Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ENTREVISTA

La felicitación más rojilla

  • Amigos desde cadetes, su relación se ha hecho más fuerte con los años y la disfrutan ahora en su reencuentro en Osasuna

Imagen de la noticia

Kike Sola y Raúl García posan con un cartel escrito y dibujado por ellos mismos para felicitar las Navidades a los aficionados de Osasuna. J.A. GOÑI

Imagen de la noticia

Kike Sola y Raúl García, cara a cara delante del escudo de Osasuna que hay en Tajonar. J.A. GOÑI

0
Actualizada 27/12/2011 a las 01:02
Etiquetas
  • MARÍA VALLEJO . PAMPLONA

Se sitúan los dos delante del papel en blanco. Enseguida, Kike Sola toma la iniciativa y escribe una dedicatoria para la afición, dibujitos incluidos. Raúl García sonríe, en segundo plano, al ver a su compañero en plena inspiración. Son muy diferentes, pero la vez tal para cual. Kike es extrovertido, Raúl es reservado. Kike es bromista. Raúl, serio. Kike es temperamental. Raúl, racional. Dos formas de vivir los 25 años (son quintos del 86), de expresarse, de relacionarse con la gente. Pero no todo son diferencias entre ellos. Ni mucho menos.

Defienden a muerte la misma camiseta, la de Osasuna, el equipo de su corazón. Y, ante todo, comparten una amistad a prueba de bombas. Su complicidad se ve a distancia, y se demuestra en esta entrevista en la que analizan el 2011 que acaba, en el que ambos han sido protagonistas. Kike, con su brillante aportación a la permanencia de la pasada temporada. Raúl, como estandarte de este nuevo Osasuna que termina el año en puestos europeos.

Curiosamente, se encuentran los dos con problemas físicos. ¿Les viene bien el parón?

Kike Sola: A mí sí, porque tengo que descansar lo máximo posible. Tengo una tendinopatía rotuliana y un pequeño edema en la rótula, y se tiene que regenerar la zona. Tengo que tener paciencia y el mejor tratamiento es pasar estas fiestas, la mejor época del año, con mi familia.

Raúl García: Estoy en las mismas. La lesión es diferente. Necesito descanso, y aunque nunca viene en buen momento descansar, ahora puede ser el mejor. Voy a intentar recuperar bien y espero empezar con el equipo lo antes posible.

En este 2011, Kike fue el héroe de la permanencia, y Raúl simboliza el renacimiento de Osasuna esta temporada. ¿Qué ha significado para ustedes este año?

K.S.: Ha sido un año muy importante para mí. Se consiguió la permanencia, que era nuestro objetivo, y pude participar en él, ayudando con mi trabajo y goles para que Osasuna pasara un verano tranquilo. Estoy contento de volver a jugar porque estuve el año anterior fuera y mi única ilusión era volver aquí, con mis compañeros. Esto no se consigue solo sino con la unión entre todos de principio a fin.

R.G.: Este año para mí ha tenido dos partes, no solo a nivel de jugar, sino de sensaciones. Los primeros seis meses, en el Atlético, no tuve la oportunidad de jugar, no me sentía el jugador que puedo ser con minutos. La segunda parte de la temporada he vuelto a tener minutos, a disfrutar, a ser un jugador importante. Espero que los años siguientes sean parecidos.

¿Qué significa para ustedes volver a reunirse en Osasuna?

K.S.: Para mí coincidir con Raúl en el vestuario es espectacular. Ya he disfrutado de él como persona y futbolista. Es alguien que da mucho a los demás. Lo considero un amigo porque sé que puedo apoyarme en él siempre, también cuando no ha estado aquí. Siempre he tenido mensajes, siempre a habido un Raúl García de apoyo. La calidad humana que tiene él es algo que se necesita en el vestuario. Es un honor para mí estar con Raúl García, claro que sí.

R.G.: Más que en el vestuario, es algo que viene de antes. Yo he compartido con él muchas cosas desde hace mucho tiempo, con el hilo que nos ha unido que es el fútbol, pero mucho más allá. Siempre hemos tenido relación y hemos hablado, también cuando estaba fuera. Es un placer, porque lo importante es la amistad, que tiene mucha más importancia que el fútbol, que solo dura unos pocos años. La amistad de verdad dura toda la vida. Con Kike siempre, desde cadetes, estábamos con ganas de jugar juntos y ahora tenemos la oportunidad de hacerlo al máximo nivel.

¿Desde cuándo se conocen?

R.G.: Desde cadetes, en la selección navarra. Teníamos unos 15 o 16 años.

¿Y qué recuerdos tienen de aquella época?

R.G.: De un chaval que estaba en Tercera y que era igual de grande que es ahora, que jugaba con gente veterana de su pueblo.

K.S.: Yo me acuerdo de leer la prensa en la Ribera, y hablaba de una nueva promesa. Tenía ganas de jugar con él. Somos muy compatibles en el campo y estoy encantado.

¿Cuándo se pierden la pista?

R.G.: Nunca. Mi último partido en Osasuna fue el debut de Kike. Siempre hemos estado en contacto y hemos tenido conversación.

¿Es difícil mantener la amistad cuando se cambia de equipo?

K.S.: Sí, pasan tantos jugadores que aunque haces amistad, se van yendo a otros equipos e inconscientemente te dejas. Pero como él me ha demostrado que es una gran persona, no voy a perder nunca su amistad.

¿Qué piensan de su amigo, como persona y como futbolista?

R.G.: Siempre me fijo más en lo personal. Alguna vez se lo he comentado a él, y creo que está mucho más maduro, que piensa y racapacita las cosas mucho más. No tiene mucho que ver con el que conocí. Es por la edad, pero también por saber vivir de otra manera. Futbolísticamente, lo que ha hecho Kike no es casualidad, sino porque tiene calidad. Puedes tener suerte en un momento puntual, pero un jugador que debuta y marca, que prácticamente salva él solo al equipo, son cosas que él tiene. Lo peor que puede hacer es pensar, no darle tantas vueltas a la cabeza. Lo que ha hecho lo lleva dentro.

K.S.: Destaco su calidad humana. Sigue siendo el mismo y es una persona en la que se puede confiar. Futbolísticamente, ha evolucionado mucho y destaco su poso y tranquilidad.

¿Se han enfadado alguna vez?

R.G.: De momento no -risas-.

K.S.: El mayor enfado que hemos podido tener ha podido durar 10 segundos. O cinco.

R.G.: Somos dos jugadores de carácter y puedes chocar en un entrenamiento.

K.S.: Pero yo no lo tengo en cuenta.

¿Quién da consejos a quién?

K.S.: Es mutuo.

R.G.: Eso es. Yo no soy de dar consejos. No soy nadie para darlos. Puedo decir cómo he afrontado cosas que he vivido.

2011 para ustedes ha sido...

R.G.: De contrastes. Ha habido buenas y malas noticias, buenos y malos momentos, pero me quedo con que la vida pasa y hay que darle importancia a lo que la tiene. Tenemos un trabajo de privilegiados pero no hay que darle más importancia que la que tiene. Hay que saber lo que hay que valorar.

K.S.: Yo también he vivido momentos buenos y malos, pero hay que quedarse con los positivos y vivir el día a día, aprovechar cada minuto que pasa. A veces nos enfadamos por cosas pequeñas y lo que hay que hacer es no dejar nada para mañana.

¿Cómo va a ser el 2012?

K.S.: Un año muy bonito.

R.G.: Tenemos esa sensación, pero hay que seguir trabajando para ello. Queremos que siga habiendo buenos momentos.

¿Qué sienten al escuchar la palabra Europa?

R.G.: Todo el equipo habla de permanencia, porque es nuestro objetivo, pero si tenemos opciones claras de ir a Europa nadie las va a descartar. Tenemos un equipo compensado, pero no hay que volverse locos. Me tocó vivirlo en etapas anteriores, y por nosotros y la afición sería muy bonito.

K.S.: Es la primera vez que me voy a comer el turrón en Europa. Tenemos un equipo equilibrado y con una unión tremenda, y eso es muy importante. Pero tenemos que saber quién somos.

Navidades en familia

¿Cómo van a pasar estas Navidades?

K.S.: Con la gente que amo, que es lo más grande que tengo. Es la época del año que más me gusta. El ambiente en la calle, las luces, los belenes, los regalos, las cenas con la familia...

R.G.: Me gustan bastante estas fechas y este año es diferente. Otros años venía por Navidad pero la sensación es diferente. Tenemos un niño en la familia, el hijo de mi prima, y eso le da otro punto. Además de mis padre, está mi abuela, mis tíos... Son días para disfrutar, porque no sabes cuándo te vas a volver a juntar.

¿Qué quitarían de estos días?

K.S.: Intento disfrutar al máximo, pero cada año hay pérdidas en la familia y te acuerdas de ellos, como mi abuelo Gonzalo y mi tía Antonia. Soy muy familiar y siempre se les echa en falta.

R.G.: Sí, hay gente que ya no está y no puedes disfrutar de ellos. Son momentos de pena. Y también quitaría el materialismo.Yo siempre se lo digo a mi familia, que me hace ilusión cualquier montaje fotográfico antes que un regalo que cueste mucho dinero.

K.S.: Hay gente que se va y gente que viene, y es el primer año que celebramos las Navidades con mi sobrina Daniela. Será diferente.

¿Cómo vivían las Navidades de pequeños, qué regalo recuerdan?

R.G.: Yo recuerdo balones, balones y balones. No tengo ningún recuerdo puntual de tener regalos determinados, solo la ilusión.

K.S.: Yo guardo vídeos navideños para recordar a la familia. Me acuerdo de tener los Caballeros del Zodiaco, el Scalextric... Soy muy soñador, no podía estar quieto en la cama y a las 6 de la mañana ya estaba como loco esperando que llegaran los Reyes. Ahora sigo siendo soñador, pero valoro más seguir juntos y los regalos pasan a segundo plano.

¿Escriben o llaman para felicitar las Navidades?

R.G.: Yo soy de mensajes, pero no de cadenas, las odio. Una felicitación tiene que ser personal, que se vea que te acuerdas de la persona.

K.S.: Yo felicito a los que me quieren, me ayudan o se acuerdan de mí.

¿Quién era su rey favorito?

K.S.: Yo era de Baltasar. Melchor también me gustaba... A Gaspar lo he dejado un poco de lado. Como iba en medio no me fijaba.

R.G.: No me he fijado en ninguno, iban todos juntos.

¿Su villancico favorito?

K.S.: 25 de diciembre, fun fun fun.El de Raúl también -ríen ambos-.

¿Turrón, uvas o champán?

K.S.: Brindar con champán. Las uvas como tienen pepitas no me gustan.

R.G.: Yo para eso soy muy tradicional. Tomar las uvas es algo simbólico para mí.

¿Qué piden en ese momento?

K.S.: Para mí es un momento de emoción, nos miramos a los ojos y soltamos alguna lágrima. Nos deseamos feliz año y que haya salud.

R.G.: Este año lo único que voy a pedir salud para los míos.

¿Qué no falta en su menú navideño?

K.S.: Lo que no falta nunca son los fritos navideños que prepara mi abuela. Están riquísimos.

R.G.:Al ser mi madre cocinera es la que se encarga. Somos de carne, de cordero, de gorrín...

K.S.: Le voy a dar un cordero de la empresa de mi cuñado, Edmar.

¿Se cuidan estos días?

K.S.: Si un día me pego un atracón, esa noche ceno light.Se puede disfrutar y cuidarse.

R.G.: Son pocos días, pero la gente es profesional y nuestro cuerpo es nuestra herramienta.

Quién es más...

Divertido Raúl: "Kike". Kike: "Supongo que yo".

Soñador Raúl: "Los dos, siempre hay momentos para soñar". Kike: "Los dos".

Serio Kike: "Yo soy más gracioso y él más serio". Raúl: "Depende del momento, pero sí, creo que yo".

Tímido Kike: "Raúl". Raúl: "Yo".

Cariñoso Raúl: "Igual él... aunque depende. Con quien no tengo confianza no soy cariñoso". Kike: "Yo".

Perezoso Raúl: "Yo no soy perezoso". Kike: "Yo un poco sí".

Irascible Raúl: "Yo depende del momento... Porque tú también cuando te toca... Los dos". Kike: "Los dos".

Despistado Kike: "Yo a veces soy despistado". Raúl: "Yo no suelo serlo".

Ordenado Raúl: "Yo sí lo soy". Kike: "Yo no. Bueno, tengo mis cosas ordenadas, las de los demás no". Raúl: "Ah, yo sí, las mías y las de los demás".

Maduro Raúl: "Yo creo que lo soy". Kike: "Raúl".

Tranquilo Kike: "Raúl". Raúl: "Sí, soy más tranquilo".

Futbolero Kike: "Yo no lo soy". Raúl: "Yo soy un enfermo. Me da igual qué partido ver cada momento".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra