Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
OSASUNA

Pocos aficionados desafían la prohibición de fumar en el Camp Nou

  • El encuentro ante Osasuna ha sido el primero en el que se ha hecho efectiva la prohibición total de fumar en el estadio azulgrana

Imágenes de la eliminatoria de Copa del Rey entre el FC Barcelona y Osasuna

Uno de los carteles que se han colocado en el Camp Nou

AGENCIAS
0
05/01/2012 a las 00:35
Etiquetas
  • Àlex Cubero (Efe). Barcelona
Año nuevo en el Camp Nou, pero sin humo. El encuentro ante Osasuna ha sido el primero en el que se ha hecho efectiva la prohibición total de fumar en el estadio azulgrana, una medida con aceptación general en las gradas, aunque algunos pocos aficionados hayan intentado regatear el control del club.

Son muchas las personas que se proponen dejar de fumar con la llegada de un nuevo año y esta vez, en el Camp Nou, lo tendrán más fácil. Pocos cigarros se han visto en los minutos anteriores al partido, conforme las tribunas del Camp Nou se iban poblando. Quizás algún turista despistado que admitía desconocer la nueva regla, bautizada como 'Barça sin humo' y aprobada por la última asamblea de compromisarios de la entidad.

"En el campo del Ajax no se puede fumar, es algo aceptado y normal. Es mejor porque aquí y en Holanda hay gente que viene con niños", explicaba Harvey, un holandés de 39 años acompañado de su hijo Lance. Menos satisfechos se mostraban Dimitri y Illie, dos turistas rusos que intentaban amenizar la espera desde la tercera grada cuando faltaba aún una hora para el arranque del encuentro.

"Es una mala medida. Fumar es necesario cuando tienes que esperar mucho rato. Ahora mismo no hay nadie, el estadio está casi vacío. ¿Por qué no fumar?", se quejaba un agazapado Dimitri, mientras escondía su cigarro sin intención de apagarlo.

Tampoco muy de acuerdo parecía Miguel Enciso, un aficionado de Badalona que no acudía al Camp Nou desde hacía meses, hoy con su hijo pequeño de apenas diez años: "Me parece fatal. Soy fumador y me enteré ayer por televisión. Estamos al aire libre y el humo se va para arriba, no estorba a nadie. Pero hoy no fumaré".

Ya desde el encuentro de Liga contra el Zaragoza, el club puso en marcha en las últimas semanas una campaña informativa y de sensibilización para concienciar a los socios y aficionados azulgranas de esta prohibición, en general bien recibida. "Soy socios desde hace más de veinte años y me parece una iniciativa higiénica y sana. Es horrible estar en tu asiento y tragar todo el humor del de delante. A veces sabe mal decirlo, porque nos conocemos desde hace mucho tiempo. Deben controlarlo los empleados", afirmaba Ramon Vilaplanas, de 74 años.

Y en efecto, así ha sido. Durante el descanso, varias parejas de empleados se han paseado por los pasillos y plataformas externas del estadio, advirtiendo a los pocos fumadores que se atrevían a intentar calmar el "mono".

Despistados en algunos casos, pícaros en otros, pero en general obedientes, como han confirmado algunos empleados del club, que en caso de detectar algún fumador, le invitaban a dejar de hacerlo, aunque en ningún caso han tenido que tomar medidas mayores. "Es un fastidio, porque no nos dejan salir fuera del estadio. Encuentro bien que no permitan en las gradas, pero como mínimo deberían dejar en los accesos o habilitar una zona para fumadores", se lamentaba Jordi Roig, de 19 años.

"¡A este paso, tendremos que escondernos en los baños!", bromeaba en un corrillo un aficionado que comentaba la prohibición con la que se habían topado al intentar hacer el tradicional pitillo en el descanso del partido. Cuando el árbitro señalaba ya el inicio del segundo tiempo, una veintena de aficionados apuraban las últimas caladas a escondidas en uno de los accesos, controlando de reojo, pese a que los empleados les habían advertido minutos antes.

Seguir desafiando la norma en la clandestinidad o aceptar la imposición, esa es la cuestión. "Hace años en los cines se podía fumar y ahora todo el mundo aguanta noventa minutos sin hacerlo y lo acepta", recordaba un veterano socio antes de regresar a su asiento. "Pues en el fútbol, más de lo mismo". Lo que está claro es que los tradicionales puros son ya una especie en extinción en el Camp Nou.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra