Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EL PARTIDO, A LAS 12.00

Osasuna, entre fritos y cañas

  • Los navarros compartieron vermú rojillo y partido 11 años después

Imagen de la noticia

Osasuna, entre fritos y cañas

Los bares de Pamplona, como el Otano, coincidieron en su programación: todas las televisiones emitieron a Osasuna en el vermú de mediodía. GONZÁLEZ

0
Actualizada 29/08/2011 a las 00:05
  • ÍÑIGO GONZÁLEZ . PAMPLONA

Esta vez no se repitió la historia. La última vez que Osasuna jugó un domingo al mediodía, dos goles del Levante al filo del descanso dejaron a los navarros con cara de tontos. Fue el 15 de mayo del 2000, cuando la dolorosa etapa de los rojillos en Segunda División estaba a punto de concluir. Ayer, once años después de aquel encuentro, Osasuna volvió a hacer madrugar a muchos aficionados. La visita del equipo de José Luis Mendilibar al Calderón fue la encargada de abrir los partidos del domingo a las 12 horas en virtud a los nuevos horarios implantados por las plataformas televisivas. Y fue una mañana de fútbol diferente.

Ya desde media hora antes del inicio del encuentro las calles pamplonesas evidenciaban algo extraño en su fisonomía. Y el claro ejemplo era la Estafeta, casi totalmente vacía a las 12 del mediodía. ¿Las vacaciones de agosto? ¿El buen tiempo? No, el partido del Atlético-Osasuna.

De hecho, todos los bares de la calle repetían la misma imagen desde la puerta: un televisor retransmitiendo el encuentro de Osasuna ante un nutrido grupo de aficionados pintxo en mano. Y es que ayer los fritos y la caña de cerveza se convirtieron en el mejor acompañamiento para los rojillos que siguieron el choque en los establecimientos.

A favor y en contra

La extensión del fútbol a la franja dominical del mediodía no dejó indiferentes a los pamploneses en su vermú. Unos, como Patxi Pérez, peñista rojillo, lo tomaron siguiendo el partido en el Chez Belagua. Otros, como Andrés Aldunate, pamplonés de 47 años, se mostraba encantado con el nuevo horario mientras escogía pintxo en la barra de El Rincón de la Estafeta: "Pasar la mañana del domingo con Osasuna supone empezar bien el día. Almuerzas con los rojillos y te vas a comer con el cuerpo contento. Eso sí, dependiendo del resultado igual se te quitan las ganas".

Unas calles más arriba, en el Bar Río, Marisa González, no opinaba lo mismo. "Parece que mire donde mire siempre hay fútbol. Antes era el domingo por la tarde, pero ahora todo el fin de semana. Lo bueno es que hoy se queda la tarde libre", explicaba. Al menos, el empate de Osasuna dejó a todos tan satisfechos como su estómago.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual