En cuanto a la estructura también es parecido, tiene sus recursos pero no tiene mucho dinero. Se esfuerzan en dar todo lo posible al jugador y se desviven por nosotros. De vez en cuando tenemos barbacoas y el ambiente es sensacional. Dentro, la plantilla es transparente y no tenemos ningún problema”, afirmó Esteban Iparraguirre.

Después de una dura pretemporada y un mes de competición, todavía no ha recibido muchas visitas en Málaga. “De momento no ha venido a verme nada más que un amigo. Estoy a la espera de ver si se anima la familia, aunque con tanto kilómetro de distancia y tan pocos días libres es difícil. Poco a poco ya irán viniendo. Con mi padre tengo conversación constante, al final de cada partido ya tengo un wathsapp preguntándome qué tal ha ido todo. También tengo otro grupo con la familia al que mando fotos y estamos en contacto”, finalizó un contento Esteban Iparraguirre, al que este año sí parece sonreírle la suerte en el fútbol.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual